«Los placeres de la melancolía»: Thomas Warton; poema y análisis


«Los placeres de la melancolía»: Thomas Warton; poema y análisis.




Los placeres de la melancolía (The Pleasures of Melancholy) es un poema del romanticismo del escritor inglés Thomas Warton (1728-1790), compuesto en 1745, cuando el autor contaba con apenas diecisiete años.

Los placeres de la melancolía, uno de los mejores poemas de Thomas Warton, se inscribe además entre los grandes poemas de cementerio, un estilo peculiar, precursor de las características del romanticismo, que refleja una mirada melancólica, incluso lúgubre, del mundo, la vida y la muerte, y en la que abundan las referencias a los cementerios, los ataúdes, las tumbas, los camposantos, las lápidas y los gusanos.

En este sentido, Los placeres de la melancolía describe este inquietante estado emocional —la melancolía—, afín a la meditación sobre las grandes abstracciones: la vida, la muerte, el olvido; casi como si se tratara de un sutil cortejo.




Los placeres de la melancolía.
The Pleasures of Melancholy; Thomas Warton (1728-1790)

Madre de las Reflexiones, sabia de la contemplación,
cuya gruta está en la roca más alta de Tenerife,
en medio de la noche tempestuosa,
donde en una calma meditación sostenida
oyes con el ulular del viento azotando la lluvia
mientras su alabanza decae,
como si los cielos despejados brillasen,
y es sobre aquel azul sereno donde la pálida Cintia
donde hace rodar su carro de plata;
miras fijamente sobre la bóveda adornada,
mientras los murmullos indistintos de olas lejanas
suavizan tu oído pensativo con sonidos roncos y ásperos;
segura, bendita, escuchas el alboroto salvaje de las flotas,
¡solitaria, distante del hombre conversas con las esferas!
Guíame, reina sublime, a las penumbras solemnes
tan cercanas a mi alegría; llévame a las sombras tristes
de los sitiales desgarrados, hacia los fragmentos del crepúsculo,
donde la pensativa Melancolía adora recordar
sus más estimadas guaridas de medianoche.


Mother of musings, Contemplation sage,
Whose grotto stands upon the topmost rock
Of Teneriffe; 'mid the tempestuous night,
On which, in calmest meditation held,
Thou hear'st with howling winds the beating rain
And drifting hail descend; or if the skies
Unclouded shine, and through the blue serene
Pale Cynthia rolls her silver-axled car,
Whence gazing steadfast on the spangled vault
Raptured thou sitt'st, while murmurs indistinct
Of distant billows soothe thy pensive ear
With hoarse and hollow sounds; secure, self-blest,
There oft thou listen´st to the wild uproar
Of fleets encount´ring, that in whispers low
Ascends the rocky summit, where thou dwell´st
Remote from man, conversing with the spheres!
O, lead me, queen sublime, to solemn glooms
Congenial with my soul; to cheerless shades,
To ruin´d seats, to twilight cells and bowers,
Where thoughtful Melancholy loves to muse
Her favorite midnight haunts.


Thomas Warton (1727-1790)




Poemas góticos. I Poemas de Thomas Warton.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de Thomas Warton: Los placeres de la melancolía (The Pleasures of Melancholy), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

2 comentarios:

Ailín dijo...

simplemente hermoso

Anónimo dijo...

Deberias advertir a navegantes que esto es solo un fragmento del poema ;)

Buen trabajo.



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Y la historia del Espíritu Guardián de los cementerios.
Primer relato de exorcismos de la historia.
Obras completas de A.C. Doyle.

Poema de Mary Frye.
Novela de Ann Radcliffe.
Obras completas de A.K. Tolstói.