Leyendas urbanas de terror

La palabra leyenda proviene del latín legere, "elegir", y a veces "cosechar", y de legenda, "lo que debe ser leído". A su vez, legere nace del verbo griego legein, que significa tanto "escoger" como "escribir", y estos de la raíz indoeuropea leg, "recolectar". Esta misma raíz que desembocó en la palabra leyenda extrañamente, o no tanto, derivó además en la palabra leer.

De modo que las leyendas, etimológicamente hablando, son algo que debe cosecharse, quizás en el sentido de que cada leyenda tiene un lugar de origen que le es propio y personal, un hábitat, un sitio en donde ha crecido con sus particularidades y rasgos esenciales.

En esta sección de El Espejo Gótico hablaremos de leyendas urbanas de terror, es decir, historias relativamente modernas que han logrado introducirse en lo legendario por mérito propio.


Leyendas urbanas de terror:




Más mitología poética. I Misterios miserables.


Más leyendas urbanas de terror:
El resumen de las Leyendas urbanas de terror fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Robert Frost.
Relato de Gustav Meyrink.
Grandes novelas de vampiros.

Y la historia del Espíritu Guardián de los cementerios.
Antología de Gustav Meyrink.
Ensayo de Robert Louis Stevenson.