«Cánticos de Dhole»: Lovecraft, Tolkien, y una fuente común en Arthur Machen


«Cánticos de Dhole»: Lovecraft, Tolkien, y una fuente común en Arthur Machen.




Cánticos de Dhole (The Dhol Chants) es un libro prohibido creado por H.P. Lovecraft en el relato: El horror en el museo (The Horror In The Museum), publicado en la edición de julio de 1933 de la revista Weird Tales y luego reeditado por Arkham House en la antología de 1943: Más allá del muro del sueño (Beyond the Wall of Sleep).

Según el canon lovecraftiano, Cánticos de Dhole agrupa una colección de cantos blasfemos atribuidos a una antigua raza de humanos de la Meseta de Leng, aunque probablemente su origen sea extraterrestre, o extradimensional. Estos cantos nunca son descritos por el maestro de Providence, ni aparecen en otros relatos de Lovecraft. La única copia que existe se encuentra en la Universidad de Miskatonic.

Los Dholes son unas criaturas de los Mitos de Cthulhu que, en cierto modo, podrían estar emparentadas con las Criaturas Sin Nombre (Nameless Things), ideadas por J.R.R. Tolkien en El Señor de los Anillos (The Lord of the Rings).

Es importante aclarar que los Mitos de Cthulhu y la Tierra Media no son parte del mismo universo. Lo que existen son influencias en común, similitudes, afinidades, que a menudo generan coincidencias fabulosas, como ésta que nos proponemos analizar a continuación.


Muy, muy por debajo del abismo más profundo, el mundo es roído por COSAS SIN NOMBRE, pero nada diré sobre ellas para no oscurecer la luz del día.

(Far, far below the deepest delving, the world is gnawed by NAMELESS THINGS, but I will bring no report to darken the light of day)


Las mayúsculas son nuestras, pero la cita es de Gandalf —Capítulo V de Las dos torres (The Two Towers)El jinete blanco (The White Rider)—; quien les informa a Aragorn, Legolas y Gimli, el resultado de su lucha contra el Balrog en los profundos abismos debajo de Moria.


Luchamos allá lejos bajo la tierra viviente, donde no hay cuenta del tiempo. Él me aferraba con fuerza y yo lo acuchillaba, hasta que por último él huyó por unos túneles oscuros. No fueron construidos por la gente de Durin, Gimli hijo de Glóin. Abajo, más abajo que las más profundas moradas de los enanos, unas CRIATURAS SIN NOMBRE roen el mundo. Ni siquiera Sauron las conoce. Son más viejas que él. Recorrí esos caminos, pero nada diré que oscurezca la luz del día.

(We fought far under the living earth, where time is not counted. Ever he clutched me, and ever I hewed him, till at last he fled into dark tunnels. They were not made by Durin's folk, Gimli son of Glóin. Far, far below the deepest delving of the Dwarves, the world is gnawed by nameless things. Even Sauron knows them not. They are older than he. Now I have walked there, but I will bring no report to darken the light of day)


Gandalf afirma que estos seres se encuentran en las raíces de la Tierra, es decir, a una profundidad inconcebible, donde ni siquiera los Enanos han conseguido llegar. También asegura que Sauron no las conoce, y que de hecho son más antiguas que él. Esto nos permiten elaborar algunas conjeturas disparatadas.


a- Gandalf dice que las Criaturas sin Nombre son anteriores a Sauron, pero Sauron no nació siendo un villano. Originalmente fue un maiar, llamado Mairon, que fue corrompido por Morgoth; de manera tal que el mago quizás se refería al surgimiento de Sauron como enemigo del Oeste, y no a la cronología de su verdadero nacimiento.

b- Tal vez Sauron no conocía a las Criaturas sin Nombre porque estas no son parte del universo de la Tierra Media creado por J.R.R. Tolkien, sino que fueron incorporadas tardíamente desde otras mitologías.


Aquí se podría objetar que los Elfos, entre muchos otros seres de la Tierra Media, también proceden de otras mitologías, en este caso, de los mitos nórdicos, y que Tolkien habla extensamente sobre ellos; pero la diferencia fundamental con las Criaturas Sin Nombre es que éstas últimas no pertenecen a las mitologías antiguas, sino a una mitología personal, literaria: el Horror Cósmico de Arthur Machen, la misma fuente que emplea H.P. Lovecraft para sus Cánticos de Dhole.

Tolkien no profundiza en ellas simplemente porque no hay nada más que decir al respecto. Ya veremos porqué.

J.R.R. Tolkien no vuelve a mencionar a las Criaturas sin Nombre en ninguna otra obra, ni siquiera en el Silmarillion. H.P. Lovecraft tampoco aporta mucho en relación a los Dholes. En ambos casos sabemos lo mismo: enormes gusanos subterráneos, de varios cientos pies de largo, que lentamente roen las entrañas de la tierra, y no mucho más.

La exigua presencia de los Dholes y las Criaturas Sin Nombre en los universos de J.R.R. Tolkien y de H.P. Lovecraft, respectivamente, y las similitudes entre ambas, no solo en su descripción, sino en la intencional vaguedad en la que éstas alusiones son realizadas, como si de algún modo pertenecieran a un tercer universo, quizás se deba a que ambos seres provienen de una misma fuente.

Esa fuente es el el relato de Arthur Machen: El pueblo blanco (The White People), publicado en el libro de 1906: La casa de las almas (The House of Souls), una obra que capturó el interés de Tolkien y de Lovecraft.

Allí, en El pueblo blanco, Arthur Machen habla al pasar de unos seres subterráneos llamados Dôls, pero se abstiene de brindar mayores detalles, y menos aún una descripción pormenorizada de su aspecto físico, aunque se deduce que podrían tratarse de alguna clase de gusanos de tamaño gigantesco.

Por un lado tenemos a Arthur Machen y sus viscosos seres que anidan en las profundidades, por el otro, a Lovecraft y sus Dholes subterráneos, y finalmente a Tolkien con sus Criaturas Sin Nombre royendo las raíces de las montañas. Además de esas características en común, los tres autores se abstienen de contar algo más sobre ellas. Machen las olvida, Gandalf prefiere cambiar de tema, y Lovecraft, fiel a su estilo, fabrica un libro apócrifo intraducible, los Cánticos de Dhole, acaso para justificar su silencio pero también para homenajear la prudencia de su fuente.




Libros prohibidos. I Libros extraños.


Más literatura gótica:
El artículo: «Cánticos de Dhole»: Lovecraft, Tolkien, y una fuente común en Arthur Machen fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Análisis de «Del más allá» de Lovecraft.
Relato de Bertram Russell.
Poema de Frank Belknap Long.

Relato de Algernon Blackwood.
Artículo.
Relato de Zenna Henderson.