«Sueños rotos»: W.B. Yeats; poema y análisis


«Sueños rotos»: W.B. Yeats; poema y análisis.




Sueños rotos (Broken Dreams) es un poema de amor del escritor irlandés W.B. Yeats (1865-1939), publicado en 1917.

W.B. Yeats abordó en sus poemas prácticamente todas las grandes abstracciones: la muerte, el sueño, el amor; pero tal vez sea el tema de la belleza el que más lo inquietó, en especial cuando esta se degrada con el paso del tiempo.

No es caprichoso que Sueños rotos haya sido compuesto el mismo año en el que W.B. Yeats volvió a pedirle matrimonio al gran amor de su vida: Maud Gonne, mujer extraordinaria e indomable que cautivó a muchos hombres talentosos del período.

En Sueños rotos, William Butler Yeats propone una mirada retrospectiva, desde la vejez, sobre la imperfección y lo pasajero de la belleza a través del recuerdo de las manos de su amada.

Resulta interesante que en Sueños rotos W.B. Yeats haya preferido alabar la hermosura de su mujer mediante el recuerdo de sus pequeños defectos y no de sus virtudes.

En definitiva, de eso se trata el amor, o al menos uno de sus rasgos principales: enamorarse de alguien significa también abrazar todas las imperfecciones del otro, precisamente porque allí reside su individualidad.



Sueños Rotos.
Broken Dreams, W.B. Yeats (1865-1939)

Hay gris en tus cabellos;
a tu paso,
los jóvenes ya no se quedan sin aliento;
acaso te bendiga algún anciano
porque fue tu plegaria
la que lo salvó en el lecho de muerte.
Por tu bien -que ha sabido del dolor del corazón,
y que ha impartido todo el dolor del corazón,
desde la magra niñez acumulando
onerosa belleza- por tu sólo bien
el cielo desvió el golpe de su sino,
tan grande su porción en la paz que estableces
con sólo penetrar dentro de un cuarto.
Tu belleza no puede sino dejar entre nosotros
vagos recuerdos, recuerdos nada más.
Cuando los viejos se cansen de hablar, un joven
dirá: Háblame de esa dama,
que terco en su pasión nos cantaba el poeta
cuando ya su sangre debiera estar helada por los años.

Vagos recuerdos, recuerdos nada más.
Pero en la tumba todos, todos serán renovados.
La certidumbre de que veré a esa dama
reclinada o erecta o caminando
en el primor inicial de su feminidad
y con el fervor de mis ojos juveniles,
me ha puesto a balbucear como un tonto.

Era más bella que cualquiera,
no obstante su cuerpo tenía una mancha;
sus manos pequeñas no eran bellas,
y temo que has de correr
y las hundirás hasta la muñeca
en ese lago misterioso, siempre rebosante
donde todos los que cumplieron la ley sacra
se hunden y resurgen perfectos. Deja intactas
las manos que besé,
por bien del viejo bien.

Muere el último toque de media noche.
Todo el día, en la misma silla
de sueño a sueño y rima a rima he errado,
en charla incoherente con una imagen de aire:
vagos recuerdos, recuerdos nada más.


There is grey in your hair.
Young men no longer suddenly catch their breath
When you are passing;
But maybe some old gaffer mutters a blessing
Because it was your prayer
Recovered him upon the bed of death.
For your sole sake - that all heart's ache have known,
And given to others all heart's ache,
From meagre girlhood's putting on
Burdensome beauty - for your sole sake
Heaven has put away the stroke of her doom,
So great her portion in that peace you make
By merely walking in a room.
Your beauty can but leave among us
Vague memories, nothing but memories.
A young man when the old men are done talking
Will say to an old man, "Tell me of that lady
The poet stubborn with his passion sang us
When age might well have chilled his blood.'
Vague memories, nothing but memories,
But in the grave all, all, shall be renewed.
The certainty that I shall see that lady
Leaning or standing or walking
In the first loveliness of womanhood,
And with the fervour of my youthful eyes,
Has set me muttering like a fool.
You are more beautiful than any one,
And yet your body had a flaw:
Your small hands were not beautiful,
And I am afraid that you will run
And paddle to the wrist
In that mysterious, always brimming lake
Where those What have obeyed the holy law
paddle and are perfect. Leave unchanged
The hands that I have kissed,
For old sake's sake.
The last stroke of midnight dies.
All day in the one chair
From dream to dream and rhyme to rhyme I have
ranged
In rambling talk with an image of air:
Vague memories, nothing but memories.


W.B. Yeats (1865-1936)




Más poemas góticos. I Poemas de W.B. Yeats.


Más literatura gótica:
El análisis, resumen y traducción al español del poema de W.B. Yeats: Sueños rotos (Broken Dreams) fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Simulador dijo...

...Soy Casi Adicto a este blog...



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Charlotte Mew.
Relato de Arthur Machen.
Índice de cuentos fantásticos.

Mitología de Stephen King.
Relato de Alexei Tolstói.
Índice de cuentos fantásticos.