«Si sólo yacieras muerta y fría»: W.B. Yeats; poema y análisis


«Si sólo yacieras muerta y fría»: W.B. Yeats; poema y análisis.




Si solo yacieras muerta y fría (Aedh Wishes his Beloved Were Dead) es un poema de amor del escritor irlandés William Butler Yeats (1865-1939), publicado en la antología de 1899: El viento entre los juncos (The Wind Among the Reeds).

Si solo yacieras muerta y fría es, a pesar de su título, uno de los mejores poemas de amor de W.B. Yeats. Está dedicado la mujer de su vida: Maud Gonne, a quien el poeta imagina muerta y de regreso de la tumba para que su fantasma le susurre palabras de ternura y perdón.

El narrador del poema, llamado Aedh, participa de los mejores poemas de W.B. Yeats a propósito de su relación sentimental con Maud Gonne. En versiones posteriores el nombre de Aedh, un arquetipo masculino, es sustituído simplemente por él, por ejemplo, en: Él desea las telas del cielo (Aedh Wishes for the Cloths of Heaven) y Él recuerda la olvidada belleza (He Remembers Forgotten Beauty).

Maud Gonne fue una activista por los derechos de la mujer y miembro de la Orden Hermética del Alba Dorada, o Golden Dawn, círculo de ocultistas y esoteristas en el cual W.B. Yeats también participó. De hecho, en esa organización el poeta debió disputar el amor de Maud Gonne nada menos que con Aleister Crowley.




Si sólo yacieras muerta y fría.
Aedh Wishes his Beloved Were Dead, W.B. Yeats (1865-1939)

Si sólo yacieras muerta y fría
Y las luces del oeste se apagaran,
Aquí tu cabeza descansarías,
Y yo mi frente sobre tu pecho,
Tiernas palabras susurrarías,
Perdonándome, pues ya estás muerta:

No te alzarías ni partirías presurosa,
Aunque tengas alma de pájaro errante,
Sabes que tu cabello flotante
Está preso del sol, la luna y las estrellas;
Quisiera, amada, que en la tierra yacieras
Bajo las hojas delicadas,
Mientras los astros, uno a uno, se apagan.


Were you but lying cold and dead,
And lights were paling out of the West,
You would come hither, and bend your head,
And I would lay my head on your breast;
And you would murmur tender words,
Forgiving me, because you were dead:
Nor would you rise and hasten away,
Though you have the will of the wild birds,
But know your hair was bound and wound
About the stars and moon and sun:
O would beloved that you lay
Under the dock-leaves in the ground,
While lights were paling one by one.


W.B. Yeats (1865-1939)




Poemas góticos. I Poemas de W.B. Yeats.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de W.B. Yeats: Si solo yacieras muerta y fría (Aedh Wishes his Beloved Were Dead), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

2 comentarios:

DarxaS dijo...

Señores de El Espejo Gótico, navegando en busca de sitios como el suyo me he encontrado con esta agradable fuente de arte oscuro, les he agregado a los blogs que sigo.

Este poema particularmente me ha llamado la atención y me ha gustado mucho, corren las imágenes en mi mente de tan alta escritura de este autor.

Les cuento que cultivo el arte de la fotografía y les invito a visitar mi blog y agregar para seguir. También les dejo la propuesta de intercambiar banner para nuestra mutua promoción.

Sean bienvenidos.


Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

que poema tan hermoso!!!para muchos,la gente de la sociedad en general(bah,seamos sinceros:la gente vulgar)seria considerado tetrico,ya que pierden el tiempo mirando novelitas basura en la caja idiota,perdiendo el tiempo con chusmerios baratos en lugar de culturizarse,ciegos a la belleza que los rodea y sus insulsos criterios acerca de que es belleza y que no a mi no me convencen :belleza,para mi son las lecturas que encuentro en el espejo gotico(no quiero pasarme de chupamedias)asi que me despido y quiero felicitar al dueño del blog por su apasionamiento por la literatura(por sierto,muy contagioso)tu trabajo se nota mucho.saludos.fdo:ludmila sanzo



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Y la historia del Espíritu Guardián de los cementerios.
Antología de Gustav Meyrink.
Ensayo de Robert Louis Stevenson.

Primer relato de exorcismos de la historia.
Obras completas de A.C. Doyle.
Poema de Mary Frye.