Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Extraño libro victoriano.
Novela de H.P. Lovecraft.
Relatos alemanes.

Poema de Rainer Maria Rilke.
Relato de E.T.A. Hoffmann.
Novela de Jane Austen.


Orden Hermética del Alba Dorada (Golden Dawn)


Orden Hermética del Alba Dorada (Golden Dawn).


La Orden Hermética del Alba Dorada (Hermetic Orden of the Golden Dawn) fue una sociedad, para nada secreta, dedicada al ocultismo y la magia ceremonial, fundada en 1888 en la ciudad de Londres.

La Orden del Alba Dorada cultivaba una especie de rama esotérica del saber occidental, mezclando el gnosticismo, cábala, alquimia, tarot, astrología, la tradición rosacruz, entre otros matices de la sabiduría esotérica.

La leyenda dice que a finales del siglo XIX William Wynn Wescott halló un extraño manuscrito codificado que contenía todos los ritos de iniciación para entrar en contacto con una logia rosacruz de alemania encabezada por una mujer llamada Ana Sprengel. En sus inicios, el Alba Dorada fue una suerte de espejo de la Die Goldene Dämmerung, bajo el nombre de: Templo de Isis Urania No. 3.

La literatura gótica, y especialmente la literatura fantástica, le deben a la Orden del Alba Dorada algunos de los autores más notables de la época, miembros entusiastas de la orden: Arthur Machen, William Butler Yeats, Algernon Blackwood, Edith Nesbit, Bram Stoker, Gustav Meyrink y Aleister Crowley, entre otros.

Tras la expulsión de Aleister Crowley, a principios de 1900, la orden comenzó a fragmentarse.

Alba Dorada estaba integrada por tres grupos: La orden externa, a la cual accedían los nuevos miembros hasta alcanzar cierta profundidad de conocimientos esotéricos y filosóficos, la orden interna, donde participaban los alumnos más instruidos, y que era desconocida por los que integraban la orden externa; y, finalmente, una hipotética orden superior, donde solo se ingresaba tras alcanzar el grado de Ipsisimus, o Sumo Sacerdote, y que estaba compuesta por seres humanos y entes que habían concluido su vida terrenal.

En lo que a nosotros refiere, la Orden del Alba Dorada fue, concientemente o no, el núcleo de una revolución narrativa. Su influencia en el relato y la novela es innegable, modificando las bases y, quizá, derrumbando las viejas estructuras mentales de sus adeptos literarios, alcanzando, eventualmente, un nuevo esquema de creación ligado a la experiencia interna, los horrores íntimos y secretos que, hasta entonces, la literatura reservaba con un celo enfermizo.





El artículo: Orden Hermética del Alba Dorada (Golden Down) fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Vianey dijo...

Nunca habia escuchado sobre esta orden, muy buena información pero me gustaria saber ¿que es esa cruz? y ¿Que significados tiene?