¡Dagón es Cthulhu!


¡Dagón es Cthulhu!




Los Mitos de Cthulhu de H.P. Lovecraft forman parte de un universo donde la especulación de sus admiradores está a la orden del día, aunque casi siempre sin demasiado sustento. Este breve artículo de El Espejo Gótico es otro ejemplo de esas interpretaciones audaces, cuando no desatinadas, pero con una pizca de erudición, si se quiere.

Para comenzar debemos decir lo siguiente: ¡Dagón es Cthulhu!

Desde ya que H.P. Lovecraft no aclara este asunto sobre la supuesta identidad secreta de Cthulhu en ninguno de sus relatos, pero deja indicios, muchos indicios (ver: Cthulhu: origen e historia según el canon de H.P. Lovecraft).

El sitio donde el maestro de Providence parece estar a punto de hacer esta revelación inquietante es el relato: La sombra sobre Innsmouth (The Shaow Over Innsmouth), publicado en 1936 y luego reeditado por Arkham House en: El extraño y otros (The Outsider and Others).

¿Hay evidencias que respalden esto? No exactamente, pero el Multiverso de Lovecraft admite ciertas conjeturas perfectamente lógicas.

En primer lugar, apenas el viejo Zadok Allen menciona al Padre Dagón en La sombra sobre Innsmouth estalla en gritos histéricos:


¡Cthulhu fhtagn! Ph'nglui mglw'nafh Cthulhu R'lyeh wgah-nagl fhtagn.


Estos, por supuesto, son los versos que escuchamos primero en La llamada de Cthulhu (The Call of Cthulhu). Significan:


En su casa de R'lyeh, el gran Cthulhu espera soñando.


Además, Allen sostiene que los Profundos de Innsmouth resucitarían por el tributo que ansiaba Cthulhu. Cthulhu, entonces, parece ser el verdadero objeto de culto de la Orden de Dagón.

En este contexto, Dagón es simplemente un epíteto, tomado del conocido Antiguo Testamento, para enmascarar la adoración secreta del desconocido Cthulhu (ver: Dagón: el panadero de Lovecraft).

Recordemos que los forasteros pueden visitar regularmente el pueblo de Innsmouth, de hecho, hay un autobús que pasa periódicamente por allí, de manera tal que existe cierta necesidad de enmascarar un culto profano bajo la fachada de un antiguo mito bíblico.

Y recordemos, de paso, lo reservados que también son los adoradores de Cthulhu en La llamada.

Una sustitución similar se observa en Los sueños en la casa de la bruja (The Dreams in the Witch House), donde la adoración de Satanás se termina revelando como el culto de Azathoth y Nyarlathotep; algo perfectamente comprensible. Es mejor que los curiosos nos adjudiquen la adoración por el príncipe de las tinieblas, bien conocido por todos, que por seres interdimensionales que nadie conoce, y que por lo tanto podrían despertar algún tipo de interés del exterior.

Aquí, en La sombra sobre Innsmouth, esa sustitución no sucede de forma expresa, pero todo apunta en esa dirección.

Es importante notar que, para la época de La sombra sobre Innsmouth, Lovecraft tenía mucho más en claro su esquema de trabajo, su universo, que cuando escribió Dagón (Dagón) en 1919; razón por la cual existen muchas reinterpretaciones de sus primeras historias en sus últimos relatos.

Finalmente, podemos notar que ese relato, Dagón, es una especie de borrador, o de prototipo, del capítulo de La llamada de Cthulhu titulado: La locura del mar (The Madness from the Sea). A su vez, podemos deducir que ese Dagón de 1919 es un prototipo de Cthulhu, o un alias, si se quiere; cuyo verdadero nombre, por otro lado, no se conoce: (ver: ¿Cómo se pronuncia «CTHULHU» en realidad?).




Más sobre Lovecraft. I Mitos de Cthulhu.


Más literatura gótica:
El artículo: ¡Dagón es Cthulhu! fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Toda una revelación.
Interesante esa idea del culto encubierto.



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Análisis de «En la cripta» de Lovecraft.
Relato de David H. Keller.
Análisis de «El Templo» de Lovecraft.

Consultorio paranormal.
Tierra Media.
Relato de Henry Hasse.