Paranormal: arañazos, rasguños y marcas en la piel durante la noche.


Paranormal: arañazos, rasguños y marcas en la piel durante la noche.




Antes de entrar en este tema es importante aclarar que si las marcas de arañazos en tu cuerpo parecen haber sido hechas con las uñas, la explicación más probable es que, sin saberlo, te hayas rascado mientras dormías. Estos rasguños probablemente aparecerán en lugares de fácil acceso, como la cara, los hombros o el pecho. Es más probable que te rasques insistentemente durante el sueño si tienes una afección cutánea preexistente; o incluso una parasomnia [trastorno del sueño], la cual puede producir actividad inusual mientras duermes. Es redundante decir que este problema puede verse agravado por tener las uñas largas o afiladas [ver: Toques Espirituales: cuando un espíritu te toca]

Antes de sacar conclusiones apresuradas que involucren algún tipo de fenómeno paranormal es fundamental descartar reacciones dermatológicas. Incluso si mantienes tus uñas cortas, o te las comes, estas pueden estar ligeramente levantadas del lecho ungueal y dejar marcas al rascarte. ¿Existe la posibilidad de que su brazo estuviera colgando mientras duermes y se lastimara con el marco de la cama o con una mesa de luz? ¿Por casualidad esa noche soñaste con algún tipo de pelea, accidente, etc? [ver: ¿Pueden los espíritus tocarte?]

Sin embargo, hay personas que experimentan marcas de arañazos durante el día, que aparecen de la nada, y dejan una inusual sensación de calor en la zona afectada, como si quemaran [ver: Cuando algo invisible te toca]

En primer lugar se necesitan descartar las causas naturales de estas marcas. Si compartes la cama con otra persona, o incluso con tu mascota, es probable que las marcas sean producidas naturalmente, sobre todo si estas aparecen en lugares difíciles de alcanzar, como la espalda [ver: Cuando algo invisible te toca la espalda]. También podrías rascarte durante el día y no notar las marcas hasta la mañana siguiente.

Ciertos fenómenos extraños ocurren con frecuencia y afectan a personas de todo el mundo, pero rara vez se comentan abiertamente, quizás porque hay demasiadas causas naturales que podrían explicarlos. Despertar con marcas de arañazos y abrasiones nocturnas, a menudo tres rasguños en alguna parte del cuerpo, es uno de ellos [ver: ¿Tocada por un ángel o quemada por un demonio?]

¿Qué significan estos rasguños inexplicables? Las marcas que aquí nos interesa analizar generalmente aparecen en grupos de tres. Pueden ser paralelas, cruzadas o aleatorias. Las áreas más comunes en las que aparecen los rasguños son la espalda, los brazos, las piernas y la cara. Algunas personas incluso experimentan marcas de mordeduras, hematomas y quemaduras que no parecen tener una explicación racional.

Es muy sencillo obtener estas marcas, por ejemplo, con un objeto dejado en la cama, un cierre, razón por la cual en el 99% de los casos no interviene nada extraño. Las marcas nocturnas que sí deberían despertar cierta inquietud son aquellas que aparecen en patrones. Las más comunes son tres rasguños paralelos, a veces verticales, otras horizontales, lo suficientemente profundos como para ser visibles, pero no tanto como para sangrar. Son marcas parecidas a los arañazos que podría dejar un gato, las cuales, por supuesto, deberían descartarse si hay un gato en casa.

Otra marca común aparece como una línea horizontal con dos líneas verticales que la cruzan cerca del centro. Siempre arden al principio, pero pronto cicatrizan, solo para aparecer en otro lugar del cuerpo en poco tiempo.

Muchas personas despiertan con tres rasguños sin que haya ninguna mascota en casa, ningún objeto afilado en la cama, e incluso se muerden las uñas, lo cual prácticamente descarta que sean autoinflingidas. Las marcas también pueden estar en la espalda, especialmente en un punto que la persona ni siquiera puede alcanzar con sus manos. En los peores casos, la persona está en medio de sus actividades cotidianas, completamente despierta, cuando de repente experimenta una sensación de ardor en alguna parte del cuerpo [muchas veces en el omóplato izquierdo]. Si es un área accesible a la vista, el sujeto incluso puede ver como se forman marcas de rasguños, aparentemente, de la nada.

Lo inquietante es que estas marcas a veces pueden aparecer aleatoriamente, con idéntica forma a las que aparecen en la piel, en algún lugar de la casa. No son simplemente rasguños verticales, horizontales y diagonáles perforados o tallados con algún cuchillo u otro elemento cortante; y son fáciles de pasar por alto si no se sabe qué se está buscando. De hecho, son sorprendentemente comunes.

Sin dudas es un escenario aterrador, quiero decir, despertar con extrañas marcas en la piel y luego encontrar esas mismas formas en algún sitio de la casa; sin embargo, en muchos casos se trata de marcas apotropaicas, es decir, símbolos de protección espiritual. Estos suelen ser comunes en aquellas casas donde se practicó la magia ritual o alguna variante de la Wicca. Si por casualidad descubres una de estas marcas en tu casa, comenzarás a encontrarlas en todas partes.

Por lo general, las marcas de protección están diseñadas para crear una barrera virtual. Es común encontrarlas en los marcos de puertas y ventanas, en especial en el dormitorio y alrededor de cualquier sitio que pueda ser vulnerable. La intención aquí es frustrar la entrada de cualquier entidad nociva. Pero, ¿qué tienen que ver estas marcas con los arañazos y rasguños en la piel? En ocasiones, estas marcas, aunque dolorosas y capaces de producir miedo y confusión en la persona, tienen la intención de protegerte de algo. Para saber si se trata de una marcas de protección, por supuesto, es necesario analizar el tipo de símbolo o patrón de símbolos.

Pero las marcas noctunas a veces tienen otra explicación. Así como la mayoría de los animales pueden atacarte por miedo; es probable que la persona «marcada», tal vez inmersa en un sueño lúcido o un estado de proyección astral, haya «asustado» a una entidad no humana del bajo astral [ver: Cómo protegerse de las entidades del bajo astral]. Estas entidades ni siquiera tienen consciencia, pero pueden reaccionar violentamente. En los círculos ocultistas existe una creencia común que afirma que estas marcas nocturnas en el cuerpo siempre aparecen en la persona mas fuerte de la casa, vista desde la perspectiva de estas entidades como el guardián espiritual de la casa.

Por otro lado, en algunos círculos paranormales se cree que este tipo de moretones, laceraciones y rasguños son de origen demoníaco, sobre todo cuando aparecen tres marcas, las cuales son consideradas como una burla de la Santísima Trinidad.

Por alguna razón, las larvas y gusanos del plano astral suelen dejar marcas de rasguños a ambos lados del ombligo. Estas marcas vienen en grupos de tres [como los golpes en la pared o la puerta], y aunque su origen no es demoníaco, definitivamente pueden empeorar tu vida [ver: Algo golpea 3 veces la puerta de mi habitación]. ¿Qué hacer en estos casos? En primer lugar, ¿has hecho alguna remodelación en casa, comprado alguna antigüedad o un espejo nuevo? ¿Has movido los muebles? ¿Recibido regalos de alguien?

Las marcas dirigidas por alguien más son muy infrecuentes; dicho esto, en los raros casos en los que ocurren se producen predominantemente en la pierna izquierda. Tienen un tono rojo muy intenso, pero no arden ni producen dolor. Suelen desaparecer por completo en el transcurso del día, y reaparecer a primera hora de la mañana, en el mismo lugar. Como en todos los casos anteriores, es importante descartar las causas obvias, como uñas largas, objetos afilados en la cama, compañeros de alcoba y mascotas.

Durante el fenómeno Poltergeist ocurren rasguños y arañazos todo el tiempo, a veces incluso en el rostro [ver: Las 8 fases de la Actividad Poltergeist]. La situación en general suele ser tan violenta que las marcas realmente son la menor de las preocupaciones. De todos modos, este tipo de marcas no solo ocurren de noche, cuando la persona está dormida, sino también en pleno día. La persona puede experimentar de repente una intensa sensación de ardor en alguna parte de su cuerpo, y ver lo que parecen ser marcas de arañazos. Ambas cosas [la sensación de ardor y las marcas] aparecen aleatoriamente, es decir, no ocurren en los mismos lugares. Los sitios más comunes son espalda, cuello, brazos, estómago y muslos [ver: Señales de que hay un espíritu en tu casa]

Si la persona está siendo atacada por alguna entidad consciente, es probable que, además de «marcado», despierte con una sensación de agotamiento físico, como si no hubiera dormido lo suficiente. En la Edad Media se creía que los Íncubos y los Súcubos podían marcar a sus víctimas, pero la marcas de rasguños o magulladuras eran lo de menos. En estos casos la persona experimenta pesadillas sexuales extremadamente vívidas [ver: Íncubos y Súcubos: ¿qué ocurre durante un encuentro paranormal?]

Las marcas producto de la invocación de un espíritu son comunes [casi siempre en forma de V o W], pero las personas que practican este tipo de ritos saben cuáles pueden ser las consecuencias y de qué forma evitarlas. De todos modos, puede suceder que un espíritu débil y aleatorio se una a una persona por un tiempo, y pueden volverse bastante insistentes si cree su alma está relacionada con él en una vida pasada [ver: Apego espiritual: causas y síntomas]

Los fantasmas y energías residuales no son conscientes, ni de sí mismos ni de sus entornos, de modo que no causan este tipo de marcas. Los parásitos astrales sí suelen dejar marcas de rasguños y arañazos en la piel [ver: Cómo eliminar un parásito astral]. La mayoría de estos apegos no son advertidos por la persona. Estos seres simplemente influyen y presionan en tu subconsciente para producir cierto tipo de emociones, o actividades, de las cuales se alimentan. Hay personas que, durante el sueño, irradian en el plano astral, lo cual permite que estas entidades [más molestas que peligrosas] tomen conciencia de su presencia. Normalmente son tan inconscientes de ti como tú de ellas, pero si te vuelves «visible», pueden atacar. Por lo general, estos seres solo pueden permanecer con nosotros durante períodos cortos de tiempo [ver: Entidades astrales que se alimentan de pensamientos negativos]

Es comprensible que alguien que despierte con marcas en la espalda, o en cualquier otra parte de su cuerpo, y no pueda encontrar una causa física, experimente inquietud, incluso miedo si el fenómeno se vuelve recurrente, pero esto no es una buena idea. En los círculos ocultistas, wiccanos y ritualistas en general, este tipo de marcas son algo frecuente. La principal recomendación es estar consciente de tu estado de ánimo cuando las cosas suceden, y estar atentos a cualquier cosa que parezca inusual, como olores y ruidos extraños en la casa. No es aconsejable rabiar y maldecir a estas entidades [en el caso de que realmente sean entidades]; esto solo les da poder. Tampoco la ignores. La idea es recuperar el control, la fortalza, y que tu propio estado de ánimo deje en claro que nada puede invadirte, a ti ni a tu espacio [ver: Espíritus y «ambientes cargados»]

En general, cuando se produce algún tipo de invasión en un espacio habitado, las energías negativas encuentran un sitio en particular de la casa. No hablo de una habitación entera [aunque puede serlo], sino más bien pequeños espacios donde las personas reciben esta mala energía. A veces puede ser algo tan simple como un armario que evitas abrir siempre que puedes. Las personas de la casa siempre conocen estos lugares. Una buena forma de identificarlos es imaginar que hay un apagón de luz durante la noche, y no tienes ninguna forma de iluminar tu camino. ¿En qué lugar de la casa NO te gustaría estar en ese momento? Es probable tu instinto te de la respuesta correcta [ver: Infección Astral: casas tomadas por los espíritus]

Los niños son muy sensibles a estas energías, lo cual hace que puedan atravesar veraderos tormentos durante la infancia cuando el foco se encuentra en sus habitaciones. Por lo general, en estos lugares de la casa las personas se sienten vigiladas, como si no estuvieran solas [ver: Experiencia aparicional: cuando sentimos que no estamos solos]

Ahora bien, es sencillo correlacionar estas dos cuestiones, y concluir que las marcas en la piel son la consecuencia de cualquier tipo de actividad extraña que pueda estar ocurriendo en la casa, pero no necesariamente es así. A veces, las marcas están ahí para alejar el mal, no como una consecuencia suya.

Antes hablábamos de las marcas apotropaicas [término griego que significa «dar la espalda» o «alejarse»] que las brujas medievales utilizaban para proteger determinados espacios, pero que también podían utilizarse para proteger personas. Estas marcas protectoras generalmente aparecen en momentos de amenaza psíquica para la persona, y son «grabadas» en la piel por una entidad protectora, a veces incluso por un ancestro fallecido. Las marcas apotropaicas van desde diseños y patrones muy simples, similares a la letra M o dos V V, a otros más complejos, como líneas en zigzag y espirales.

No siempre la persona que manifiesta estas marcas está siendo atacada específicamente, sino la casa en general, siendo el lugar donde duerme la persona marcada el punto de entrada para estas energías negativas. Cuando esto ocurre, lo más probable es que haya otras marcas dentro de la casa, sobre todo un patrón de protección conocido como hexafolis, o margarita apotropaica, generalmente cerca de los umbrales estructurales de la casa, como puertas y ventanas.




Consultorio Paranormal. I Fenómenos paranormales.


Más Consultorio Paranormal:
El artículo: Paranormal: arañazos, rasguños y marcas en la piel durante la noche fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción, enviar consultas o compartir tu experiencia, escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de William Blake.
Relato de Shirley Jackson.
Relato de Robert Bloch y Henry Kuttner.

Poema de William Blake.
Psicología.
Relato de Henry Kuttner.