Lord Ruthven: historia de un vampiro literario


Lord Ruthven: historia de un vampiro literario.




Lord Ruthven es uno de los personajes más paradigmáticos de la literatura gótica, y sin dudas uno de los vampiros literarios con mayor historia e influencia en el género.

En definitiva, Lord Ruthven pertenece a una misteriosa raza de vampiros, aunque, de hecho, su mayor particularidad subyace en su identidad, su procedencia, y en su habilidad para adaptarse a las circunstancias. Si bien es cierto que Lord Ruthven fue creado por un solo autor, posteriormente fue ampliado y moldeado por otros.

A continuación repasaremos brevemente su historia.

El primer Lord Ruthven apareció en la novela gótica de 1816: Glenarvon (Glenarvon), de la escritora inglesa Caroline Lamb. Allí, curiosamente, no encarnó al típico vampiro del romanticismo; o mejor dicho, a ningún vampiro en absoluto, al menos no como estamos acostumbrados a concebir a este tipo de criaturas nocturnas.

Caroline Lamb, que había sido amante del poeta Lord Byron, creó a Lord Ruthven para interpretar los rasgos vampíricos de la personalidad del poeta; y que hoy podemos definir dentro de lo que habitualmente se conoce como vampiro emocional, a veces llamado vampiro psíquico o vampiro energético, pero que en aquella época sintetizaba de forma más o menos acabada la personalidad del típico don Juan.

Estas características hipnóticas de Lord Ruthven, es decir, la habilidad para seducir a sus víctimas, llevándolas al punto de desearlo con total devoción, luego se convertirían en lugares comunes en el relato de vampiros.

Tres años después, en 1819, Lord Ruthven reapareció en otro relato, esta vez de John William Polidori, titulado: El vampiro (The Vampire), donde al igual que en la novela de Caroline Lamb, interpreta una versión maliciosa de Lord Byron: un seductor que, al parecer, era verdaderamente implacable.

Las semejanzas entre Lord Ruthven y Lord Byron eran tan evidentes, que incluso el poeta disputó su autoría. De hecho, el cuento de Polidori se asemeja demasiado al relato inconcluso de Lord Byron: El entierro (The Burial), como para considerarlo una simple coincidencia.

Ya en la historia de Polidori, Lord Ruthven aparece retratado como un vampiro, que además de alimentarse de sangre ejerce sobre sus víctimas una influencia sumamente poderosa. Es, en definitiva, un vampiro sensual, atrayente, y profundamente ambiguo en términos de sexualidad.

Estas coincidencias nos permiten pensar que buena parte de las características típicas del vampiro del romanticismo, que luego se deslizaron hacia la época victoriana y desde allí hasta el siglo XX, consisten en una síntesis de la personalidad de Lord Byron.

En 1820 aparecieron dos nuevas obras protagonizadas por Lord Ruthven:

La primera pertenece al francés Charles Nodier, y se titula: Lord Ruthven o los vampiros (Lord Ruthwen ou les Vampires). La segunda corresponde a James Planché, y se publicó con el título: El vampiro o la novia de las islas (The Vampire, or The Bride of the Isles).

Varios años después, en 1852, el incansable Lord Ruthven volvió a aparecer, esta vez en la obra teatral de Dion Boucicault: El vampiro, un fantasma (The Vampire, a Phantasm).

Menos reconocida es su participación en la novela nórdica: Vampyren, escrita en 1848 por el poeta sueco Viktor Rydberg. Pero las andanzas de Lord Ruthven no concluyen aquí.

Por ejemplo, Alejandro Dumas, nada menos, suele comparar a Edmond Dantés, uno de los protagonistas de El conde de Montecristo (Le Comte de Monte-Cristo), con Lord Ruthven.

La popularidad de Lord Ruthven perdió fuerza con la aparición de otro vampiro, uno capaz de acaparar todas las miradas. Naturalmente, hablamos de Drácula de Bram Stoker.

Desde entonces, nadie insistió en recrear las noches sangrientas de Lord Ruthven, salvo en algunas películas de los años cincuenta y en juegos de rol que desvirtúan sus características principales. La literatura, con excepciones bastante deshonrosas, siguió el mismo camino.

De este modo llegó la muerte tardía del viejo Lord Ruthven, la cual, curiosamente, coincide con la reivindicación de Lord Byron como uno de los grandes poetas de su tiempo.




Novelas de vampiros. I Novelas góticas.


Más literatura gótica:
El artículo: Lord Ruthven: historia de un vampiro literario fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

4 comentarios:

EnigmaAnaena dijo...

WOW QUE BUENA INFO SOBRE VAMPIROS
GRACIAS POR SUBIRLA

SALUDOS

Princesa.en.Blanco dijo...

mm esos son datos k definitivamnte no me sabía... como muchas otras cosas, pero m ncanta la literatura vampírica... y tal como lo dscribs... "Sensual, atrayente, profundamente sexual, y patológicamente amanerado", lord ruthven... digno d inspirar

Anónimo dijo...

Hola esta excelente todo!!! realmente me encantan los vampiros, los amo! y me encanta ver blogs como este que hablan respecto ellos. xD xP

Anónimo dijo...

Nada de Lady Caroline Lamb. Yo de siempre he leído que el autor primigenio de Lord Ruthven fue J.W.Polidori.



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Elizabeth Stuart Phelps.
Relato de E.T.A. Hoffmann.
Relato de Katherine Mansfield.

Poema de Sara Teasdale.
Relato de Katherine Mansfield.
Poemas de Thomas Campbell.