5 tipos de Gente Sombra.


5 tipos de Gente Sombra.




En las últimas décadas se ha producido una verdadera explosión de experiencias con Gente Sombra [Shadow people o Shadow figure, en inglés]. ¿En qué consiste este fenómeno? Básicamente en la percepción de una sombra [justo en el límite de nuestra visión periférica], a veces translúcida, otras opaca, de silueta humanoide, ya sea de cuerpo entero como solo de cabeza y torso [ver: Gente Sombra: la verdad detrás del mito]

Por supuesto, la mayoría de los avistamientos de Gente Sombra son pareidolias, ilusiones ópticas debido a varios factores [entre ellos, el cansancio y la iluminación del lugar], sin embargo, no es un fenómeno nuevo; de hecho, la Gente Sombra está con nosotros desde hace muchísimo tiempo [ver: Las sombras del plano astral que habitan en tu casa]

Ahora bien, el término Gente Sombra parece evocar un solo tipo de entidades, pero lo cierto es que estos seres no se comportan de manera uniforme. Hay quienes han tenido experiencias aterradoras con entidades agresivas, otras, en cambio, declaran que la Gente Sombra no tienen la voluntad de hacer daño. De hecho, aún no hay consenso sobre si la Gente Sombra es malvada, benévola o neutral. En este contexto, nos parece interesante ensayar una clasificación más exhaustiva.

Antes de comenzar con los diferentes tipos de Gente Sombra es importante mencionar que estas no son clasificaciones excluyentes entre sí, es decir, no son categorías completamente intependientes. De hecho, hay muchos rasgos compartidos entre la Gente Sombra, y otros únicos; de modo que algunas categorías a menudo se superponen. Algunas entidades tienen ojos rojos, otras no; algunas se manifiestan con una capucha, otras con un sombrero de ala ancha o con la cabeza descubierta; algunas son siniestras, otras no. Hay Gente Sombra capaz de paralizarte y, en ocasiones, atacarte; otras simplemente parecen reconocer tu presencia antes de desaparecer [ver: ¿De qué están hechos los espíritus?]

Como generalidad hay que destacar que la gran mayoría de la Gente Sombra parecen ser hombres [las siluetas femeninas constituyen un un porcentaje despreciable] de gran estatura [de dos metros de altura o más en algunos casos]; otros, en cambio, son de estatura muy baja, como niños. Suelen ser descritos como sombras compactas, sólidas, como si estuvieran formadas por algún tipo de sustancia capaz de interrumpir la luz y bloquear la vista de los objetos que están detrás. Otro rasgo general es que la Gente Sombra rara vez trata de comunicarse, pero muchos parecen estar muy interesados en los seres humanos.

Ahora sí, pasemos a las 5 tipos de Gente Sombra. Más adelante analizaremos algunas teorías y posibles explicaciones.



1- Vigilantes de dormitorio [El Hombre del Sombrero]

Los Vigilantes de Dormitorio [Bedroom Watchers] se caracterizan por ser vistos de pie junto a la cama, o en un rincón del dormitorio, en especial cuando la persona se despierta súbitamente en medio de la noche. Esta clase de Gente Sombra parece sentir una especie de fascinación por observar a los seres humanos, y realmente no parece importarles si la persona está aterrorizada. Hay algo visceralmente espeluznante en la forma en que acecha [ver: Una sombra se sienta en el borde de mi cama]

Si bien [como la mayoría de la Gente Sombra] los Vigilantes de Dormitorio no tienen ojos ni rasgos faciales discernibles, parecen estar dirigiendo su atención a la persona en la cama de forma pasiva, es decir, solo observándola. La mayoría no se comporta de manera amenazante y/o agresiva, aunque su sola presencia resulte aterradora. Es su aspecto, y el contexto en el que se presenta, lo que produce terror, no su actitud [ver: El hombre al pie de mi cama]

Los Vigilantes de Dormitorio no parecen reaccionar cuando la persona descubre que está siendo observada; de hecho, pueden pasar varios minutos en la misma actitud después de haber sido detectados. Sin embargo, hay algunos reportes sobre Vigilantes de Dormitorio que han reaccionado agresivamente cuando su presencia ha sido percibida, pero en comparación estos parecen ser una excepción a la norma.

Los Vigilantes de Dormitorio suelen desaparecer repentinamente, aunque hay casos donde la desaparición es progresiva, como si se fundieran con las sombras circuntantes.

El denominado Hombre del Sombrero [The Hat Man] pertenece a este tipo de Gente Sombra [ver: El Hombre del Sombrero y la Amiga Imaginaria]. Si bien es un Vigilante de Dormitorio de aspecto francamente aterrador, no parece querer hacer daño, y suele estar acompañado por dos o más figuras sombrías de menor estatura, como si fuesen sus servidores. En muy raras ocasiones, las personas han reportaddo que una verdadera multitud de estos seres se ha reunido alrededor de sus camas en la oscuridad [ver: Hay una entidad en mi habitación]

El Hombre del Sombrero es uno de los tipos de Gente Sombra más comúnmente reportado. Los testigos lo describen como un hombre oscuro, sin rostro, con un abrigo y un sombrero de ala ancha que observa en silencio desde los umbrales de las puertas. No hay muchos testimonios de comportamiento malévolo o ataques atribuidos a este tipo de Gente Sombra, pero se ha informado que el Hombre del Sombrero induce sentimientos de aprensión, e incluso el conocimiento inexplicable de que volverá a aparecer en el futuro.

Es decir que el Hombre del Sombrero no necesita volverse violento para aterrorizarte; sin embargo, algunos de ellos no tienen reparos en causar daño físico. Hay personas que informaron haber sido golpeadas, asfixiadas e incluso levantadas y arrojadas por Gente Sombra agresiva. Estos seres generalmente no se ven muy diferentes de la Gente Sombra normal, excepto por el abrigo y el sombrero: son entidades sin rasgos, oscuras y, afortunadamente, también son los más fáciles de explicar científicamente, ya que la sensación de asfixia es uno de los síntomas comunes de la parálisis del sueño.


2- Gente Sombra encapuchada.

La Gente Sombra encapuchada se caracteriza por irradiar odio puro. Este tipo de Gente Sombra tampoco tiene rasgos faciales y su único elemento distintivo es su capa con capucha. Al igual que el Hombre del Sombrero, no hay muchos reportes de Gente Sombra encapuchada que ataque a los humanos directamente. Prefiere pararse en las puertas, o junto a la cama, y mirar en silencio [ver: Figuras humanas que caminan por tu casa de noche]

Sin embargo, mientras que el Hombre del Sombrero generalmente se describe como más curioso que malicioso, es casi seguro que la Gente Sombra encapuchada se perciba como una clara amenaza. Casi todas las descripciones coinciden en el mismo detalle siniestro: una innegable sensación de odio hirviente que irradia de la criatura.

En ocasiones, este tipo de Gente Sombra no parece tener volumen. Pueden aparecer repentinamente como contornos o siluetas humanas en las paredes. La mayoría de las veces están estáticas, pero en ocasiones pueden desprenderse de las paredes y moverse por la habitación [ver: Una figura encapuchada me sigue desde hace años]


3- Gente Sombra de ojos rojos.

Este tipo de Gente Sombra aparece y se mueve rápidamente por la habitación, tanto es así que la persona apenas puede captarla. Se podría decir que solo están de paso por la habitación, ya que cruzan de un lado a otro y desaparecen como si atravesaran las paredes.

La actitud de este tipo de Gente Sombra ha llevado a algunos a considerar que están en alguna clase de misión, y que su intención no es ser detectados. La mayoría de las veces no prestan atención a la persona que los observa, pero en otras pueden detenerse durante un instante, como si estuvieran sorprendidos de haber sido detectados.

Esta clase de Gente Sombra posee un rasgo distintivo: los ojos rojos, cuyo brillo aumenta en intensidad a medida que el miedo se apodera de la persona que lo está viendo. Si bien es cierto que solo parecen estar de paso, si su mirada se posa sobre ti, estás en problemas [ver: Si los ves, Ellos te ven]. 

Aquí, nuevamente, no hay muchos reportes de daños físicos a los humanos, pero la Gente Sombra de ojos rojos son tan amenazantes que no es necesario que hagan demasiado para infundir terror. Sus únicas características discernibles son los orbes rojos brillantes que se asoman desde sus rostros negros como el carbón. Según las personas que afirman haberse encontrado con Gente Sombra de ojos rojos, su mirada causa terror puro, y cuanto más aterrorizada se vuelve la víctima, más fuerte se vuelve su presencia.


4- Visitantes de fondo.

Los Visitantes de fondo [Background visitors] constituyen un tipo de Gente Sombra que nunca llegamos a ver en el momento, pero que pueden ser capturados en fotografías y videos. Fundamentalmente aparecen en el fondo de la imagen, como una silueta que se asoma desde alguna parte o una sombra humanoide en la pared.


5- Sombras edilicias [Genius Loci].

En general, la Gente Sombra no parece tener una relación con el lugar donde se presentan, sino más bien con la persona, ya sea con motivo de estudio o simple interés [ver: Genius Loci: el espíritu del lugar]. Sin embargo, este tipo de Gente Sombra parece estar asociada específicamente con un lugar, a menudo una casa o lugar abandonado, que se cree que están embrujados [ver: ¿Energía Residual o entidades inteligentes?]

Esta clase de Gente Sombra actúa con inteligencia, responde a la presencia de las personas, y pueden ser hostiles con quienes perturban el lugar. No siempre se manifiestan con una silueta humana clara, en ocasiones aparecen como una nube o vapor negro que se mueve demasiado rápido para ser natural. A pesar de su forma extraña, y muchas veces evasiva, dan la inequívoca impresión de que son entidades conscientes e inteligentes. Según algunos relatos, estas masas de sombras negras se sienten atraídas por personas o lugares que emiten emociones negativas [ver: Entidades astrales que se alimentan de pensamientos negativos]

Si bien la mayoría de la Gente Sombra aparece en interiores, algunos relatos describen encuentros en áreas desoladas. Estas figuras, al igual que sus contrapartes, parecen estar atadas a ciertos lugares, y reaccionan rápidamente cuando alguien ingresa en sus dominios. Tienen una tendencia a imitar a las personas con las que se encuentran [deteniéndose al mismo tiempo, por ejemplo], o incluso imitando sus voces, como un eco particularmente siniestro [ver: Algo me llamó por mi nombre]



Algunas teorías sobre la Gente Sombra.

La Gente Sombra ha sido parte de nuestros mitos y leyendas desde hace mucho tiempo, pero las descripciones más específicas de estas entidades no son tal lejanas. Probablemente la mención más concreta sea el relato de Guy de Maupasant de 1887: El Horla (Le Horla), cuyos detalles se corresponden con muchos informes sobre Gente Sombra. El cuento de Guy de Maupasant trata sobre el descenso a la locura de un aristócrata, su miedo a ir a la cama y ver una presencia oscura en la periferia de su visión. Poco a poco, esta presencia se vuelve más y más invasiva, hasta el punto de atacar al narrador. El terror que experimenta el personaje de Maupassant es común en muchos encuentros con Gente Sombra:


[«Anoche sentí que alguien se estaba agachando sobre mí, poniendo su boca sobre la mía, bebiendo mi vida a través de mis labios. Sí, realmente sentí que me estaba chupando la vida a través de mi garganta, como lo haría una sanguijuela.»] [ver: Gente Sombra, el Horla, y el portal interdimensional de Maupassant]


La Gente Sombra son seres intangibles. Si alguna vez vislumbraste una silueta o forma humana moviéndose justo fuera de tu campo de visión en una habitación vacía, es posible que te hayas encontrado con uno [ver: Ver fantamas por el rabillo del ojo]. Y si eso fue todo lo que viste, probablemente tuviste suerte. Nadie sabe exactamente qué son estas misteriosas figuras o qué quieren, pero muchas personas aseguran haberlas visto.

Todos los informes describen a la Gente Sombra como apariciones oscuras que parecen inteligentes, se mueven con una rapidez antinatural y son capaces de atravesar objetos sólidos, como puertas y paredes. A veces, la Gente Sombra se limita a acechar desde los rincones o asomarse por las puertas y ventanas sin hacer nada particularmente inquietante, y es posible que algunas ni siquiera presten atención a los humanos. Sin embargo, hay otros tipos de Gente Sombra están lejos de ser benignos.

Muchos testigos han relatado sus experiencias acompañadas de un abrumador sentimiento de pavor, como si un aura de malicia irradiara de estas criaturas. Ya sean entidades extradimensionales, demonios o simplemente un síntoma de diversos trastornos del sueño, hay ciertos tipos de Gente Sombra con características comunes, las cuales pueden decirte qué esperar si te encuentra con uno [ver: Sobre las apariciones demoníacas]

Es comprensible que los reportes de encuentros más impresionantes sean los que más atención atraen, pero lo cierto es que, en su mayoría, la Gente Sombra simplemente se desvanece apenas son detectados. Su actividad predominante parece ser la observación, la cual se detiene unos instantes después de haber sido detectados por la persona. De hecho, teniendo en cuenta la mayoría de los informes, podríamos concluir que gran parte de la Gente Sombra prefiere husmear sin ser notada.

Lo más habitual es que estos seres nos observen asomados desde los rincones, prácticamente fundidos con las sombras circundantes. Si se los detecta, desaparecerán inmediatamente. Todo sucede tan rápido que su presencia ni siquiera llega a incitar sentimientos negativos. En este contexto, algunas personas creen que la Gente Sombra sirven como exploradores para entidades más maliciosas. Otros, sin embargo, consideran que solo son seres curiosos, y que algunos de ellos llegan a desarrollar un interés particular por ciertas personas, «visitándolas» regularmente a lo largo de sus vidas.

En este punto es necesario derribar algunos mitos sobre la Gente Sombra. Es tan abundante la cantidad de material fraudulento en la web, sobre todo videos de supuestos investigadores paranormales, que resulta imprescindible establecer las pautas más comunes para este tipo de engaños. 

Normalmente, se nos informa que no hay nadie más en el cuarto [casa o área donde se filmó el video]; la Gente Sombra siempre se ve a lo lejos, muy borrosa, y a menudo en sitios de por sí oscuros. Convenientemente, la aparición aparece detrás de una pared, por una ventana, asomando solo la cabeza y solo durante un instante. Además, el autor del video informa que ha visto a la figura al editar el material, no en el momento. De hecho, en el momento el autor siempre toma el camino contrario a la aparición [ver: ¿Por qué siempre se asoman desde los rincones?]

Menciono todo esto porque resulta bastante absurdo que una entidad sobrenatural, si realmente existiera, se manifieste de este modo.

Existen numerosas teorías sobre la Gente Sombra, y eso también significa que existen muy pocas coincidencias sobre su origen. Sin embargo, son muchas las similitudes de reportes de fuentes inconexas para no tener al menos algo de verdad, incluso si no está relacionada con lo sobrenatural y, en cambio, vinculada con nuestra mente procesando información visual y buscando patrones a partir de datos aleatorios para crear algo que se asemeja a una forma humana en la oscuridad.

Ahora bien, en ocasiones los encuentros con Gente Sombra están acompañados de otros fenómenos secundarios. Por ejemplo, hay personas que comentan que, previo a la manifestación, la habitación comienza a vibrar, incluso a oscurecerse súbitamente [ver: Espíritus y «ambientes cargados»]. En estos casos, los reportes suelen mencionar a tres entidades; una de pie frente a la persona, observándola fíjamente, y otras dos a su alrededor, como si la estuviesen examinándola. En ocasiones puede haber algún tipo de comunicación mental, pero independientemente de estos mensajes, es el miedo lo que predomina en este tipo de experiencias [ver: Experiencia aparicional: cuando sentimos que no estamos solos]

Las sombras normales se crean cuando un objeto interrumpe el flujo natural de luz desde su fuente, lo que resulta en una proyección sobre una superficie. Cuando la fuente de luz es limitada, el resultado puede ser una red compleja de sombras de muchas formas. La Gente Sombra, en cambio, no son exactamente sombras; actúan como una especie de fuga u onda extradimensional que se manifiesta parcialmente en nuestra realidad. Después de todo, ¿quién puede imaginar cabalmente cómo la sombra de un ser de una dimensión superior puede proyectarse en un espacio tridimensional? En cualquier caso, estos diferentes reinos o planos normalmente no se mezclan. Aunque hay espíritus y entidades a nuestro alrededor, sencillamente no somos conscientes de ellos debido a las leyes que gobiernan nuestro universo. Para ser testigo de una manifestación de Gente Sombra la persona debe estar sintonizada psíquicamente con estos otros planos [ver: ¿Fantasmas o deslizamientos de tiempo?]

Algunas personas nacen con este talento, otras pasan toda la vida tratando de adquirirlo, y la mayoría finge que lo tiene. Sin embargo, hay circunstancias que hacen que sea posible que cualquiera de nosotros vea a la Gente Sombra. Específicamente, es más probable que veamos a la Gente Sombra durante la delgada frontera entre el sueño y la vigilia. Por otro lado, ser testigo de una de estas apariciones puede ser perturbador tanto emocional como psicológicamente; ya que nos obliga a tomar una decisión sobre la existencia de espíritus, y creer o explicar la experiencia como una pesadilla, una casualidad, o incluso como episodio psicótico. Cualquiera de esas opciones es inquietante.

El comportamiento de la Gente Sombra es completamente diferente al de los clásicos fantamas [ver: ¿Los fantasmas saben que están muertos?]. De hecho, los fantasmas suelen estar confundidos, como atrapados en un bucle, realizando una y otra vez las mismas acciones, y casi siempre sin ser conscientes de su entorno; mientras que la Gente Sombra parece tener una agenda propia. Hay elementos intangibles en cada experiencia, pero muchos describen la sensación de estar viendo algo que no es exactamente como nosotros, pero que quiere que pensemos que lo es [ver: ¿Los fantasmas son «grabaciones» impresas en la realidad?]

Otra teoría popular sobre la Gente Sombra tiene que ver con los Tulpas o Formas del Pensamiento; en este caso, pensamientos humanos negativos que buscan alimentarse, o al menos se sienten atraídas, por una vibración similar: el miedo [ver: El Plano Mental: sus habitantes y criaturas]. Esta podría ser la razón por la cual los niños, cuya capacidad para sentir miedo no parece tener limites, tienen experiencias con Gente Sombra con mucha más frecuencia e intensidad que las personas adultas [ver: Cuando los niños ven fantasmas]

Ahora bien, si partimos de la hipótesis de que la Gente Sombra realmente existe, y que además tienen un propósito u objetivo para visitarnos, entonces debemos asumir: a) quieren ser vistos; b) son ineptos o incapaces de ocultarse del todo. De hecho, son claramente visibles en la oscuridad, y hasta podríamos decir que su opacidad contrasta con las sombras circundantes. En otras palabras, son más oscuros que la oscuridad; y eso puede ser interpretado tanto como un intento de camuflarse como de hacerse visibles dentro de nuestro rango visual.

Tampoco sabemos exactamente qué quiere la Gente Sombra de nosotros, si es que acaso quieren algo además de observarnos. Algunos afirman que estos seres tienden a sentirse atraídos por los pensamientos negativos, incluso que se alimentan del miedo. No obstante, esto último no tiene demasiado sentido. Quiero decir, si les interesara exclusivamente el miedo, podrían asumir una forma mucho más aterradora que una sombra, y causar en nosotros una verdadera explosión de terror corriendo por nuestras venas. De hecho, es probable que el miedo sea solo una reacción instintiva no buscada. Es común que toda experiencia con algo o alguien espiritualmente más fuerte nos produzca miedo, como si estuviéramos frente a un depredador o un animal peligroso. Instintivamente percibes la amenaza y sabes que podría hacerte daño, aun cuando esa no sea su intención.

En cuanto a los pensamientos negativos, es cierto que muchas personas que han tenido encuentros con Gente Sombra declaran que esto sucedió en un punto bajo de sus vidas, a menudo en medio de una depresión o situaciones familiares y personales realmente difíciles. Supongo que podría haber un factor de atracción a los pensamientos negativos, pero estos también podrían funcionar como un elemento de sincronización con estas entidades. Para alimentarse del miedo o de pensamientos negativos realmente no sería necesario acechar a alguien en su dormitorio; hay muchos otros sitios y contextos donde abundan esas emociones [ver: Entidades que se obsesionan con los vivos]

La idea de que la Gente Sombra adapte su forma característica simplemente para producir miedo en los seres humanos, aprovechando nuestro miedo primario a la oscuridad [y a lo que puede ocultarse en ella] resulta más bien pueril. Estoy seguro de que una entidad inteligente con esa capacidad podría encontrar formas mucho más eficaces de asustarnos.

Dicho todo esto, la idea de que la Gente Sombra está aquí para estudiarnos, examinarnos, es doblemente interesante. En primer lugar porque eso implica que el objeto estudiado es de algún modo importante o relevante, al menos lo suficiente como para que un ser extradimensional esté interesado en él. Me parece interesante que alguien pueda creerse tan importante; por otro lado, para muchos de nosotros las rocas no son particularmente interesantes, sin embargo, hay todo un campo de estudio dedicado a ellas.




Bestiario Astral. I Fenómenos paranormales.


Más Consultorio Paranormal:
El artículo: 5 tipos de Gente Sombra fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción, enviar consultas o compartir tu experiencia, escríbenos a elespejogotico@gmail.com

4 comentarios:

El Aprendiz dijo...

Fascinante tema.
No puedo dejar de leer una publicación tras otra.

Anónimo dijo...

Yo si lo e visto pero era com forma humana del tamaño de un niño de 10 años era como de humo oscuro en movimiento y si se le veia algo de ojos rojos y me habló lo e tenido delante mío se lleva el alma de la gente ya a pasado como tres años de eso y sigo muy preocupado abrazó por detrás a un familias muy enfermo lo jalo para un lado y vimos el espíritu igual en forma de humo de mi familiar salir de su cuerpo jalado por este ser y desaparecieron los dos espíritus el de mi familiar y el de este ser estoy espantado, aún no se que fue eso jamas pensé ver algo así y menos que me hablará me quede congelado por lo que me dijo son diferentes espíritus de la muerte creo me siento muy mal por esto una cosa es leer un escrito otra cosa vivirlo en la realidad no es una broma

Melandy dijo...

Amigo, te entiendo al 100%. Esto es demasiado real. No es joda. Son seres de la mismísima cuarta dimensión. Yo he visto un par de veces gente sombra y ha sido demasiado aterrador. Cómo estás con eso actualmente? Te sigue o urriendo de ver esos seres?

ranoxx dijo...

vi en cierta ocasion una sombra en mi cuarto proyectada en la pared y me exxtrano verla pues no habia nada que la proyectara era una mancha amorfa queriendo buscae que proyectaba esa sombra me ;puse enfrente de ella y aun asi alli estaba por mas que busque nada la proyectaba asi que alce mi brazo y toque la sombra y la pared no se sintio nada diferente ni mas frio ni mas caliente pues lomas raro fue que cuando tenia mi mano pegada a la pared sobre la sombra esta empezo a desplazarse hacia a un lado lentamente para despues desvanecerse esa es mi expereiencia con una de las sombras despues tuve mas pero eesas son otras historias
Ranoxx



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de William Blake.
Relato de Shirley Jackson.
Relato de Robert Bloch y Henry Kuttner.

Poema de William Blake.
Psicología.
Relato de Henry Kuttner.