«El libro de la ley»: Aleister Crowley; libro y análisis


«El libro de la ley»: Aleister Crowley; libro y análisis.




El libro de la ley (Liber AL vel Legis) es un libro prohibido del ocultista inglés Aleister Crowley (1875-1947), concebido durante tres noches febriles en abril de 1904, y luego publicado a finales de ese mismo año.

El libro de la ley fue escrito en circunstancias extrañas. Al parecer, durante una visita a la ciudad de El Cairo, Egipto, acompañado por su esposa, Rose Kelly, Aleister Crowley comenzó a recibir un extraño mensaje de una entidad de otra dimensión, o acaso procedente del Plano Astral, llamada Aiwass.

Según el testimonio del autor, Aiwass le dictó, en estado de trance, los tres capítulos que constituyen El libro de la ley durante tres días consecutivos: el 8, 9 y 10 de abril de 1904.

Poco es lo que se sabe sobre Aiwass, a quien Aleister Crowley le atribuye el título de Ángel, aunque se asemeja más a las criaturas no humanas del plano astral. En cualquier caso, Aiwass se presenta a sí mismo asegurando que es apenas un enviado de una entidad superior, llamada Hoor-Paar-Kraat, cuyo nombre remite al egipcio Har-Par-Khered, que en griego derivó en la palabra Harpócrates, cuyo significado literal es «Horus niño».

Aleister Crowley describió en varias ocasiones aquel encuentro con Aiwass, e incluso brindó detalles sustanciosos sobre su aspecto. En principio, la voz de Aiwass provino de un rincón de la habitación, justo a sus espaldas. Era musical, profunda, expresiva, y carecía de un acento reconocible. Por otro lado, la apariencia de la entidad, según algunos, proveniente de un universo paralelo, era todavía más inquietante.

El cuerpo de Aiwass era casi traslúcido, o mejor dicho, como si estuviese constituido por una delgada película de gasa. Su altura era considerable, y parecía estar en la plenitud de sus fuerzas físicas. Los ojos, de un oscuro profundo, estaban velados, acaso para no perturbar demasiado al escriba.

El libro de la ley, básicamente, proclama el inicio de la Ley de Thelema, que en griego significa «voluntad», la cual entraría en vigencia en ese mismo año, 1904, justo al comienzo de la Era de Horus, o Eon de Horus. Esta misteriosa ley cósmica, desarrollada oscuramente en El libro de la ley, se resume en dos principios fundamentales:


Hacer tu voluntad será el todo de la Ley.

Amor es la ley, amor bajo voluntad.


Es imposible determinar si Aiwass, y en tal caso todo El libro de la ley, atravesaron alguna especie de portal interdimensional, o si bien fueron el producto del subconsciente de Aleister Crowley. Sin embargo, podemos pensar que el estilo del Libro de la ley se asemeja peligrosamente al del propio Aleister Crowley, detalle más compatible con la escritura automática que con la canalización de inteligencias cósmicas.

De no haberse dedicado al ocultismo, Aleister Crowley habría sido un escritor excepcional. De hecho, incursionó en la novela —La hija de la luna (Moonchild)— y en el relato de detectives —ciclo Simon Iff—; en ambos casos con gran destreza.

En resumen: El libro de la ley de Aleister Crowley es una obra que aspira a la libertad, pero una libertad que restringe la de los demás, una libertad sin restricciones, y menos aún aquellas que proceden de la ética o de la moral. La voluntad, es decir, el deseo, es lo único que realmente importa.

En las páginas de El libro de la ley podemos encontrar muchas referencias a la meditación, el yoga, el orientalismo, pero también a criaturas cósmicas sumamente inquietantes, como la Mujer Escarlata, o Babalon: la madre de la abominaciones, quien sería la encargada de engendrar al Anticristo.

No en vano existe una clara conexión entre Aleister Crowley y H.P. Lovecraft. Mientras el maestro de Providence incorporó las terroríficas visiones de sus sueños en relatos de terror, principalmente en el ciclo de los Mitos de Cthulhu, Crowley les entregó mucho más que su talento como narrador. Verdaderamente creyó que existían, e hizo todo lo posible por difundir sus odiosas enseñanzas.

En este sentido, el Horror Cósmico de H.P. Lovecraft y sus escalofriantes seres extradimensionalesCthulhu, Nyarlathoteph, entre otros— cumplen la misma función que los Hadit, Ra-Hoor-Khuit y Ankh-af-na-khonsu de Aleister Crowley, solo que dentro de un plano que vindica su existencia real.

En otros términos: mientras que Crowley escribió El libro de la ley en el plano real, H.P. Lovecraft concibió al Necronomicón en la ficción.

La conexión Crowley-Lovecraft no es ninguna novedad. El maestro de Providence es una referencia para muchos seguidores del ocultista. De hecho, se considera a H.P. Lovecraft como profeta de la Orden Tifoniana, es decir, un profeta real, cuyas visiones de una realidad inconcebible se traducen en cuentos y no en panfletos exaltados.

En esencia: El libro de la ley es una obra excesiva, contradictoria, incluso consigo misma a lo largo de sus innumerables ediciones. Ya sea el producto del subconsciente del autor, o bien de esferas de existencia inconcebibles, su lectura produce un efecto bastante parecido al miedo.




El libro de la ley.
Liber AL vel Legis, Aleister Crowley (1875-1947)

Copia y pega el link en tu navegador para leer online o descargar en PDF: El libro de la ley de Aleister Crowley:
  • http://www.enlataberna.com/libros/archivos/libro_de_la_ley.pdf




Libros prohibidos. I Libros extraños.


Más literatura gótica:
El análisis y resumen del libro de Aleister Crowley: El libro de la ley (Liber AL vel Legis), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

4 comentarios:

Anónimo dijo...

polo: hey es la primera vez que miro el blog y los felicito es excelente....seguro seguire pasando por aqui !!!! gracias por todos los libros

Anónimo dijo...

Está es la mejor página que e visto muchas gracias me encanta mucho yo también seguiré pasando por aquí hasta pronto !!

Anónimo dijo...

hola que tal, alguien sabe donde podría conseguir el libro de la ley en español aquí en México??

Anónimo dijo...

Y la pregunta es Por que se eliminan algunos libros y otros no ?



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Artículo.
Libros de James Churchward.
Relato de Daniel Defoe.

Libros de Marie-Louise von Franz.
Índice.
Índice.