Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Edgar Allan Poe.
Relato de M.R. James.
Poema de Samuel Coleridge.

Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.
Poema de Robert Herrick.


Significado de soñar con un embarazo

Significado de soñar con un embarazo.


Comenzamos nuestro Diccionario de Sueños hablando de un material onírico bastante común en las mujeres: el embarazo.

Soñar con un embarazo puede simbolizar el crecimiento y la madurez de una mujer. Sigmund Freud va todavía más lejos, y sostiene que los sueños de embarazo pueden representar el nacimiento de una idea, de una proyecto o una meta concreta.

Alternativamente, Nandor Fodor comenta que si la mujer que sueña que está embarazada también está buscando ese estado en la vigilia, el material onírico simboliza el deseo de quedar embarazada y el temor por esa nueva responsabilidad.

Rápidamente hay que descartar a las pesadillas como emergentes proféticos. En ese caso, cualquiera de nosotros ya habría sido arrastrado al infierno por fantasmas, vampiros, zombies, demonios y hombres lobo. Lo que ocurre dentro de un sueño, aún cuando nos parezca aberrante en la vigilia, responde a la lógica del Inconsciente, y en consecuencia posee una función importante para la salud mental.

Hechas las aclaraciones correspondientes, no es inusual que algunas mujeres sueñen con embarazos interrumpidos, ya sea con un embrión muerto o gestando a criaturas que se ajustan perfectamente a las monstruosidades viscosas y tentaculares de Ciclo onírico de H.P. Lovecraft y los mitos de Cthulhu

En estos casos, el sueño representa la angustia frente a un proyecto que se deteriora y sobre el que la soñante ha depositado un gran esfuerzo físico y mental.

Si en cambio se sueña que otra mujer está embarazada, en general se lo considera como una expresión de acercamiento emocional con esa persona en particular.

Si un hombre sueña que su novia, esposa, o cualquier mujer siginificativamente cercana de su vida, está embarazada, se trata de una expresión de distancia con respecto a su propia sexualidad. Y si, en cambio, sueña que su mujer está embarazada de otro hombre, significa -según Marie Bonaparte- el preludio de una disconformidad abierta con respecto a la relación que llevan adelante, y acaso una manifestación de que ya no comparten un objetivo común en la vida.

Si una mujer embarazada sueña que está embarazada, según las interpretaciones de Marie Bonaparte, que dicho sea de paso elaboró un interesantísimo estudio sobre la psicología de E.A. Poe, el sueño simplemente representa las ansiedades propias del embarazo.

Marie Bonaparte avanza sobre esta interpretación, e incluso ofrece detallados informes oníricos dependiendo del tiempo de embarazo de la mujer que sueña. Por ejemplo, sostiene que durante el primer trimestre de embarazo las mujeres tienden a soñar con cachorros de perros y gatos, flores, frutas y agua. En el segundo trimestre de embarazo proliferan las pesadillas acerca de las complicaciones del parto, con aterradores sueños de criaturas no humanas nutriéndose en su vientre. Finalmente, durante el tercer trimestre de embarazo los sueños se vuelven hacia la propia madre de la soñante.

Existe un ejemplo narrativo notable de los temores sobre el embarazo, y en particular sobre la depresión post parto. Su autora fue Charlotte Perkins Gilman, y su obra se titula: El tapiz amarillo (The Yellow Wallpaper). Allí conocemos la historia de una mujer recluída en su habitación que comienza a alucinar con extrañas criaturas arrastrándose detrás del empapelado amarillo. A medida que el relato avanza, empezamos a advertir que sus alucinaciones son una forma de expresar su depresión y la barrera de aislamiento que su marido y su familia insisten en levantar frente al recién nacido, acaso por temor a que le haga daño, voluntariamente o no.

A propósito de este período, muchos terapeutas coinciden en que durante la última fase del embarazo la mujer sueñe soñar con criaturas gigantescas, como ballenas, dinosaurios, elefantes, que desde luego representan los cambios que su cuerpo viene manifestando.

Rápidamente debemos evacuar la leyenda urbana que sostiene que todas las mujeres embarazadas pueden, mediante sus sueños, adivinar el sexo del bebé. Estadísticamente hablando, la tasa de aciertos no supera la de otras hipótesis igualmente improbables. De modo que no hay evidencia que sustente la teoría de que los sueños de una mujer embarazada puedan acertar el sexo del bebé.

Los sueños sobre embarazos son tan comunes que incluso se han elaborado estudios acerca de los matices más secundarios y adyacentes que uno pueda imaginar. Por ejemplo, se cree que una porción considerable de las mujeres que sueñan que realizan un test de embarazo están transitando los primeros meses de un nuevo trabajo o una nueva relación amorosa.

Hay que decir que muchos terapeutas modernos, casi en la función de oráculos, resumen que todos los sueños de embarazo representan un acto de creatividad. Para sostener esta hipótesis se han desarrollado varios estudios estadísticos, por los cuales la mayoría de las mujeres que sueñan que están embarazadas transitan los primeros períodos de un nuevo proyecto en sus vidas.

Otros estudiosos de la simbología del sueño reciclan la vieja teoría de que el embarazo representa un conocimiento intuitivo acerca de un problema existencial que aún no se ha manifestado abiertamente. 

Por ejemplo, los trabajos insatisfactorios parecen tener una relación directa con los sueños de embarazo. Las mujeres que se ocupan de tareas para las que no tienen vocación alguna manifiestan una tendencia mayor a esta clase de sueños.

Si hablamos de arquetipos, la mujer embarazada encarna uno de los tópicos más antiguos y universalmente extendidos. Todos los sueños de embarazo poseen ingredientes arquetípicos de fertilidad, algo que artísticamente obsesionó a los celtas y a casi todas las culturas orientales.

Como vemos los sueños de embarazos son muy habituales; incluso algunos hombres sueñan que están embarazados. Sigmund Freud aprovecha estos casos para darle sostén a su teoría edípica, comentando que los hombres que sueñan que están embarazados no han logrado desplazar sus instintos de deseo desde sus madres hacia otras mujeres, encarnándose ellos mismos, en una faceta onírica, en el rol maternal al que están vinculados.



Más Diccionario de sueños. I El lado oscuro de la psicología.


Más Diccionario de sueños:
El artículo: Significado de soñar con un embarazo fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

david rojas dijo...

"algunas mujeres sueñen con embarazos interrumpidos, ya sea con un embrión muerto o gestando a criaturas que se ajustan perfectamente a las monstruosidades viscosas y tentaculares de Ciclo onírico de H.P. Lovecraft y los mitos de Cthulhu". Siempre paso por el blog, además de ser un catálogo y un disparador de buenas lecturas, escriben a la perfección. Gracias.