Poemas melancólicos: poesía de la melancolía


Poemas melancólicos: poesía de la melancolía.




La Melancolía no es necesariamente poética; sin embargo, el Romanticismo la reclamó como un ingrediente imprescindible para el hecho poético, esencialmente debido a que este movimiento supuso que el arte, o mejor dicho, toda intención artística, procede de un estado de tristeza.

De este modo, los poemas melancólicos no son aquellos que necesariamente versifican sobre situaciones tristes; sino exactamente lo contrario: es el recuerdo de un estado de plenitud, incluso de felicidad, lo que impulsa a la poesía melancólica.

En la actualidad, donde la melancolía en términos crudos no es algo realmente popular, ésta continúa existiendo, aunque bajo una nueva máscara. De hecho, podemos articular una evolución de la melancolía en la poesía empezando por el temperamento melancólico del Romanticismo, que se convirtió en lacrimógeno durante la era victoriana, y que finalmente se transformó en humor —y en ironía, en cinismo, en sarcasmo— a partir del modernismo.

Y si bien la melancolía no es poesía, la poesía no puede ser otra cosa que melancólica. La cuestión, en todo caso, es cómo expresarla.

En esta sección daremos cuenta de algunos de los poemas melancólicos más destacados en nuestra biblioteca.




Poemas de melancolía:




Autores en El Espejo Gótico. I Autores con historia.


El artículo: Poemas melancólicos: poesía de la melancolía fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Fredric Brown.
Libros de Radu Florescu.
Novela de Oliver Goldsmith.

Poema de Ella Wheeler Wilcox.
Libros de Raymond T. McNally.
Nombres de vampiros.