Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Samuel Coleridge.
Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.

Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.
Poema de Robert Browning.


Groac'h: la bruja de Hansel y Gretel



Groac'h: la bruja de Hansel y Gretel.

En la región bretona de Francia se habla de una misteriosa vampiresa llamada Groac'h, primer espécimen de una raza de vampiros con fuerte presencia en los cuentos de hadas.

La leyenda de Groac'h comenzó a circular durante la Edad Media, donde se la describía como una aparición deslumbrante, estremecedora, suya sola visión despertaba en los piadosos cristianos una rigidez venial inconfesable.

Groac’h habita en lo profundo del bosque, aunque a menudo se aventura en las comarcas buscando niños y jóvenes incautos para alimentarse.

Prefiere la astucia sobre la grosera intromisión, tal vez por eso deja un retoño de su propia prole como sustituto de los infantes robados, mito que recuerda a las viejas hadas celtas y sus revoltosos Changelings.

Otros sostienen que Groac'h jamás abandona la seguridad de su hogar, y que desde allí acecha a los jóvenes caminantes extraviados. Bajo esta máscara que estigmatiza a las brujas aparece en el clásico cuento de hadas de los hermanos Grimm: Hansel y Gretel (Hänsel und Gretel).

No importa qué leyenda consultemos, los hábitos de Groac’h siempre son abominables, aunque algunos conjeturan que no se alimentaba de niños extraviados, o sustraídos, sino que fomentaba esta creencia para asegurarse que su rincón en el bosque se mantuviese libre de curiosos.

La dieta de Groac'h refleja en menor escala los hechos aborrecibles de la Gran Hambruna ocurrida entre 1315 y 1321, donde muchos recurrieron al canibalismo; hecho central en la trama de Hansel y Gretel, no solo a causa del comportamiento caníbal de la bruja, sino de los padres de los jóvenes, quienes los abandonan en el bosque debido a la imposibilidad de alimentarlos.

En cualquier caso, Groac'h siempre utiliza su belleza física para seducir a sus víctimas. 

Cuando el incauto baja la guardia, seducido por la posibilidad de comerciar de algún modo con esta poderosa vampiresa, ésta se arroja sobre ellos y los vacía por completo, dejándolos luego a merced de la atmósfera corrosiva del bosque.

No son pocos los reportes de cadáveres hallados a la intemperie bretona que muestran signos de un indescifrable placer.

Se cuenta que, cierta vez, un muchacho llamado Houran Pogamm, joven apuesto y osado, se lanzó a buscar el cubil de Groac'h para robar su tesoro y de paso impresionar a una mujer llamada Bellah Postik, a quien amaba secretamente. 

El muchacho se dirigió a la Isla de Lok, sitio maldito en el que las historias ubican el escondrijo principal de Groac'h.

Una vez en la isla, la vampiresa detectó su presencia y mediante una estratagema se acercó a él.

Lo sedujo de la forma más violenta y, según algunos, ultrajante; sin contar con la posibilidad de que Houran estuviese acompañado. Pero la amante del muchacho, que lo había seguido cautelosamente, emergió entre los árboles justo cuando Groac'h se disponía a matarlo.

Mediante una notable maniobra, Bellah le arrojó una red ricamente confeccionada y atrapó a la vampiresa.

El tesoro de Groac'h fue saqueado concienzudamente y la joven pareja regresó a la aldea. 

Groac'h, por su parte, no se los impidió. Sabía que después de haber amado al joven durante esos breves instantes éste ya no encontraría satisfacción en los besos humanos.

Tres días después, Houran apareció en la isla llevando el cadáver de Bellah en sus brazos. 

Se arrodilló frente a Groac'h y se lo ofreció como obsequio a cambio de su perdón.

Los cronistas moralizan sobre esta historia para edificar un temor atávico por las mujeres salvajes, es decir, hembras que viven libremente su sexualidad, simbolizada en el mito de Groac'h y su solitaria choza en el bosque, donde todos los pecados y blasfemias están permitidas. 

Nosotros, en cambio, preferimos pensar que hay besos que simplemente son inolvidables.

Entre las pocas apariciones de Groac'h que han sobrevivido se encuentra el relato de Émile Souvestre: El Groac'h de la Isla de Lok, y algunas historias de Andrew Lang publicadas en El libro lila de los cuentos de hadas (The Lilac Fairy Book).








Más literatura gótica:
El artículo: Groac'h: la bruja de Hansel y Gretel fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

2 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Hay mujeres que son inolvidables.
Tanto para volverse una obsesión para quienes les temen, contando estas historias.
Inolvidables también para quienes deciden volver con ellas.

Esta historia ha sido tratada en Buffy La cazavampiros, siendo Hansel y Gretel un ser maligno que inventa historias contra las brujas, para que sean perseguidas.

Keren Reyes dijo...

También En el Temor de un Hombre Sabio. Felurian tiene mucho de Groach