Características del romanticismo


Características del romanticismo.




Para comprender la profundidad de la poesía del romanticismo, así también como la pintura del período, es necesario entender también los rasgos filosóficos que marcaron esta era fundamental del arte.

Por ese motivo, a continuación analizaremos algunas de las principales características del romanticismo.



Sturm und Drang.

Sturm und Drang, lema alemán que significa «tormenta e ímpetu», es algo así como el grito de guerra de esta fascinante corriente artística, el cual resume toda la filosofía del romanticismo.

El concepto fue creado por un grupo de escritores y poetas alemanes, quienes en definitiva fueron los que impulsaron aquella revolución artística, cuyas bases podrían simplificarse en dos principios fundamentales:

1- La libertad del artista.

2- El único fin que debe perseguir el arte es la belleza.

El romanticismo intentó, y en gran medida logró, despojar al arte de su firme mortaja moralizante y edificadora, es decir, de su función exclusiva hasta entonces.

Para los escritores románticos, aquellos que realmente participaban de la filosofía de este movimiento, la literatura solo debía perseguir un fin estético.

En otras palabras: la única función del arte para el romanticismo es aspirar a la belleza.

El término romanticismo se acuñó en Inglaterra, durante el siglo XVII, y su sentido tendía a expresar algo como: «similar al romance», siendo el romance una definición de las viejas novelas de caballería, las cuales, por supuesto, nunca fueron del agrado académico debido al espíritu rebelde, incluso sensual, de este tipo de obras.

Francia fue el país que se resistió con mayor tenacidad al avance del romanticismo; en parte, debido a que la libertad individual y artística que proponía el movimiento confrontaba fuertemente con la filosofía de los clasicistas. Los grandes libros del romanticismo no tardaron en llegar, pero si en arraigarse en los artistas franceses.

Los máximos exponentes del romanticismo, así como los mejores autores y obras del romanticismo, se caracterizan por aspirar a la libertad, lo cual los conduce finalmente a una visión profundamente pesimista respecto de la bondad del hombre y del mundo que lo rodea.

Hasta entonces, lo bello era lo bello, y no había demasiada discusión al respecto. Las cosas hermosas del mundo, así también como las que habitan en el alma del ser humano, estaban perfectamente diferenciadas de aquellas otras que no lo eran. El romanticismo cambió el estándar respecto de qué es hermoso y qué no lo es.

O mejor dicho, el romanticismo fue capaz de encontrar belleza en lo grotesco, en lo macabro, en lo deforme.

Desde luego, no se tratan de atributos nobles por sí mismos, pero el romanticismo marca claramente que incluso la fealdad más extrema, en términos físicos pero también espirituales, puede ser además extremadamente bella, singular, en esencia: única.

Esta es una de las más importantes características del romanticismo.

Casi toda la literatura romántica gira en torno a esta singularidad, a este aislamiento, que en parte podríamos deducir como forjado a partir de la incomprensión que los artistas sentían, la cual debe haber sido más o menos igual en todas las épocas, pero que aquí permitió una verdadera revolución de originalidad artística.

Otra de las más importantes características del romanticismo consiste en que el escritor romántico valora el sentimiento por encima de la razón, que muchas veces adquiere la máscara de lo voluptuoso, lo barroco, y desestima la eficacia.

Es por eso que los grandes poemas de amor del romanticismo generalmente se basan en un conflicto, una lucha interior, si se quiere, entre lo aceptable por la sociedad, y los impulsos sensuales inaceptables hasta entonces.

Con el tiempo, esta tendencia terminaría siendo un factor decisivo para el nacimiento de otro movimiento artístico estrechamente ligado: el romanticismo oscuro.

Las mujeres en el romanticismo ocuparon un rol preponderante en el desarrollo de la filosofía del movimiento, a tal punto que los poemas de mujeres del romanticismo se encuentran entre los mejores de todos los tiempos.

Sin dudas una de las principales características romanticismo es la utilización de lo sobrenatural, en parte, como reflejo de esa singularidad de lo grotesco, y la asociación casi inseparable entre el amor y la muerte, como ocurre en la obra de Goethe: Werther (Werther); probablemente una de las más conocidas novelas del romanticismo.

Fantasmas, vampiros, demonios, son seres que frecuentan la literatura del romanticismo, y evidencian la fascinación de este movimiento literario con todo lo sobrenatural.

Por cierto, los representantes del romanticismo rara vez condenan a este tipo de criaturas, o al menos no las clasifican directamente como diabólicas, es decir, malignas, sino que vindican su singularidad.

Desde ya que esta singularidad se relaciona directamente con la sensualidad, la cual era vista como un rasgo esencialmente animal hasta entonces. De hecho, podemos pensar que las novelas eróticas del romanticismo fueron las que realmente dieron inicio al género, dejando en un espeso charco de candidez a las picarescas baladas medievales.

Las novelas de amor del romanticismo se inscriben en esta mismo argumento conceptual; es decir, la idea de que el amor no siempre es puro, pero que a pesar de su impureza, incluso de su depravación, también puede llegar a ser algo bello y único.

Para finalizar este breve resumen de las características del romanticismo nos apoyaremos en la escritora española Emilia Bazán, quien resumió del siguiente modo los principales temas del romanticismo:


El romanticismo representa tres direcciones dominantes: el individualismo, el renacimiento religioso y sentimental después de la revolución, y el influjo de la contemplación de la naturaleza.




Poemas del romanticismo. I Relatos del romanticismo.


El artículo: Características del romanticismo fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Lady Nicolle dijo...

justo hoy en una conversa con mi madre tuve esas duda... muchas gracias, como siempre un sitio de excelencia..



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Seres y criaturas del Plano Astral.
Relato de Prosper Mérimée.
Relatos de terror de Rubén Darío.

Mitología.
Cuentos de Alphonse Daudet.
Novela de Edith Wharton.