Libros medievales: Bibliotecas medievales.

Las bibliotecas medievales, curiosamente, eran espacios donde no había libertad. No cualquiera deambulaba por sus laberintos, y aquel que lo hacía tampoco era libre de seleccionar los textos que deseaba. Lo cierto es que el conocimiento se adquiere, no se absorbe en la lectura mecánica ni en la experiencia prosaica, sino en el tránsito entre ambas. Ahora bien, hoy en día nuestra cuota de realidad pueril está rigurosamente cubierta, de manera que un paseo por la edad media no será menos extraño que recorrer sus bibliotecas.

Creo que los amantes de la literatura medieval se sentirán satisfechos. Más de una vez hemos consultado estas páginas, que misteriosamente reúnen otras páginas ajenas al deterioro. Sus libros, aquellos maravillosos y fantásticos libros medievales que en otra época yacían sobre estantes oscuros, ocultos para el profano, infantes delicados para el bibliotecario, hoy pueden ser consultados, y con un poco de paciencia (o fingimiento), entendidos.

Les dejamos algunas bibliotecas medievales.


Libros medievales:




Poemas medievales.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Es verdaderamente impresionante el esfuerzo que han invertido en este maravilloso sitio. Una felicitacion. Y los libros que reportan en este enlace a la epoca medieval son extraordinarios