Ouija: errores frecuentes, peligros y consecuencias


Ouija: errores frecuentes, peligros y consecuencias.




El Tablero Ouija, así como otras versiones acaso más modestas, como el juego de la copa, y esencialmente todo método o sistema de comunicación con los espíritus, puede ser una herramienta peligrosa si no se la utiliza adecuadamente. De juego, en términos lúdicos, tiene poco realmente.

A continuación compartimos una experiencia que llegó al Consultorio Paranormal de El Espejo Gótico, y después hablaremos con mayor profundidad sobre los errores más comunes al usar la Ouija, y sus consecuencias.


***
Compré un tablero ouija pensando que sería divertido jugar con amigos. Éramos tres. Pusimos las manos, hicimos algunas preguntas, y no pasó nada. Salimos de la habitación. Al regresar, vimos que el control deslizante se había deslizado desde el tablero al piso. No hace falta decir que estábamos bastante asustados.

Desde entonces, mi casa cambió. He visto masas oscuras asomándose desde los rincones, cosas que aparecen y, de repente, ya no están ahí. Mis padres y mi hermano también me han dicho que han visto y oído cosas raras desde entonces.

Hace unas semanas mi novia se quedó a dormir. Despertó en medio de la noche y vio una figura alta y oscura, de pie en la puerta de la habitación, mirándonos.

Anoche fue el punto de inflexión. Me desperté alrededor de las 3:15 de la madrugada y vi una figura oscura a los pies de mi cama, sin rostro ni rasgos distintivos (ver: ¡Algo sacude la cama!). Desapareció de repente. Sentí mucho frío, muchísimo. Me las arreglé para volver a dormir y me desperté vomitando esta mañana. No sé qué clase de entidad dejamos entrar. Espero que El Espejo Gótico me ayude. Un fuerte abrazo a toda la comunidad.

(Unos días después, antes que pudiésemos responder, nos llegó otro correo)

Logré que mi novia y mi hermano usaran el tablero ouija conmigo para decirle a esta entidad, o lo que sea, que se fuera. Esta vez sí se movió cuando pusimos los dedos. Le pregunté qué era e instantáneamente se quedó en el número 8. No estoy seguro de lo que eso significa. En resumen, los tres le dijimos que se fuera. Espero que sea suficiente.

***


Hay que ser extremadamente cuidadoso al usar el Tablero Ouija. De hecho, si no lo tomas en serio, es mejor no usarlo en absoluto.

La Ouija es un medio de comunicación, pero también algo más. Una analogía posible para su uso sería estar conduciendo un vehículo por la ruta y recoger personas que hacen autostop, completamente al azar. El problema es que estas personas no van a ninguna parte. Se quedan en el automóvil contigo, hasta que chocas.

En este caso en particular, el primer error al usar la Ouija consistió en no abrir la comunicación estableciendo reglas claras para quienes puedan responder. No es necesario ser demasiado solemne aquí. Una de las personas reunidas alrededor del tablero Ouija, aquella que posteriormente hará las preguntas, debe hablar en voz alta, claramente, y abrir la comunicación invitando únicamente a espíritus benéficos.

Si la invitación es demasiado genérica, cualquiera puede sentirse invitado.

El tablero Ouija nunca debe dejarse abierto cuando las personas se retiran de la habitación, tal como sucedió aquí, y mucho menos con la planchette sobre el tablero.

Finalmente, el tercer error fue no cerrar la comunicación apropiadamente.

Al igual que en la apertura, la persona que lleva la voz cantante debe dejar en claro que ninguna entidad es bienvenida en la casa al finalizar el contacto, y que no pueden volver contactarte excepto que sean llamadas nuevamente. De hecho, la Ouija tiene un espacio para cortar la comunicación con un ADIÓS. Entonces sí, el tablero puede ser cerrado y guardado.

A pesar de estas precauciones siempre pueden ocurrir sucesos desagradables al usar la Ouija.

Lo más común es la presencia de entidades más o menos violentas, en términos verbales, pero que no entrañan un peligro considerable. Es frecuente encontrar entidades que se atribuyen nombres ostentosos, sobre todo de demonios. Resulta poco menos que absurdo creer que un demonio ofrecerá su nombre de este modo, cuando es justamente el nombre aquello que permite exorcizarlo.

Si bien esta es la opinión predominante, también hay otras que van en un sentido opuesto, y que aseguran que cuando un ser se identifica a sí mismo como un demonio deberías tomarlo muy en serio.

En última instancia, es una entidad que se identifica fuertemente con una fuerza poderosa, milenaria, y de naturaleza demoníaca. En cualquier caso, puede actuar como tal. De ahí que algunos insten a tomar esto como una amenaza especialmente grave y potencialmente peligrosa.

Dicho esto, la mayoria de los casos no pasan de meras usurpaciones de identidad, algo así como una especie de trolleo de ultratumba donde espíritus de baja vibración se atribuyen poderes que no poseen.

Utilizar inadecuadamente la Ouija, sobre todo no cerrar la sesión como se debe, puede facilitar el acceso de entidades parasitarias del Plano Astral (ver: Parásitos astrales y las «malas energías»). A lo sumo, estas entidades pueden generar una atmósfera bastante más oscura en la casa, incluso depresiva, especialmente en los ambientes en los que se llevó a cabo la comunicación (ver: Espíritus y «ambientes cargados»).

En casos extremos, toda la casa puede ser tomada por larvas, gusanos y parásitos del plano astral si no se realizan los rituales de limpieza correspondientes (ver: Infección Astral: casas tomadas por los espíritus).

Antiguamente, todos los métodos de comunicación con el mundo espiritual incluian la utilización de sal para evitar que este tipo de entidades se propaguen por el lugar. No es una mala idea esparcir sal en todo el perímetro de la casa. No detendrá por completo a las entidades, pero hará que entrar y salir de la casa sea algo muy, muy incómodo para ellas.

Muchos ritos antiguos consideran que la sal forma una especie de barrera que resulta visible para los espíritus. No es un método totalmente eficaz —ninguno lo es, en realidad—, pero hará que el paso sea desagradable e incómodo para cualquier espíritu con intenciones maliciosas. Sin embargo, no mantendrá alejada a una entidad realmente decidida a entrar.

La sal es ideal para erradicar entidades parasitarias con la fuerza suficiente como para adherirse a las personas de la casa y absorber su energía (ver: Entidades del Plano Astral que se «pegan» al aura). En este sentido, un espíritu puede atravesar un círculo de sal, pero cada vez que lo haga irá agotando su energía hasta el punto de tardar varios días en recuperarse. En la mayoría de los casos, esto es suficiente como para que no regresen.

Algunas personas con malas experiencias con la Ouija deciden quemar el tablero en un rapto de miedo. Esa es una de las peores decisiones que pueden tomarse.

A lo sumo, después de cerrarlo correctamente, se puede enterrar el tablero y la planchette separadamente. Quemarlo solo terminará haciendo más daño.

Entre los fenómenos habituales después de usar mal el tablero Ouija están las experiencias aparicionales, es decir, cuando nos sentimos observados, o sentimos presencias estando solos. En algunos casos, sin embargo, pueden presentarse fenómenos más intensos, como olores sumamente desagradables en el sitio donde se realizó la sesión (ver: Entidades que se manifiestan a través del olor), e incluso la sensación de que algo invisible te sopla en la cara, o bien te toca (ver: Cuando algo invisible te toca).

Las entidades de menor vibración pueden permanecer durante un tiempo en la casa, e incluso irse tan repentinamente como llegaron aun sin hacer nada al respecto, pero lo más recomendable es efectuar un ritual de limpieza, sobre todo en aquellos casos en donde las entidades de baja vibración se sincronicen con algún habitante de la casa.

Si, a pesar de estas advertencias, alguien igualmente decide jugar con la Ouija, es bueno tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

a- Pase lo que pase, no quites las manos de la planchette, aun si los jugadores perciben algún fenómeno extraño alrededor.

b- Si la planchette parece quedarse estancada en el símbolo del número 8, INMEDIATAMENTE hay que cerrar la sesión.

c- NUNCA permitir que la planchette se vaya hacia los extremos del tablero, y MUCHO MENOS QUE SALGA DEL TABLERO.

d- Si contactas con un espíritu nunca preguntes cosas como cuándo o dónde murió. Esto siempre genera reacciones desagradables.

Es importante mantener una actitud respetuosa al usar la Ouija, pero también cierto grado de autoridad. Si sientes que estás en peligro, y créeme, lo sentirás si lo estás, no sigas jugando. Simplemente mueve la planchette hacia el ADIÓS, y asegúrate de cerrar sesión adecuadamente, despidiéndote y diciendo que nadie tiene derecho a seguirte o dañarte de cualquier modo posible.

Usar la Ouija es un poco como abrir una puerta hacia lo desconocido. Si abres esa puerta, también debes cerrarla. Después de todo, no dejarías abierta la puerta de tu casa por la noche. Cualquiera podría entrar.

NUNCA DEBES QUEMAR EL TABLERO OUIJA.

De ese modo destruirías la puerta sin poder cerrarla. Una vez cerrada la sesión, el tablero puede ser enterrado, o sumergido en agua. El fuego solo terminará liberando a cualquier entidad que esté atrapada en el tablero, o que lo haya utilizado para manifestarse.

Jamás se debe volver a usar la Ouija a menos que se haya cerrado la sesión correctamente. En el caso de nuestro amigo, el error fue doble, porque además de no cerrar la sesión la primera vez volvió a usar el tablero un tiempo después. Incluso tirarlo y olvidarse de él no cerrará la sesión. La puerta ya fue abierta.

Para finalizar unas últimas recomendaciones para todos aquellos que tengan decidido usar la Ouija, que de hecho es un excelente método para transformar escépticos en creyentes:

a- Usa el tablero con respeto, pero también con autoridad, nunca se sabe exactamente cuáles son las intenciones de quien está al otro lado de la línea. No se trata de un juego, sino de un oráculo.

b- No bombardear el tablero con preguntas. De hecho, no deberían hacerse más de dos preguntas si no se obtiene respuesta. Lo ideal sería que las preguntas las formule una sola persona, aunque puede ocurrir que la entidad solicite que las haga alguien más.

c- Nunca dejes la planchette desatendida. Esta puede moverse por el tablero y utilizarlo para canalizar fuerzas mucho más poderosas que una larva astral, como parece haber ocurrido en este caso.

d- No se le debe pedir al espíritu que demuestre su presencia en el plano físico, haciendo ruido o moviendo algún objeto. De ese modo básicamente le estamos dando acceso a nuestro entorno físico.

e- Saluda, agradece, y despídete de ellos. La cortesía es esencial, pase lo que pase. Es más o menos la forma en que tratarías a un invitado si fuera a tu casa.

f- Tal vez lo más importante: no permitas que la planchette se detenga en el número 8. Tampoco que se mueva únicamente de atrás hacia adelante, o de derecha a izquierda, es decir, desde la A a la Z y del número 1 al 10 repetidamente.

Desde aquí, en El Espejo Gótico, desaconsejamos el uso de la Ouija por diversas razones. Algunas las mencionamos aquí, otras, quizás para no darles demasiada entidad, preferimos omitirlas porque este tipo de advertencias pueden tener un efecto contrario en ciertas personas, instándolas justamente a hacer aquello que se les desaconsejó.

En el mejor de los casos la Ouija es como una llamada al azar; o como si se tratara de un viejo sistema telefónico, solo que el operador está loco y casi todas las líneas conducen a maníacos capaces de imitar muy bien la voz de la persona que originalmente deseabas contactar.

En este contexto, ¿vale la pena usar la Ouija?

En absoluto, de todos los métodos de comunicación espiritual, es el menos seguro.




Fenómenos paranormales. I Consultorio Paranormal.


Más literatura gótica:
El artículo: Ouija: errores frecuentes, peligros y consecuencias fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante. Pero me quedó una gran duda.
Que significa que se detenga en el número 8?

Sebastian Beringheli dijo...

La respuesta requeriría un artículo aparte. Baste decir que el 8, en la Ouija, es malo.

Anónimo dijo...

de nuevo la pregunta , por que el numero 8 es tan malo ?.se agradeceria una respuesta

Sebastian Beringheli dijo...

Insisto, sería largo de explicar, pero esencialmente el número 8 es un símbolo del infinito, de lo eterno, y no se utiliza en la comunicación con los espíritus. Puede terminar siendo un símbolo de acceso a nuestro plano.



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Zenna Henderson.
Poema de Mark Francis.
Artículo.

Poema de E.A. Poe.
Relato de Allison V. Harding.
Artículo.