Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Ruth Forman.
Novela de Jan Potocki.
Taller literario.

¡El tiempo se está acelerando!
Relato de Ambrose Bierce.
Relatos del simbolismo francés.


Glog: el cazador de monstruos de la Edad Media


Glog: el cazador de monstruos de la Edad Media.




El Glog pertenece a una de esas extrañas razas de seres fantásticos cuyo origen continúa siendo un misterio.

Su leyenda proviene de Bulgaria, y se remonta más allá de la Edad Media, aunque por aquella época el Glog no era considerado un monstruo, sino un cazador de monstruos que empleaba métodos extraordinarios para emboscar y atrapar a sus presas.

Hay que aclarar rápidamente que el Glog no es un cazador de monstruos vocacional, es decir, por elección, sino más bien por venganza.

Él mismo es el fruto de la unión antinatural de una mujer humana con un vampiro. Otros, en cambio, le asignan las propiedades asombrosas y el temperamento volátil de los Changelings, esto es, el hijo de una hada criado entre mortales.

Sea cual sea el árbol genealógico el Glog, todas las versiones le atribuyen al menos una parte de la herencia de los seres mágicos que lo gestaron; de tal forma que agrupa tanto sus fuerzas como sus debilidades.

Pero lo cierto es que el Glog jamás aceptó con agrado la idea de ser un híbrido, y mucho menos de poseer sangre mágica en sus venas. Por el contrario, aborrece su estirpe sobrenatural y hace todo lo posible para reducir su número en cada ocasión que se le presenta.

De hecho, algunos investigadores del folklore medieval aseguran que su obsesión por cazar monstruos se debe a que el Glog busca incesantemente a sus padres para ajustar cuentas.

Para ello asume las formas más variadas. Algunas, de hecho, le demandan disfrazarse de humano para atrapar a sus enemigos. Por ese motivo muchos consideran que el Glog es el verdadero héroe detrás de muchos cuentos de hadas, por ejemplo, el ignoto pero oportuno cazador que rescata a Caperucita Roja; o la presencia ominosa que atrapa al Groac'h, la bruja que pensaba asar al horno a Hansel y Gretel.

Si bien el Glog reniega abiertamente de su linaje sobrenatural, no duda en utilizarlo para cazar monstruos: trolls, dragones, vampiros, enanos, licántropos, hadas; ninguno de ellos está a salvo de su furia, y menos aún de sus estupendas habilidades para encontrar e identificar a los seres mágicos que se ocultan entre nosotros.

Originalmente el Glog era una criatura individual, el típico caballero sombrío investido con espada y armadura, pero con el tiempo fue convirtiéndose en algo más.

En la región de Bulgaria, por ejemplo, se esperaba el nacimiento de al menos un Glog por generación; y cuando se sospechaba que un niño era un cazador de monstruos se le entregaban todo tipo de facilidades para que desarrolle su tarea.

Más aún, la presencia de este cazador de monstruos era aceptada por todos, ya que el Glog no es un cazador de monstruos itinerante. Su posición dentro de las aldeas era permanente, y se conservaba de por vida; aún cuando el sujeto se manifieste prolijamente incapaz de cazar cualquier otra cosa que no sea una criatura sobrenatural.

Es extraño que Sigmund Freud no haya reparado en la leyenda del Glog, habida cuenta de que esta especie de híbrido carece de hembras: todos son hombres obsesionados con matar a sus padres, síntesis exigua pero contundente de vagos complejos que la psicología prefirió olfatear en los mitos griegos.




Seres fantásticos de la mitología. I Mitología comparada.


Más literatura gótica:
El artículo: Glog: el cazador de monstruos de la Edad Media fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

6 comentarios:

patricia salvo dijo...

excelente articulo.

Jes-kun dijo...

No hay nada que temer, la Guardia de la Noche nos amparará de la amenaza que hay más allá del Muro de Hielo.

Lucía dijo...

Tengo curiosidad, ¿de dónde has sacado este breve pero fascinante trocito de información de una leyenda de la que apenas hay constancia en internet?
Mi siguiente paso son las enciclopedias pero si tienes alguna fuente concreta me gustaría que la compartieras por favor.

Por cierto el blog me encanta, no me pierdo nada, hace mucho que estoy suscrita y no deja de engancharme con sus historias. Genial entre los mejores, donde los haya xD

Sebastián Beringheli dijo...

Lucia: te comento que Glog es básicamente la versión búlgara de los Dhampiros, es decir, descendientes de humanos y vampiros. Si mal no recuerdo, la palabra Glog significa «espino», y hace referencia a la madera de ese árbol, que solía usarse para fabricar estacas. En este sentido, los Glog siempre aparecen como cazadores de vampiros. No recuerdo específicamente la obra, pero en cualquier tratado de mitología de la región de los Balcanes vas a poder encontrar información al respecto. De todas maneras, si encuentro por allí la fuente te la paso. Saludos!

Lucía dijo...

¿Únicamente como cazadores de vampiros? Como bien reza el título, "Cazador de Monstruos de la Edad Media" como de un modo más genérico y aunque sí, lo reconozco, la firme creencia en los vampiros llegó a desatar el pánico en más de una ocasión, pero no eran los únicos monstruos en los que las gentes creían en la Edad Media, por no decir que había un buen número de creencias en diferentes tipos de criaturas no humanas y un arraigado miedo a todas ellas.
Qué puedo decir, me ha fascinado mucho más el aspecto del Glog como "Cazador de Monstruos" en general que solamente de vampiros.
Además, el texto habla, y cito textualmente, de que "Otros le asignan las propiedades asombrosas y el temperamento volátil de los Changelings, esto es, el hijo de una hada criado entre mortales". Y ofrece la posibilidad de otras variantes al admitir "Sea cual sea el árbol genealógico el Glog...". Y más adelante dice también "todas las versiones le atribuyen al menos una parte de la herencia de los seres mágicos que lo gestaron" dando a entender que realmente sí tiene una parte "mágica", que no necesariamente vampírica.
Me ha gustado mucho esa forma de enfocar el mito, de otras formas y con más variantes que no sólo los aburridos vampiros de siempre. (Y que conste que a mí los vampiros me han encantado toda la vida pero creo que, a día de hoy, el tema está más que exprimido y saturado).
Un saludo y gracias por tu respuesta anterior :)

Sebastián Beringheli dijo...

Sucede que, al menos para las leyendas búlgaras, el concepto de "vampiro" agrupaba una amplia variedad de engendros en la Edad Media; de modo tal que cazar vampiros era equivalente a cazar monstruos. De hecho, si retrocedemos lo suficiente en el tiempo podemos observar que la palabra "vampiro" no significaba en absoluto lo que actualmente pensamos de estas criaturas. La raíz más antigua que se conoce es Opiri, en la región eslava, y Ubyr, en lo que actualmente sería Bulgaria. Literalmente significaba "bruja"; también, de un modo distinto al que hoy en día pensamos en ellas. Aquí, la bruja sintetiza una larga serie de atributos sobrenaturales. En este sentido, al decir que le Glog cazaba vampiros básicamente nos referimos a que cazaba seres sobrenaturales, desde luego, como él mismo.

Saludos, Lu!