Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poemas de William Wordsworth.
Relato de Lord Dunsany.
Microficción.

Poema de John Keats.
Relato de Charles Nodier.
Poema de W.B. Yeats.


10 libros más oscuros de la historia: oscuridad en la literatura


10 libros más oscuros de la historia: oscuridad en la literatura.




Pocas cosas son tan difíciles de describir como la oscuridad. Términos como ausencia, vacío, noche, solo nos brindan algunos matices universales de la oscuridad pero no la explican en términos positivos, es decir, por lo que realmente es.

Mayores dificultades presenta explicar la oscuridad dentro de la literatura, es decir, qué obras son oscuras y por qué.

En este punto podríamos recurrir a explicaciones técnicas, como aquella que define a la oscuridad como la «ausencia de luz». ¿Pero esto es realmente así? ¿La oscuridad es apenas un segmento, un charco de negrura justo ahí dónde la luz se retrae? ¿O acaso es exactamente lo opuesto?

La oscuridad es una constante del universo. La luz, en cambio, aparece de forma intermitente, aquí y allí, en soles, supernovas y gases galácticos, ¿pero cómo podríamos siquiera empezar a comparar esos breves focos de luz con la vastedad inconcebible de la negrura que los separa?

Ahora bien, si la expresión objetiva de la oscuridad demanda ciertas reservas, la oscuridad literaria exige un grado todavía mayor de prudencia. Lo único cierto es que la oscuridad en la literatura nos sugiere la idea de algo que está al acecho, algo astuto, antiguo, poderoso, enigmático. No obstante, estas cualidades no la definen, ni siquiera en términos ambiguos. Algo es oscuro o no lo es, y todos lo sabemos, aunque nadie pueda definirlo con precisión... o casi nadie.

Antes de entrar en esta lista con los 10 libros más oscuros de la historia utilizaremos a uno que no pertenece a ella para definir qué es la oscuridad y cómo podemos entenderla en relación con la literatura. El poeta inglés John Milton necesitó un solo verso para dejar en claro a qué se refiere con oscuridad, concepto incierto que podríamos fácilmente aplicar a la literatura:

No era Luz, sino la Oscuridad visible.
(No light, but rather darkness visible)

En un arrebato autorreferencial añadimos una línea: La oscuridad, ilumina.



10- 1984 (1984, George Orwell)

La novela presenta la posibilidad de un estado totalitario, vigilante y opresivo, bajo la figura del Gran Hermano. En este oscuro mundo se introduce la policía del pensamiento, especie de agencia que se dedica a evaluar los pensamientos nocivos de la población, y el empleo de la «neolengua», algo así como una reducción progresiva del idioma que elimina palabras superfluas, naturalmente, con fines represivos. Estas son las bases de una sociedad horrorosa, basada en el principio de que lo que no forma parte del idioma no puede ser pensado.


9- Un mundo feliz (Brave New World, Aldous Huxley)

Esta genial novela de Aldous Huxley presenta una paradoja notable: retrata un mundo que bien puede parecer una utopía, donde la humanidad es saludable, pacífica y muy avanzada en términos tecnológicos. Sin embargo, esos nobles objetivos han sido alcanzados tras eliminar de cuajo el arte, la literatura, la filosofía y la diversidad cultural. Según Huxley, este es el precio de vivir en «un mundo feliz».


8- El señor de las moscas (Lord of the Flies, William Golding)

Un grupo de chicos llega a una isla desierta tras el descenso dramático del avión en el que viajaban. Siendo los los únicos supervivientes se ven obligados a sobrevivir sin ningún adulto, lo cual parece genial, al menos al principio, donde se establece una especie de País de Nunca Jamás al estilo de Peter Pan. No obstante, la oscuridad gana terreno. Poco a poco los más fuertes inauguran un reino de terror donde incluso se admiten sacrificios humanos.


7- La naranja mecánica (A Clockwork Orange, Anthony Burgess)

Anthony Burgess explora aquí la aplicación de los principios pavlovianos a los seres humanos, es decir, a la obtención de respuestas condicionadas como método para coartar el libre albedrío. Hasta lo más hermoso, como una sinfonía, se transforma en un detonador de la oscuridad más cerrada cuando se la asocia a los terribles tormentos que debe padecer el protagonista.


6- El cuento de la criada (The Handmaid's Tale, Margaret Atwood)

Novela distópica que nos ubica en un futuro no tan lejano, donde un gobierno teocrático esparce un insidioso totalitarismo cristiano que derroca a las naciones, y con ellas la posibilidad de pensar en términos de libertad. Extraordinaria pieza de ficción especulativa de Margaret Atwood, donde la oscuridad se percibe como una mortaja global que se cierne sobre toda la humanidad.


5- Fahrenheit 451 (Fahrenheit 451, Ray Bradbury)

Baste decir que el título del libro, Fahrenheit 451, hace referencia a la temperatura necesaria para que el papel de los libros impresos se inflame y arda. La historia gira en torno a Montag, bombero encargado de quemar los libros prohibidos por orden del gobierno; casi todos, dicho sea de paso.


4- El monje (The Monk, Matthew Lewis)

Tal vez la mejor novela gótica de la historia. Oscura, transgresoras, relata la historia de un monje sádico, Ambrosio, que realiza un pacto con el diablo; hecho que no resulta ser el más oscuro de su vida, ya que también explora otras abominaciones como la violación y el incesto. En parte, El monje de Matthew Lewis expresa la hipocresía y la frustración del celibato.


3- La metamorfosis (Die Verwandlung, Franz Kafka)

Gregor Samsa, un simple comerciante de telas, despierta un día convertido en un enorme insecto; aparentemente, una cucaracha. Franz Kafka se refiere aquí al trato brutal que ejercen las sociedades autoritarias y burocráticas que presionan al individuo diferente, aquel que se atreve a pensar por sí mismo, quien termina siendo un incomprendido o un loco, aislado en su cuarto frente a un aparato institucional devastador.


2- El corazón de las tinieblas (Heart of Darkness, Joseph Conrad)

El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad retrata una especie de viaje iniciático hacia lo profundo del África, jornada que también se produce en el corazón del protagonista, quien descubre facetas siniestras de sí mismo a medida que aquel simbólico viaje río abajo lo sumerge en la oscuridad de la jungla.


1- La Divina Comedia (Divina Commedia, Dante Alighieri)

Fundamental, si hablamos de oscuridad literaria, concluir con este clásico de Dante Alighieri, en cierta forma, una transición versificada del pensamiento medieval y teocentrista hacia los nuevos y aterradores conceptos del renacimiento sobre la individualidad del ser. Su protagonista, el propio Dante, debe atravesar las regiones del Infierno, el Purgatorio y el Cielo, donde también somos testigos de un tipo de oscuridad tan abrumadora, tan universal, que ni siquiera está ausente en el reino de los bienaventurados.




Más antologías.


Más literatura gótica:
El artículo: 10 libros más oscuros de la historia: oscuridad en la literatura fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com