Hay cuadros que matan, y otros algo peor


Hay cuadros que matan, y otros algo peor.




Tal vez uno de los mejores cortometrajes de terror de los últimos años: Pictured, del director David F. Sandberg, creador de Lights Out y Cam Closer.

Se trata de un excelente homenaje a los grandes cuadros del relato de terror, entre ellos: El retrato oval (The Oval Portrait), de E.A. Poe; El retrato de Dorian Gray (The Picture of Dorian Gray); de Oscar Wilde; El caso de Charles Dexter Ward (The Case of Charles Dexter Ward), de H.P. Lovecraft; El grabado (The Mezzotint), de M.R. James; y El retrato de Edward Randolph (Edward Randolph's Portrait), de Nathaniel Hawthorne, por citar cinco de los más conocidos.



Pictured.
David F. Sandberg.






Más cortometrajes de terror. I Más cine de terror.


Más literatura gótica:
El artículo: Hay cuadros que matan, y otros algo peor fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

Por qué Alien proviene del Necronomicón de H.P. Lovecraft


Por qué Alien proviene del Necronomicón de H.P. Lovecraft.




Todos estamos familiarizados con él: un endoparásito alienígeno con una segunda mandíbula o probóscide faríngea conocido como el Xenomorfo (Xenomorph), cuyo debut se produjo en la película de terror de 1979: Alien (Alien), dirigida por Ridley Scott, y que desde entonces ha protagonizado varias secuelas, quizás demasiadas.

Contrariamente a lo que ocurre con la mayoría de las especies extraterrestres de la ciencia ficción los Aliens no poseen tecnología, cultura, y mucho menos una civilización avanzada. Son eusociales, como las abejas, y poseen una sola reina y madre a la cual protegen como verdaderos samurais.

Su único propósito parece ser la propagación, la expansión de la especie, hábito que trae consigo la aniquilación de toda forma de vida que resulte amenazadora.

Ahora bien, ¿qué tiene que ver esto con el Necronomicón de H.P. Lovecraft?

Mucho.

Todo, en cierta forma.

El diseño de Alien, incluso en su forma parasitaria, es decir, aquella criatura similar a un escorpión que implanta embriones a través de la boca de sus huéspedes y emerge, de forma brutal, perforándoles el pecho, pertenece al artista surrealista H.R. Giger.

A pesar de lo novedoso que resultó esta criatura, y el fuerte impacto que provocó en la cultura popular, el Alien de H.R. Giger no fue creado exclusivamente para la película. De hecho, su pasado lo relaciona con el más notable libro prohibido de la biblioteca apócrifa de H.P. Lovecraft: el Necronomicón.

Uno de los guionistas de la película, Dan O'Bannon —que trabajó con el chileno Alejandro Jodorowsky en la adaptación inacabada de Duna (Dune)—, obtuvo en sueños una idea nebulosa de los hábitos reproductivos del Alien, especie de metáfora del abuso oral. Incapaz de traducir ese sueño en una criatura concreta, se entrevistó en suiza con H.R. Giger, quien le enseñó varios trabajos anteriores, entre ellos, una litografía que lo perturbó profundamente.

Así definió Dan O'Bannon aquella enigmática pieza de H.R. Giger:

Nunca antes he visto algo tan horrible y, al mismo tiempo, tan hermoso como su obra.
(I had never seen anything that was quite as horrible and at the same time as beautiful as his work)

Dan O'Bannon regresó a Los Ángeles, todavía perturbado, y le enseñó a Ridley Scott los diseños de H.R. Giger. Naturalmente, el artista fue contratado para encargarse del diseño conceptual de Alien. Para ello, utilizó la litografía que tanto había aterrorizado al guionista.

Aquella imagen no era inédita. De hecho, había sido publicada en un libro ilustrado de H.R. Giger en 1976, tres años antes del estreno de Alien, titulado: Necronomicón IV (Necronom IV).

Allí, H.R. Giger imagina al que luego sería Alien como ser proveniente de los Mitos de Cthulhu, más precisamente del libro del árabe loco Abdul Alhazred, el Necronomicón: una criatura sensual y aterradora, indefinible en términos de género, indistintamente masculina o femenina, sin ojos, sin emociones evidentes, desconcertante; en definitiva, una entidad que dignifica las pesadillas más atroces de H.P. Lovercraft.

Solo de ese universo tan singular de H.P. Lovecraft, retratado por uno de los artistas más notables del surrealismo cósmico como H.R. Giger, pudo provenir un ser tan fascinante y ambiguo como Alien; capaz de gestar delicadas biologías y al mismo tiempo penetrar la boca del hombre más temerario y fertilizarlo con su abominable prole larvática que luego emergerá en un salvaje parto pectoral, de amenazar con esa lengua fálica armada con dientes que también recuerdan los enloquecedores órganos dentados de las lamias.

De allí proviene el Alien, de aquel genial e inolvidable H.R. Giger intentando descifrar las visiones de H.P. Lovecraft y su terrible Necronomicón.





Más Mitos de Cthulhu. I Más sobre H.P. Lovecraft.


Más literatura gótica:
El artículo: Por qué Alien proviene del Necronomicón de H.P. Lovecraft fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

Magia para ganar dinero: ¿es posible ganar dinero con la magia?


Magia para ganar dinero: ¿es posible ganar dinero con la magia?




Por muchas razones, la respuesta es tanto NO como SÍ.

La mayoría de los libros sobre el tema de ganar dinero a través de la magia, como el que reseñaremos al promediar el artículo, parten de un principio falaz: que es posible ganar mucho dinero, incluso volverse rico, utilizando la magia.

No hay hechizos, ritos, ceremonias o trabajos esotéricos que, por sí solos, nos permitan ganar dinero fácilmente.

La magia seria, es decir, la magia que no persigue otra trasmutación que la del propio practicante, no trabaja sobre el dinero, ni consigue atraerlo como una especie de imán invisible.

La verdadera magia trabaja con la relación del practicante con el dinero, con sus ansiedades, con su sentido de la abundancia, siendo el dinero en concreto un satélite que puede obtenerse por añadidura, no por búsqueda directa.

En definitiva, el dinero no solo se ajusta a las inversiones, los salarios, herencias, acciones, dividendos y rentas, sino a la relación que cada persona construye a su alrededor.

Existen, lamentablemente, hechiceros y brujas inescrupulosas que prometen hechizos y trabajos esotéricos para ganar dinero sin deducir las consecuencias.

De hecho, existe toda una industria nefasta al respecto, con ceremonias propias, ritos, y hasta definiciones de 8 tipos diferentes de personalidad en relación con el dinero, entre ellos: el Inocente (que nada arriesga); la Víctima (que culpa a las circunstancias); el Guerrero (que conquista lo que desea); el Mártir (que siempre está dispuesto a rescatar a los demás); el Tonto (que todo lo apuesta); el Creador (que rechaza la abundancia); el Tirano (que manipula a través del dinero); y el Mago (que utiliza su espiritualidad para vivir en abundancia).

Para dar cuenta de esta abominación esotérica decidimos investigar uno de los libros más populares sobre el tema de ganar dinero con la magia.

Magia para ganar dinero: administrando prosperidad (Money Magic: Mastering Prosperity) es un libro esotérico del investigador e iniciado (¿?) Frater U.D. —autor de: Magia práctica de los sellos: creando símbolos personales de éxito (Practical Sigil Magic: Creating Personal Symbols for Success), Alta Magia: teoría y práctica (High Magic: Theory and Practice) y ¿Dónde viven los demonios? todo lo que quieres saber sobre la magia (Where Do Demons Live?: Everything You Want to Know About Magic)—, publicado en 2011.

Enfrentémoslo, hasta los magos más poderosos necesitan dinero.

Muchos necesitan dinero para comprar lo que siempre han deseado, otros para satisfacer banalidades o cosas esenciales. Da exactamente lo mismo. En estos tiempos incluso la magia blanca se ha dedicado a elaborar hechizos y trabajos esotéricos para ganar dólares, euros pfennigs, pesos, liras, rublos, yenes, shekels...

A pesar de su popularidad, la magia para ganar o atraer dinero, fortuna y bienestar financiero siempre ha permanecido debajo de la superficie, casi como un secreto incómodo para cualquier practicante de la magia.

Su oscura y bochornosa presencia acaso se deba a que muy pocos magos son capaces ejercer el poder necesario para atraer dinero.

Magia para ganar dinero: administrando prosperidad, intenta diagnosticar las fallas más habituales en este tipo de trabajos esotéricos, que de ninguna manera te harán rico ni extraerán dinero de las piedras, pero que quizás ayuden a cambiar tu perspectiva acerca del tema.

El libro se apoya en los rituales y trabajos esotéricos de Austin Osman Spare —autor de: El libro del placer: la psicología del éxtasis (The Book of Pleasure: Psychology of Ecstasy)— para diseñar una especie de proyecto esotérico a mediano plazo que permita al oficiante mejorar su situación económica.

Magia para ganar dinero: administrando prosperidad incluye estos desconcertantes capítulos:

  • Por qué la magia para ganar dinero casi siempre falla (Why your money magic has failed)
  • Por qué tus actitudes y creencias no te permiten alcanzar la abundancia económica (Why your attitudes and beliefs have kept you from wealth)
  • Ejercicios prácticos, rituales e invocaciones para atraer dinero (Practical exercises, rituals, invocations and more that will bring you wealth)
  • Cómo diseñar poderosos y efectivos rituales para ganar dinero (How to design powerful and effective magical money rituals)
  • Cómo tener suerte cuando se trata de dinero (How to become lucky when money is involved)


Magia para ganar dinero es uno de esos libros de magia que asumen un lector con poco entrenamiento mágico y ofrece "todo lo que se necesita saber" para entender rápidamente y utilizar los secretos de la magia para ganar dinero.

Absurdo, realmente; y por añadidura, peligroso.

¿Podemos decir que el propio autor ha tenido éxito con sus trabajos esotéricos para ganar mucho dinero?

No, pero tampoco podemos descartarlo.

El problema con los hechizos para ganar dinero es que parten de una premisa que pocas veces el oficiante alcanza.

Cuando se trata de amor o de salud la magia obtiene del oficiante una fuerza clara, directa, y sin desviaciones. No obstante, el deseo de ganar dinero no siempre es lo suficientemente poderoso para conseguir enfocar la voluntad del practicante, y mucho menos sostenerla a lo largo del tiempo.

Uno puede ansiar ganar mucho dinero, hacerse rico y poderoso, pero metabolizar esos anhelos a través de la magia es otro asunto. De ser tan sencillo el mundo estaría repleto de brujas y hechiceros millonarios.

Lo cierto es que la Ley de Atracción de la magia puede aplicarse prácticamente a cualquier cosa, incluido el dinero, la fama y el reconocimiento. Sin embargo, realizarla en un terreno tan resbaladizo como la bonanza financiera es casi imposible.

Mi recomendación, en todo caso, es aplicar un juicio único a todas las obras de este tipo. Es preferible tratarlas como elaborados engaños o fraudes que depositar en ellos un crédito desesperado.




Más Hechizoteca. I Más libros prohibidos.


Más literatura gótica:
El artículo: Magia para ganar dinero: ¿es posible ganar dinero con la magia? fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

Cómo reconocer a un vampiro energético


Cómo reconocer a un vampiro energético.


Algunos consejos para saber quién es un vampiro energético.



Recientemente hablábamos sobre cómo protegerse de un vampiro energético. Hoy trataremos de especificar en resumidas cuentas las cualidades, atributos y rasgos que nos permitan identificar quién es un vampiro energético.

Así como la felicidad es "infecciosa", también lo son la envidia, el odio y el miedo: los tres atributos esenciales de los vampiros energéticos.

El vampiro energético es, en esencia, el opuesto de aquellas personas con las que podríamos pasar horas enteras sin darnos cuenta: hablando, compartiendo momentos; en definitiva, personas que nos llenan de energía, que nos hacen sentir vivos.

Los vampiros energéticos, por el contrario, promueven un constante sentimiento de infelicidad. Nos hacen sentir agotados, miserables, físicamente exhaustos e incómodos. Incluso durante una llamada telefónica logran absorber grandes cantidades de energía.

Desde luego que no todos los vampiros energéticos son iguales. Muchas personas con buenas intenciones no logran equilibrar su propia energía mental y, en consecuencia, hacen descender los niveles de los demás para balancearse con los suyos.

Por suerte existen algunos tipos de personalidades muy marcadas que pueden identificarse rápidamente como vampiros energéticos.

Naturalmente, esto es apenas una simplificación brutal, pero creo que sirve a modo de ejemplo. Todos los casos valen tanto para hombres como para mujeres.



10 tipos de personalidad de vampiros energéticos:


1) La Víctima:
Podríamos resumir este tipo de personalidad de vampiro energético como aquel que, con o sin evidencias objetivas, considera que todo el mundo está en su contra. Sus quejas rara vez conducen hacia algo constructivo, por el contrario, el propósito principal de sus lamentos es atraer la atención de los demás.


2) El Culpador.
Básicamente es aquel que desliga responsabilidades en los demás y nunca las asume como propias. Nunca se siente culpable de sus acciones; en todo caso, éstas siempre son justificadas con argumentos falaces. A todos señala con dedo acusador.


3) El Dramático.
La personalidad dramática intenta desesperadamente capturar la atención de los demás, no importa el costo, que puede oscilar desde el ridículo a lo patético. Las razones tampoco suelen ser claras. Todo lo dramatiza. Todo lo exagera. Todo lo saca de proporción. Rompe en llanto por cualquier motivo.


4) El Ofendido.
Es incapaz de lidiar con el rechazo. Se ofende frente a cualquier negativa o actitud que contradiga sus deseos. Suele ser firme en sus ofensas, que no se evacúan rápidamente. No es infrecuente que "castigue" a quienes supuestamente lo han ofendido.


5) El Celoso.
No solo cela a su pareja por motivos insignificantes, sino a todo el mundo y por cualquier cosa. Sus celos se disparan cuando la atención de quienes lo rodean se dirigen hacia alguien más. Puede ser una personalidad muy peligrosa si no se le marcan límites claros.


6) El Inseguro.
No hablamos aquí de la persona tímida, sino del sujeto inseguro que arrastra a los demás a su propia atmósfera. La persona sanamente insegura prefiere evitar las situaciones que le incomodan, el Inseguro, en cambio, hace que todos participen de sus miedos.


7) El Paranoide.
Vive lleno de ansiedad, de miedo; todo su entorno vibra en un ritmo caótico que se acentúa todo el tiempo. Prevee planes nefastos en contra suyo. Anticipa desgracias que nunca ocurren. Teme perderlo todo y nunca arriesga nada.


8) El Entrometido.
No solo se entromete en la vida de los demás sino que se siente partícipe exclusivo de las desiciones de otros. Suele esparcir rumores maliciosos y comentarios inapropiados.


9) El Egoísta.
Todo se relaciona con él y nada más que con él. Incluso el clima parece diseñado para perjudicarlo. Todo el cosmos, hasta su molécula más ínfima, gira alrededor de él.


10) El Demandante.
Nada es suficientemente bueno, nada lo satisface. Vive en un perpetuo estado de insatisfacción. Corre desesperadamente para alcanzar objetivos que luego descarta sin vacilaciones. Nada le gusta. Nada le resulta cómodo. Nada le causa placer. Exige más, lo demanda todo, siempre.




Más sobre vampiros. I El lado oscuro de la psicología.


Más literatura gótica:
El artículo: Cómo reconocer a un vampiro energético: cómo saber quién es un vampiro energético fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com