Ciclo Robert Blake [H.P. Lovecraft y Robert Bloch]


Ciclo Robert Blake [H.P. Lovecraft y Robert Bloch]




Algunos personajes de ficción son capaces de unir a dos autores, incluso de hacerlos partícipes de un crimen cooperativo.

Robert Harrison Blake es un personaje central dentro de los Mitos de Cthulhu. Fue creado por H.P. Lovecraft en el relato: El morador de las tinieblas (The Haunter of the Dark), publicado en la edición de diciembre de 1936 de Weird Tales. Allí se nos enteramos que Robert Blake es un joven escritor e ilustrador de Milwaukee, quien se muda a un pequeño apartamento de la ciudad de Providence, Rhode Island [ver: «El Morador de las Tinieblas»: Lovecraft y el miedo a la pobreza]

Aunque las obras de Robert Blake tuvieron poco éxito comercial al principio, con el tiempo comenzaron a ser aclamadas [El banquete de las estrellas fue un éxito en 1928]. Más tarde se dedicó a la pintura, principalmente representando escenas de paisajes alienígenas. En busca de mayores emociones para usar en su ficción, buscó libros prohibidos y descubrió una copia del De Vermis Mysteriis [Los misterios del gusano]. Hizo un viaje a Providence para que un amigo se lo tradujera del latín [ver: Reconstruyendo el «De Vermis Mysteriis»]. Durante esta visita, la casa de su amigo se quemó hasta los cimientos, con su dueño atrapado dentro. Robert Blake dejó Providence apresuradamente después de este incidente.

Durante el invierno de 1935, ya ubicado en su nuevo apartamento sobre College Street, Robert Blake escribió sus historias más famosas: El cavador de lo profundo (The Burrower Beneath), El banquete de las estrellas (The Feaster from the Stars), En el Valle de Pnath (In the Vale of Pnath), Shaggai (Shaggai) y Las escaleras en la cripta (The Stairs in the Crypt). En esa época empezó a obsesionarse con una vieja iglesia abandonada en Federal Hill, justo en la cima de una colina frente a su nueva residencia.

Después de investigar un poco, Robert Blake descubre que la iglesia fue la sede de un culto abominable a criaturas alienígenas, conocido como la Iglesia de la Sabiduría Estelar [Church of Starry Wisdom].

Al parecer, un grupo de devotos de Nyarlathotep se reunieron en Providence entre 1844 y 1877. El profesor Enoch Bowen, arqueólogo y ocultista, fundó el culto tras su regreso de una expedición en Egipto, donde descubrió la tumba de un faraón desconocido: Nephren-Ka [una referencia al relato de Robert Bloch: El templo del Faraón Negro (Fane of the Black Pharaoh)].

La congregación de Iglesia de la Sabiduría Estelar creció con el paso del tiempo. En 1863, contaba con más de doscientos miembros, tal es así que se abrió otra iglesia en Townshend, Vermont, y comenzaron los esfuerzos misioneros en Arkham [ver: ¡Vamos a Arkham!: Lovecraft y sus paisajes]. La naturaleza de la adoración de este culto se mantuvo en secreto, pero comenzaron a circular varios rumores. Según algunas fuentes, el culto poseía un artefacto sagrado conocido como el Trapezoedro Brillante [Shining Trapezohedron], que el profesor Bowen trajo consigo de Egipto. Al contemplar este objeto sagrado, los miembros podían invocar a un ser conocido como el Morador de las Tinieblas [Haunter of the Dark], el cual compartía terribles secretos y revelaciones con sus fieles [ver: Lovecraft y el culto secreto de los Antiguos]

Robert Blake entra a la iglesia y sube a la torre, donde descubre el esqueleto de Edwin M. Lillibridge, un reportero del Providence Telegram [un periódico real] que desapareció en 1893, y un cuaderno. También descubre un antiguo artefacto de piedra, el Trapezoedro Brillante, mediante el cual se puede convocar a un ser terrible de las profundidades del espacio-tiempo.

El Trapezoedro Brillante descansa en una caja de metal grabada con diseños que representan criaturas vivas pero claramente alienígenas. El conjunto se asienta sobre una columna que también está grabada con diseños o caracteres no humanos [ver: Lovecraft y las lenguas extraterrestres]. La interferencia de Robert Blake invoca inadvertidamente al ser Morador de las Tinieblas.

En el cuaderno de Lillibridge encuentra un criptograma que le permite descifrar esas lenguas extrañas [en realidad, es Aklo]. Este criptograma proporciona una historia del Trapezoedro Brillante; una especie de texto paralelo a la Historia del Necronomicón [History of the Necronomicon]. Más tarde, el esqueleto de Lillibridge desaparece [ver: Historia y Prehistoria del «Necronomicón»]

El Morador solo puede moverse en la oscuridad, por lo tanto está limitado a la torre de la iglesia; incluso por la noche es retenido en el interior por las luces de la ciudad. Sin embargo, se produce un corte del suministro eléctrico durante una tormenta. La gente del lugar está aterrorizada por los extraños sonidos que provienen de la iglesia. Varios sacerdotes católicos se presentan para orar. Robert Blake, consciente de lo que ha desatado, también está aterrorizado y reza para que la energía regrese. 

Lamentablemente, esto no ocurre, y el Morador vuela hacia las habitaciones de Robert Blake.

Posteriormente es encontrado muerto, mirando por la ventana a la iglesia con una espantosa mueca de horror en su rostro. Sus últimas palabras se refieren a su percepción del Morador que se aproxima:


Lo veo... viniendo... viento del infierno... alas negras... Yog-Sothoth, sálvame... el ojo ardiente de tres lóbulos...»]


Hasta aquí, la historia de Robert Blake parece transcurrir por los carriles habituales de los Mitos de Cthulhu. Sin embargo, lo interesante aquí es que Robert Blake no es un personaje de ficción, al menos no completamente. Está basado en Robert Bloch, un amigo por correspondencia de H.P. Lovecraft, que por entonces era un pujante escritor adolescente que soñaba con escribir cuentos de terror. Ese sueño se compliría de muchas y elogiables formas.

La asimilación de Robert Bloch y Robert Blake es tan directa que H.P. Lovecraft incluso utilizó la dirección real de Robert Bloch como domicilio particular de Robert Blake: el número 620 E. de la calle Knapp Street, Milwaukee. Si bien el primero en darle un nombre propio fue H.P. Lovecraft, Robert Blake ya había tenido su debut en un cuento de Robert Bloch [donde su nombre no se menciona]. Se trata de El vampiro estelar (The Shambler from the Stars), publicado en 1935 [ver: «De Vermis Misteriis», el Vampiro Estelar y la biología extradimensional de los Mitos de Cthulhu]

Antes de escribir El vampiro estelar, Robert Bloch le escribió una carta a H.P. Lovecraft, solicitándole permiso para utilizarlo como personaje dentro del cuento, y, adicionalmente, matarlo de la forma más horrorosa posible. Lovecraft accedió. Le escribió al joven Robert Bloch una larga y divertida epístola que culmina con una especie de declaración jurada:


[«Certifico que Robert Blake, de Milwaukee, Wisconsin, U.S.A. —reencarnación de Ludvig Prinn, autor del De Vermis Mysteriis—, está legalmente autorizado a retratar, asesinar, aniquilar, desintegrar, transfigurar, metamorfosear o realizar cualquier abominación imaginable sobre el aquí firmante en el relato El vampiro estelar


Robert Bloch recibió la carta de Lovecraft e inmediatamente comenzó a trabajar en el cuento. El permiso otorgado por el flaco de Providence fue prolijamente aprovechado ya que el personaje basado en él yace destrozado tras un encuentro con una entidad proveniente de algún rincón siniestro del cosmos.

H.P. Lovecraft quedó encantado por el relato de Robert Bloch, y sobre todo por aquel personaje inspirado en él mismo. De modo que decidió devolverle la cortesía. Fue así que nació Robert Blake, claramente inspirado en Robert Bloch, cuyo destino estaba signado por la misma muerte horrorosa que había sufrido aquel otro personaje inspirado en Lovecraft.

Naturalmente, la muerte de Robert Blake clausuraba cualquier posibilidad de continuar sus historias. Si esto no conformaba una razón poderosa, al poco tiempo fallecería el propio H.P. Lovecraft. Sin embargo, cuatro años después de la publicación de El Morador de las Tinieblas, Robert Bloch escribió una tercera parte de la saga, titulada La sombra que huyó el chapitel (The Shadow from the Steeple), donde se describe la investigación sobre la muerte de Robert Blake a cargo de un tal Edmund Fiske.

Robert M. Price sostiene que Robert Blake no solo está inspirado en Robert Bloch, sino que es una combinación de tres personas: el propio Robert Bloch, Lovecraft y Clark Ashton Smith. Además, Robert M. Price advierte que el apartamento de Robert Blake en Providence es idéntico al de H.P. Lovecraft, y que, al igual que Clark Ashton Smith, es ilustrador de criaturas bizarras y vastos paisajes extraterrenos.

En El Morador de las Tinieblas, Lovecraft nombra cinco historias escritas por Robert Blake: El cavador debajo, El banquete de las estrellas, En el Valle de Pnath, Shaggai y Las escaleras en la cripta. Esos títulos son parodias de cuentos escritos por Robert Bloch. Shaggai se menciona en El Morador de las Tinieblas como el nombre de un planeta más distante de la Tierra que Yuggoth [Plutón]. Esto sugiere que el relato de Robert Blake con ese título es un indicio de su vínculo mental con el Morador, quien, a su vez, podría ser un avatar de Nyarlathotep [ver: El nido de Nyarlathotep]

En las notas finales de El Morador de las Tinieblas, Robert Blake se refiere a Roderick Usher, una alusión a La caída de la Casa Usher (The Fall of the House of Usher) de Edgar Allan Poe, que Lovecraft describió en como «una trinidad de entidades anormalmente vinculadas: un hermano, su hermana gemela, y su casa increíblemente antigua, todos compartiendo una sola alma y encontrando una disolución común en el mismo momento» [ver: «El Extraño» de Lovecraft como secuela de «La Casa Usher»]. Este comentario es la clace para entender el final de El Morador de las Tinieblas, donde el Morador se revela como un avatar de Nyarlathotep que ha poseído la mente de Robert Blake, pero, en el momento de hacerlo, es alcanzado por un rayo y asesinado.

Más allá de este ingenioso ida y vuelta entre Lovecraft y Bloch, el verdadero valor del Ciclo de Robert Blake es que El Morador de las Tinieblas fue el último relato del flaco de Providence, con todo lo que eso representa.

Aquí, Lovecraft por fin le otorga un nombre al narrador de El Vampiro Estelar: Robert Blake. ¿Por qué? Simple cortesía. Ya que Robert Bloch lo había «matado» en su relato, el flaco de Providence se encargó de darle a Robert Blake un deceso igualmente horripilante. De hecho, la muerte de Robert Blake [anunciada desde el principio de la historia] es uno de los puntos más altos de la ficción lovecraftiana, a pesar de que el Morador fue escrito en un frenesí de cuatro días [entre el 5 y el 9 de noviembre de 1935] y no fue corregido minuciosamente.

Tres meses después de escribir su aporte al Ciclo Robert Blake, Lovecraft murió.

El asunto bien podría haber terminado ahí, pero entonces Robert Bloch decidió darle una vuelta más a la tuerca con un tercer episodio del Ciclo Robert Blake, titulado La sombra que huyó del chapitel (The Shadow From the Steeple).

Aquí, Robert Bloch engendra una pequeña obra maestra. Muerto Robert Blake en el relato de Lovecraft, el protagonista de La sombra que huyó del chapitel es un tal Edmund Fiske, quien viaja a Providence para investigar el misterio alrededor de la muerte de su amigo. Lovecraft es uno de los personajes de la historia, un escritor ermitaño en cuyas obras Edmund Fiske cree haber encontrado la clave del misterio.

Robert Bloch escribió La sombra que huyó del chapitel en 1950, trece años después de la muerte de Lovecraft, cuando ya se había convertido en un escritor maduro, muy distinto de aquel muchacho de diecisiete años que le pidió permiso a Lovecraft para asesinarlo en El vampiro estelar.

Edmund Fiske regresa a Federal Hill tras el doctor Ambrose Dexter, el médico que certificó la defunción de Robert Blake y quien [supuestamente] se deshizo del Trapezoedro Brillante. El doctor Dexter no solo es la clave para resolver al misterio, sino que es el único que queda con vida entre todos los involucrados en la muerte de Robert Blake. Sin embargo, y aunque Fiske consigue dar con el paradero del doctor Dexter, el horror no ha acabado. La cosa que huyó del chapitel está más viva y activa que nunca.




H.P. Lovecraft. I Robert Bloch.


Más literatura gótica:
El artículo: Ciclo Robert Blake [H.P. Lovecraft y Robert Bloch] fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Análisis de «Los Sauces» de Algernon Blackwood.
Relato de Mary E. Wilkins-Freeman.
Poema de Walter de La Mare.

Análisis de «La Ciudad Sin Nombre» de Lovecraft.
Relato de H. Russell Wakefield.
Análisis de «El almohadón de plumas» de Horacio Quiroga.