¿Soñar con alguien significa que ESA PERSONA NOS EXTRAÑA?


¿Soñar con alguien significa que ESA PERSONA NOS EXTRAÑA?




El tema de los sueños, además de ser apasionante, también es un terreno fértil para toda clase de interpretaciones y frases hechas. Hoy analizaremos una que muchos seguramente ya conocen, ya que pertenece a la sabiduría popular, la cual postula lo siguiente: soñar con alguien significa que esa persona nos extraña.

Existen varias teorías al respecto de los personajes que aparecen en el sueño, y cómo estos se relacionan con el soñador. Una de estas teorías pertenece nada menos que a Sigmund Freud, quien en 1922 publicó una obra poco conocida llamada: Sueños y telepatía (Traum und Telepathie), donde examina la posibilidad de los sueños telepáticos.

¿Soñar con una ex-pareja significa que esta nos extraña?

No necesariamente.

La teoría de los sueños de Sigmund FreudLa interpretación de los sueños (Die Traumdeutung)— sugiere que los sueños son, en definitiva, representaciones de DESEOS inconscientes. Debido a su naturaleza, digamos, subterránea, estos deseos no pueden ser expresados conscientemente mientras estamos despiertos, con lo cual solo tienen una vía para ascender hacia la superficie y realizarse de manera simbólica: los sueños.

Carl Jung, por otro lado, en su obra De la esencia de los sueños (Vom Wesen der Träume), analiza la hipótesis de que, bajo ciertas circunstancias, es posible comunicarse con alguien a través de los sueños.

Este tipo de comunicación ocurre de forma espontánea, aunque bajo los mismos fundamentos propuestos por Sigmund Freud: el DESEO.

Pensar en alguien no va a lograr que esa persona sueñe con nosotros, justamente porque se trata de un DESEO consciente, que logra expresarse a sí mismo durante la vigilia. En cualquier caso, para hacer que alguien sueñe contigo ese DESEO debe estar alimentado por una especie de tensión subterránea, a nivel psíquico. Si el inconsciente no aporta su caudal energía, no hay proyección onírica posible.

Soñar con alguien no significa que esa persona nos extrañe, al menos no necesariamente, ya que su aparición en el sueño podría proceder del DESEO inconsciente del propio soñador.

Sin embargo, hay otras conjeturas sumamente interesantes al respecto.

Muchos investigadores sostienen la hipótesis de que existen distintos planos de consciencia a los cuales podemos acceder a través de los sueños en el plano físico, etérico y astral.

De acuerdo a esta teoría, los primeros corresponden a nuestra psique, es decir, a nuestras preocupaciones y deseos reprimidos. Los segundos nos facilitan el acceso al inconsciente colectivo, por ejemplo, a través de los Sueños Lúcidos. Y los terceros, por su parte, nos permiten comunicarnos con otros soñadores; e incluso entrar en los sueños de otra persona.

Extrañar a alguien durante mucho tiempo, pero sobre todo REPRIMIR EL DESEO de volver a ver a esa persona, son el combustible para que este tipo de fenómenos ocurran.

Hace poco nos hacíamos la siguiente pregunta: si dos personas tienen el mismo sueño, ¿sigue siendo solo un sueño?. La respuesta, en parte, sería SÍ: sigue siendo un sueño, pero un sueño entendido como una experiencia que va más allá de los límites de nuestra psique.

Puede ocurrir que alguien a quien extrañamos mucho, o que nos extraña, aparezca en nuestros sueños, o bien que tengamos con ella un sueño compartido, es decir, cuando dos personas sueñan lo mismo. El fenómeno también puede llegar a manifestarse a través de los sueños recurrentes, básicamente cuando alguien sueña siempre con la misma persona.

Pero volviendo a la pregunta inicial: ¿soñar con alguien significa que esa persona nos extraña?, la respuesta debería ser NO, para determinados casos, y QUIZÁS, para otros. Todo depende de qué tipo de sueño sea, es decir, en qué plano se desarrolle.

En El hombre y sus símbolos (Man and His Symbols), Carl Jung acepta que buena parte de la interpretación de los sueños debe realizarse de acuerdo al análisis de los DESEOS REPRIMIDOS del soñador, pero también admite otras posibilidades.

Dejando de lado el Plano Mental y el Plano Astral —que en definitiva podrían explicarse a partir de la teoría de los arquetipos de Jung—, los sueños que noche a noche soñamos están construidos sobre una estructura que cuenta con dos niveles: el CONTENIDO MANIFIESTO y el CONTENIDO LATENTE.

El CONTENIDO MANIFIESTO consiste en las imágenes, sonidos y texturas que ocurren durante el sueño; es decir, todo aquello que vemos, oímos y tocamos al soñar.

El CONTENIDO LATENTE, por su parte, es el soporte que le da estructura al CONTENIDO MANIFIESTO; en otras palabras: el significado psicológico del sueño.

Podemos pensarlo como una especie de servidor en donde se aloja todo lo que aparece en el sueño de forma manifiesta.

Esto significa que alguien aparece en tus sueños debido a tu conexión emocional con esa persona. Si aparece dentro del CONTENIDO MANIFIESTO, es decir, bajo su aspecto físico normal, es mucho más fácil reconocerla. Pero también puede aparecer dentro del CONTENIDO LATENTE, o sea, de manera simbólica a través de otros personajes con los que comparte ciertas características menos reconocibles.

De hecho, podrías estar soñando con un amigo sin que éste aparezca de forma MANIFIESTA en el sueño, sino de manera LATENTE. Y estos son los sueños que más nos emocionan, los sueños que nos hacen llorar, y las pesadillas que nos hacen despertar de repente; es decir, las experiencias oníricas más intensas pero que luego resultan difíciles de entender al despertar.

Pero si aceptamos la posibilidad de que al soñar con alguien significa que esa persona nos extraña, ¿qué ocurre al soñar con alguien que está muerto?

¿Acaso los muertos se comunican a través de los sueños con nosotros?

Especulaciones al margen, lo cierto es que actualmente sabemos muy poco acerca de los sueños, tanto desde lo científico como desde una perspectiva subjetiva. ¡Ni siquiera podemos estar realmente seguros de cómo empiezan y terminan realmente nuestros sueños!

Sí disponemos de conjeturas, hipótesis de trabajo, teorías, que con el tiempo serán debidamente corroboradas o no.

De hecho, algunas corrientes especulan que las personas que aparecen en nuestros sueños nunca simbolizan aspectos externos de nuestra personalidad, es decir, a personas de la vida real con las cuales mantenemos un vínculo emocional y sentimental. Según esta visión, nuestros sueños son algo así como un mirada exclusiva acerca de nosotros mismos, sin espacio para representaciones secundarias.

De acuerdo a esta interpretación, soñar con alguien no significa que esa persona te extrañe; por el contrario. Todas las personas que aparecen en tus sueños son representaciones de aspectos fundamentales de tu propio ser.

Por aspectos no referimos a tus propios pensamientos, emociones, sentimientos, e incluso la forma en la cual te expresás e interactuás con los demás.

Cuando soñamos con alguien de nuestro mismo género, esa persona simboliza un aspecto de nuestra consciencia. Por ejemplo, soñar con nuestro padre, en el caso de los hombres, o con nuestra madre, en el caso de las mujeres, expresa los aspectos en los que nos sentimos identificados con ellos.

Este tipo de identificación no necesariamente es positiva, ya que podemos llegar a odiar los rasgos de otras personas cercanas con los cuales nos identificamos, ya sea de manera consciente o no.

Por otro lado, cuando soñamos con una persona del género opuesto al nuestro, simboliza los aspectos de nuestro subconsciente.

Podemos pensar esta cosmovisión del siguiente modo:

Supongamos que tuvieses que describirle a alguien que no te conoce un aspecto esencial de tu personalidad.

Supongamos además que el aspecto con el que mejor te sentís identificado es la generosidad.

Ahora bien, este aspecto consciente de tu personalidad puede aparecer en tus sueños representado bajo la figura de alguien conocido, y del mismo género que el tuyo, con quien te identificás en este sentido.

Imaginemos que soñás con un compañero de trabajo. De acuerdo a esta teoría, podría representar a tu aspecto más laborioso, esforzado y generoso; es decir, a vos mismo proyectado sobre alguien que comparte esas virtudes.

Si tomamos por cierta esta hipótesis, al soñar con alguien no significa que te extrañe, sino más bien lo contrario: soñamos con alguien para proyectar sobre esa persona lo que ya sentimos interiormente hacia ella. Si en sueños nos extraña, es porque nosotros la extrañamos.




Diccionario de sueños. I El lado oscuro de la psicología.


Más literatura gótica:
El artículo: ¿Soñar con alguien significa que ESA PERSONA NOS EXTRAÑA? fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Sara Teasdale.
Relato de Katherine Mansfield.
Poemas de Thomas Campbell.

Mitología.
Poemas de Campoamor.
Ensayo de Virginia Woolf.