Dagón: demonio y panadero de H.P. Lovecraft


Dagón: demonio y panadero de Lovecraft.




Además de tener una activa participación en grimorios y libros prohibidos de la Edad Media, Dagón aparece ya en remotos textos cuneiformes de lengua amorrea.

Los filisteos lo consideraron progenitor de Baal, cuya figura engendraría una vasta literatura. Dentro de la iconografía filistea, Dagón era adorado bajo la forma de un humanoide con una gran cola de pez.

Esa descripción se repite, como un mantra sagrado, a lo largo de los siglos.

Contrariamente a lo que se cree, Dagón no es un demonio propio de los mitos hebreos. Fueron los filisteos, pueblo guerrero que los hebreos suponían originarios de Creta o de la península de Anatolia; quienes introdujeron el culto a Dagón en las comunidades semíticas.

Los hebreos, en alusión a la adoración que los filisteos tenían por Dagón, se referían a ellos con el despectivo título de: "Pueblos del mar".

La asociación de Dagón con la agricultura es bastante simple de explicar. Su nombre significa literalmente: "semilla".

Dagón era su dios principal, con figura mitad pez mitad hombre. Se le rendía culto en los santuarios de Ashold y Gaza, donde también se adoraba a Astartea como diosa de la guerra y al tenebroso Baal-Zebul, más conocido como Belcebú, el Señor de las Moscas.

Dagón se convirtió en la divinidad más importante de Mari (actual Tell-Hariri), antigua ciudad a orillas del Éufrates, situada en el límite entre la Mesopotamia y Siria. En el segundo milenio a.C. esta región fue la sede de una opulenta dinastía de semitas amorreos, derrotados por Hammurabi hacia 1.760 a.C.

Dagón, al igual que muchos dioses civilizadores, era considerado como el inventor del arado, y padre del dios cananeo Baal. También figuraba en el selecto panteón de Ur; donde sólo lo superaba el dios supremo, El.

Se ignora por qué Dagón fue descendiendo progresivamente de categoría. De unos orígenes que le atribuían la invención de la agricultura pasó a ser meramente el panadero del infierno.

Impopular y desprestigiado. al pobre Dagón le quda un último consuelo: la amistad de los campesinos y los artesanos, a quienes suele aconsejar cuando vacilan en sus tareas cotidianos.

>Con el tiempo, Dagón fue abandonando los escritorios de los mitógrafos y se asentó en el cuarto austero de un autor colosal: H.P.Lovecraft.

A continuación citamos algunas historias protagonizadas por Dagón:




Más diccionario demonológico. I Diccionario de demonios femeninos.


Más diccionario demonológico:
El artículo: Dagón, el panadero de H.P. Lovecraft fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Robert Frost.
Relato de Jean Lorrain.
Relatos de O. Henry.

Antología de Jean Lorrain.
Relatos de William Faulkner.
Relato de M.R. James.