«Mujeres condenadas»: Charles Baudelaire; poema y análisis


«Mujeres condenadas»: Charles Baudelaire; poema y análisis.




Mujeres condenadas (Femmes damnées) es un poema maldito del escritor francés Charles Baudelaire (1821-1867), publicado en la antología de 1857: Las flores del mal (Les fleurs du mal).

Mujeres condenadas es, sin dudas, uno de los mejores poemas de Charles Baudelaire en ser dedicado a las mujeres.

Lo verdaderamente admirable de Mujeres condenadas es que tamaña generalización, tan vacía y absurda en muchos autores, no cae aquí en ningún desagradable lugar común.

Charles Baudelaire pensó en todas las mujeres para componer su Mujeres condenadas; una abstracción, si se quiere, integrada por incontables subjetividades pero cuya adoración requiere una síntesis que también puede ser vista como la sublimación de lo femenino.

Ahora bien, ¿qué clase de condena imagina Charles Baudelaire para las mujeres?

Tal vez su propia condición, certero blanco de adoración pero también de celos, menosperecio y discriminación.



Mujeres condenadas.
Femmes damnées, Charles Baudelaire (1821-1867)

Como bestias inmóviles tumbadas en la arena,
Vuelven sus ojos hacia el oceánico horizonte,
Y sus pies que se buscan y sus manos unidas,
Tienen dulces caídas y temblores amargos.

Las unas, corazones que aman las confidencias,
En el fondo del bosque donde el arroyo canta,
Deletrean el amor de su pubertad tímida,
Y marcan en el tronco a los árboles tiernos;

Las otras, como hermanas, andan graves y lentas,
A través de las peñas llenas de apariciones,
Donde San Antonio vio surgir como la lava
Aquellas tentaciones con los senos desnudos;

Y las hay, que a la luz de líquidas resinas,
En el hueco ya mudo de los antros paganos,
Te llaman en auxilio de su aulladora fiebre.
¡Oh Baco, que adormeces todas las inquietudes!

Y otras, cuyas gargantas lucen escapularios,
Que, un látigo ocultando bajo sus largas ropas,
Mezclan en las sombrías y solitarias noches,
La espuma del placer con el llanto del suplicio.

Oh vírgenes, oh monstruos, oh demonios, oh mártires,
De toda realidad desdeñosos espíritus,
Ansiosas de infinito, devotas, vampiresas,
Ya crispadas de gritos, ya deshechas en llanto.

Vosotras, a quien mi alma persiguió en tal infierno,
¡Hermanas mías!, os amo y os tengo compasión,
Por vuestras penas sordas, vuestra insaciable sed
y las urnas de amor que vuestro pecho encierra.

Charles Baudelaire (1821-1867)




Más poemas góticos. I Poemas de Charles Baudelaire.


Más literatura gótica:
El resumen y análisis del poema de Charles Baudelaire: Mujeres condenadas (Femmes damnées) fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

3 comentarios:

Desaine dijo...

Me siento identificada con esta parte:

"Las unas, corazones que aman las confidencias,
En el fondo del bosque donde el arroyo canta,
Deletrean el amor de su pubertad tímida,
Y marcan en el tronco a los árboles tiernos;"

Anónimo dijo...

es hermoso el poema,sin embargo no me siento identificada con ninguno de los versos(o talvez con un poquito de cada uno de ellos)pero se me vienen a la mente muchas mujeres que concuerdan con estos versos,algunas de ellas muy importantes en mi vida y otras que prefiero no recordar.ludmila sanzo

Anónimo dijo...

Je pense que le poemme se trés interessant, mais J'en prefere lire en france.



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Sara Teasdale.
Relato de Katherine Mansfield.
Poemas de Thomas Campbell.

Mitología.
Poemas de Campoamor.
Ensayo de Virginia Woolf.