Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Samuel Coleridge.
Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.

Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.
Poema de Robert Browning.


El manuscrito de Nodin: la guia de los sueños


El manuscrito de Nodin.
La guía de los sueños.

El manuscrito de Nodín es uno de los libros prohibidos que más ha sido denunciado por los devotos de prodigios bibliográficos. Si le damos crédito a la leyenda, El manuscrito Nodin circula desde hace siglos entre los iniciados rosacruces, siendo el cimiento fundacional de la tradición y el conocimiento Rosacruz.

Del otro lado, es decir, del bando de los que no sólo creen en prodigios bibliográficos sino que los anuncian a viva voz, tenemos a Gary L. Stewart, fundador de una orden rosacruz de cuestionable autenticidad, quien afirma ser el legítimo heredero de una larga estirpe de poseedores del libro, cuyos miembros se suceden sistemáticamente. Uno de estos afortunados fue Ralph Maxwell Lewis, viejo Imperator de la AMORC, que también sugirió haber leído el libro aunque jamás se dignó a ventilar detalles.

¿Cuál es el contenido del Manuscrito de Nodin? Pues bien, como sucede con otros libros secretos éste ha sufrido ligeras traiciones de sus lectores, de modo que podemos hacernos una idea más o menos precisa de lo que contienen sus páginas; aunque la tradición afirma que el conocimento global del Manuscrito de Nodín solo se encuentra accesible para los grados superiores de la Orden Rosacruz.

Resumiendo groseramente la cuesión, el Manuscrito de Nodín acaso expone algunos instrumentos de manipulación de la realidad a través de los sueños; cuyos secretos tardan años en asimilarse correctamente. Más aún, el entrenamiento para administrar el conocimiento otorgado por el Manuscrito de Nodin lleva décadas de estudio y ensayos de técnicas de instrospección, acaso similares a los expuestos por Ron L. Hubbard en su libro Excalibur (Excalibur), obra fundacional de la cienciología a la que se le atribuyen influencias siniestras. Sin la guía de un experto, adentrarse en los misterios del Manuscrito de Nodin -afirman sus devotos- puede desembocar en diferentes perturbaciones mentales, esquizofrenia y paranoia.

En palabras menos ampulosas, el Manuscrito de Nodin pretende estimular la capacidad de percepción de la mente en diferentes planos de realidad; en especial, el de los sueños. La mecánica onírica, según dicen los adeptos al libro, puede dominarse mediante ciertas técnicas de entrenamiento, permitiéndole a la conciencia moverse dentro de sus reglas sin perder la cordura ni el sentido del yo. En este sentido, los sueños serían una especie de umbral hacia esferas de conciencia inimaginables, donde la mente puede viajar o perderse irreversiblemente.

Hasta aquí, el Manuscrito de Nodin no se diferencia de otros libros que ven en los sueños un vehículo de conciencia superior, sin embargo, también nos ofrece la forma de entrar en contacto con otras mentes soñantes, es decir, soñantes espontáneos, personas que acceden a esos planos sin control ni conocimiento de las reglas que los rigen, e inducirlas a realizar actos que de otro modo jamás considerarían. En cierto sentido, sería algo así como sembrar una idea o una emoción en alguien que duerme... Algunos aplican esta lógica para explicar los despertares repentinos y algunas pesadillas particularmente aberrantes, en donde el soñante es arrancado del sueño por su propia conciencia al detectar la presencia de un "intruso" dentro del sueño.

El Manuscrito de Nodin también nos habla de una mente colectiva, una "nube" en donde se aglomeran todas las conciencias y donde toda la información de lo que es y lo que fue es accesible para quien sepa buscarla. Algo así como una base de datos cósmica donde no solo es posible recopilar información, sino implantarla en una mente en particular para que esa persona piense algo ajeno a su voluntad. Algunas ramas rosacruces hablan de envenenamiento mental, es decir, de personas maliciosas que acceden a la Nube para insertar pensamientos abominables o que los favorezcan de diferentes modos; y explican que la mayoría de nosotros accedemos a ese estado durante algunas fases del sueño profundo, incluyendo en la Nube nuestra propia mente, recuerdos y deseos.

Por cierto, los postulados del Manuscrito de Nodin no son originales en su concepción. La idea de que los sueños son otra forma de la realidad, una forma más imprecisa, incierta, y al mismo tiempo más acabada, ha sido expuesta en docenas de doctrinas y creencias. En todo caso, no estará de más ser precavidos a la hora de recordar nuestros sueños, ya que tal vez no sean nuestros en absoluto.





El resumen de El Manuscrito de Nodin fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com