«El vampiro»: Montague Summers; libro y análisis


«El vampiro»: Montague Summers; libro y análisis.




El vampiro: su raza y familia (The Vampire: His Kith and Kin) —a veces traducido como: El vampiro: parientes y familia, El vampiro: sus parientes y amigos, El vampiro: sus amistades y parientes— es un libro prohibido del sacerdote y erudito inglés Montague Summers (1880-1948) —autor, además, de El hombre lobo (The Werewolf) e Historia de la brujería y la demonología (The History of Witchcraft and Demonology)—, publicado en 1928.

El vampiro de Montague Summers es, en resumen, el primer libro en estudiar el tema del vampirismo desde la perspectiva de un autor que realmente cree en la posibilidad de que los vampiros existan. La obra, brillante por su erudición, sirvió como punto de apoyo para una gran cantidad de estudios posteriores sobre el tema.

Según Montague Summers, existen varias razas y clanes de vampiros. Algunas, como los Ghouls o los Grobnik, carecen de inteligencia y mucho menos de organización. Son criaturas rústicas, elementales, que rondan los cementerios para alimentarse de cadáveres, ratas, y básicamente cualquier botín que puedan encontrar. Otros, en cambio, han logrado trascender las primeras fases del vampirismo y adquirido habilidades extraordinarias.

Según el libro, tras ser convertido en vampiro el sujeto atraviesa una etapa más bien animal, en la cual está gobernado por sus instintos. Si este vampiro recién nacido, por llamarlo de algún modo, no es instruido por otro más desarrollado, se convierte en uno de los seres elementales que mencionamos anteriormente, y no pasa mucho tiempo hasta que por fin muere, precisamente por exponerse al peligro de manera imprudente, ya sea ante los humanos como ante sus congéneres. De hecho, se considera que los Ghouls, y otras sub-especies menores, son vampiros que se alimentan de otros vampiros en determinadas circunstancias.

Sólo aquellos vampiros que son educados por sus mayores, en general, por aquel ser que los convirtió en vampiros, pueden alcanzar la madurez y el completo dominio de sus habilidades; que por cierto no son tantas como cabría suponer.

Montague Summers fue un hombre de gran erudición. Tradujo el Malleus Maleficarum, escribió tratados sobre brujería, ocultismo, esoterismo —naturalmente, condenando estas artes—, de manera tal que no sorprende que El vampiro sea un libro que aborda el tema del vampirismo creyendo firmemente en la existencia de estas criaturas de la noche.

Es decir que El vampiro de Montague Summers no cuestiona la existencia de los vampiros, sino que busca evidencias entre los mitos, las leyendas, e incluso en los registros públicos del pasado, para probar que realmente estuvieron y están entre nosotros. De hecho, el libro incluye una frondosa cantidad de recomendaciones, basadas en la tradición, sobre como cómo matar a un vampiro, algo completamente innecesario si no se cree en ellos.

El vampiro de Montague Summers está dividido en cinco capítulos, que más adelante desarrollaremos brevemente:

  • Los orígenes del vampiro (The Origins of the Vampire)
  • La generación del vampiro (The Generation of the Vampire)
  • Los rasgos y la práctica del vampirismo (The Traits and Practice of Vampirism)
  • El vampiro en Asiria, el Este, y otros países de la antigüedad (The Vampire in Assyria, the East, and Some Ancient Countries)
  • El vampiro en la literatura (The Vampire in Literature)

Toda la obra se constituye a partir de la creencia de que los vampiros existen; y para ello ahonda en una abrumadora cantidad de fuentes. Esto no significa que El vampiro de Montague Summers sea un libro, digamos, candoroso. Por el contrario. Asume el estudio de estas criaturas con la mayor rigurosidad. Profundiza en cuestiones antropológicas, folklóricas y literarias; aunque desde una perspectiva un tanto tendenciosas. Recordemos que Montague Summers era un sacerdote católico; y sus conclusiones están tamizadas a través de su fe, lo cual muchas veces lo obliga a condenar las historias que analiza y situarlas en el terreno del paganismo, cuando no directamente de la herejía.

En su repaso por los vampiros de la antigüedad —Asiria, Sumeria, sobre todo—, el libro sigue el rastro de muchas criaturas ancestrales que, quizás, aún están entre nosotros. El libro no las menciona de forma directa, salvo unas pocas, pero en El Espejo Gótico ya hemos hablado de ellas. Me refiero a Lilith, Aisha Qandisha, Alouqua, Ardat Lili, Lamashtu; entre otras.

Podemos resumir algunas de las principales conclusiones de Montague Summers en El vampiro respecto de las características y hábitos de estos seres:


-Si bien son criaturas nocturnas, los vampiros no mueren con la luz del sol; de hecho, bajo ciertas condiciones pueden moverse sin problemas durante el día.

-Los crucifijos no funcionan contra los vampiros más desarrollados. En cambio, e independientemente de la raza en cuestión, todos los vampiros odian el ajo.

-Los vampiros beben sangre pero también son capaces de alimentarse de carne cruda.

-Sólo un escaso grupo de vampiros no se refleja en los espejos.


Tal vez lo más interesante de El vampiro de Montague Summers es el empeño del autor por exponer lo que podría denominarse filosofía del vampirismo. Por más grotescas y macabras que puedan ser estas criaturas de la noche, Montague Summers no se encoge frente a la tradición y las leyendas; por el contrario, las asume como parte de un capital cultural que acaso vindica la existencia de seres muy parecidos a nosotros, al menos en su aspecto, pero diametralmente opuestos en su modo de concebir la vida, la muerte y el tiempo.

El vampiro de Montague Summers fue traducido al español en su tiempo, pero no existen versiones en PDF para descargar, al menos por ahora (aquí el original en inglés). Sin embargo, en El Espejo Gótico hemos lo hemos utilizado como fuente para muchos artículos sobre leyendas de vampiros que aquí se pueden consultar.




Libros prohibidos. I Libros extraños.


El análisis y resumen del libro de Montague Summers: El vampiro (The Vampire), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

3 comentarios:

Puli dijo...

Hola!
Sólo quería volver a felicitarte por el blog y gradecerte esta entrada:
este libro no sólo amenizará mis tardes de verano,sino que me servirá de inspiración para mis escritos.
Muchas gracias!

Anónimo dijo...

Lo felicito por su blog y respecto al libro de M. Summers, yo lo conseguí hace mucho tiempo en español como "Historia natural de los vampiros", de editorial Bruguera...

Anónimo dijo...

Hola, aquí se cita en los comentarios La historia natural de los vampiros, pero no es de Montague Summers, sino de Anthony Masters, efectivamente en Bruguera.



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

El misterio de las Criaturas sin Nombre.
Libros de Lois Bourne.
Relato de Lord Dunsany.

Relato de Gerald Kersh.
Libros de Charles Leland.
Obras completas de Wilhelm Meinhold.