¿Pueden los espíritus tocarte?


¿Pueden los espíritus tocarte?




Buena parte de las experiencias que llegan al Consultorio Paranormal de El Espejo Gótico describen algún tipo de interacción o contacto físico con entidades espirituales. Aquí intentaremos resumir un poco esas experiencias y tratar de encontrar alguna explicación a la pregunta: ¿Puede un espíritu tocarte? (ver: ¿Tocada por un ángel o quemada por un demonio?)


***

«Estaba acostado en mi habitación, de espaldas a la puerta. Sentí lo que parecía ser un puño sobre mi espalda, presionando suavemente. Pensé que era solo mi cachorro. De hecho, lo llamé, pero me di la vuelta no había nada ahí. Así que me levanté, fui a la sala de estar, y mi cachorro estaba dormido en el sofá. Nunca supe lo que pasó (ver: Un espíritu está tratando de comunicarse conmigo

***


¿Un espíritu puede tocarte?

En general, este tipo de sucesos paranormales se producen cuando la persona que los experimenta está reaccionando o respondiendo a una presencia espiritual (ver: Sentir «presencias» cuando estás solo).

En cierto modo, es como un juego de poder. Siempre que la persona mantenga su energía enfocada en sí misma, e ignore los sonidos que generalmente anuncian la presencia de una entidad, está se dará por vencida; aunque de hecho hay espíritus que se esfuerzan enormemente por llamar nuestra atención (ver: Entidades que se obsesionan con los vivos)

***

«Creo qus los espíritus pueden tocarte. Mi padre falleció justo antes de que esto sucediera. Estaba hablando de él, mientras estaba de espaldas a una escalera, y sentí una mano tocando mi hombro derecho, como diciendo, todo estará bien. Miré que no hubiera nadie allí. Entonces sí, creo que los espíritus pueden tocarte (ver: Cuando algo invisible te toca la espalda


***

«Me han tirado del pelo dos veces, me han apretado las piernas sobre las mantas y me han rascado suavemente las piernas por encima de las mantas (ver: Algo me tira de los pies en la cama


***

Definitivamente creo que los fantasmas pueden tocarte. Tengo una experiencia particular al respecto. Una vez, mientras estaba acostado en la cama, sentí dos manitas palmeando mis pies a través de las mantas, como un niño tratando de llamar mi atención. Fue tan real y desorientador que pensé que mi primo pequeño debía haber venido (ya que a menudo entra y me despierta), pero no tiene sentido que haya sido así, ya que vive a una hora de distancia y sabía que estaba solo en casa (ver: Cuando algo invisible te toca)

***


Una de las experiencias más comunes es sentir una mano sobre el hombro, una mano invisible, desde luego; aunque también existe un costado más oscuro en este tipo de experiencias: arañazos, bofetadas, golpes, un agarre fuerte del brazo (ver: Un golpe: «SÍ»; dos golpes: «NO»; tres golpes: «DÉJAME ENTRAR»)

Se cree que los arañazos y rasguños hechos por una entidad enojada arden y se curan muy lentamente. A menudo, las marcas de mordeduras se describen como del tamaño de un niño (ver: Escuchar fantasmas de niños que ríen y lloran en la casa)


***

«He sentido que un espíritu me tocaba varias veces. Cuando mi padre murió (yo era muy joven) lo extrañaba espantosamente. Una noche sentí un cuerpo sobre mí, como si me abrazaran. Fue una sensación extraña, al mismo tiempo agradable e inquietante. No sé cómo describirlo exactamente (ver: Algo invisible me besó


***

«Creo que los espíritus pueden tocarnos. Tengo tres experiencias sobre esto. La primera vez sentí como si alguien usara un dedo para pincharme en el esternón, lo suficientemente fuerte como para dejar una marca roja. La segunda vez fue en el mismo lugar, pero se sintió más como un puñetazo, esto también dejó una marca roja. Estas dos experiencias fueron con muchos años de diferencia. La tercera vez me desperté con la sensación de que alguien me acariciaba el pelo (ver: Algo invisible me acaricia el cabello


***

Me empujaron escaleras arriba hace unos años mientras cargaba una canasta de ropa sucia. Definitivamente creo que los espíritus pueden tocarnos. Sé que sentí dos manos en mi espalda (ver: Cómo y por qué algunas entidades se «pegan» a las personas)

***


Ahora bien, si un espíritu puede tocarte, entonces es lícito pensar que también deberías poder tocarlos. Más aún, si un espíritu puede tocarte, es decir, establecer algún tipo de contacto físico, entonces nada les impediría, por ejemplo, tocar el teclado de tu computadora y dejar por escrito lo que quieren; sin embargo, nunca lo hacen. ¿Por qué? (ver: Cuando algo invisible te respira en la cara)

Sí, los espíritus pueden tocarte. Dicho esto, es extremadamente raro ser tocado físicamente por una entidad espiritual.

Por otro lado, ser tocado físicamente por un espíritu nunca es lo primero que sucede cuando una entidad está presente. Las personas que son tocadas por una entidad, por lo general, han estado lidiando con un espíritu opresivo durante mucho tiempo (ver: Espíritus que se «pegan» a las personas)

Esto implica que, si no hay una larga historia de problemas relacionados con sucesos paranormales, podemos dudar seriamente de que un espíritu te haya tocado. La sugestión, sobre todo cuando la persona está atravesando una etapa de duelo, es un elemento que de ningún modo puede descartarse (ver: El verdadero significado de los fantasmas)

Ahora bien, esta no es una opinión unánime entre los investigadores paranormales. Algunos no están de acuerdo en absoluto, y sostienen que todos podemos ser tocados por un espíritu, incluso casualmente, sin una intencionalidad detrás. En este contexto, no sería necesario el apego espiritual para que una entidad se vuelva física contigo (ver: Un caso de «apego espiritual»)

No obstante, y si bien hay coincidencia en que un espíritu puede tocarte, también hay que decir que no todos las entidades espirituales pueden hacerlo. Aquellos que poseen esta habilidad son conocidos como Espíritus Interactivos, y son del tipo de entidades que comúnmente escuchas en las historias de fantasmas de testigos confiables (ver: ¿Los fantasmas saben que están muertos?)

Esta clase de espíritus puede emitir vibraciones sonoras, realizar apariciones de cuerpo entero, tocarte, tocar objetos e incluso emitir olores que te traen recuerdos agradables (ver: Entidades que se manifiestan a través del olor)

Los Espíritus Interactivos suelen ser familiares o amigos de la persona que experimenta su presencia, o bien espíritus atados a ciertos lugares físicos, que absorben la energía del ambiente para manifestarse (ver: El aroma de jazmines invisibles)

Si los espíritus pueden tocarnos, y si esto es apenas el último eslabón de una larga cadena de eventos menores, ¿cuáles son estos? (ver: ¿De qué están hechos los espíritus?)

En general, la presencia de un espíritu negativo produce sentimientos de pavor, un miedo inexplicable y sin causa aparente, y la sensación de estar siendo observado (ver: Sentirse observado: ¿paranoia o fenómeno paranormal?). En cualquier caso, la intencionalidad del espíritu se determina a través de las sensaciones que produce en los vivos. Los espíritus negativos, como mínimo, producen una sensación de incomodidad e inseguridad (ver: Los «Puntos Fríos» y los fantasmas)

Por suerte, no todos los espíritus nos tocan para hacernos daño:


***

«Casi me caigo de espaldas por las escaleras de mi antiguo apartamento. Juro por Dios que sentí unas manos que me empujaban hacia arriba hasta que volví a agarrarme del pasamanos. Todavía puedo sentirlas cuando pienso en ello. No sé si era un fantasma, un guía espiritual o un ángel de la guarda. ¡Pero algo me salvó de esa caída!»

***


Si se produce una obsesión espiritual, las entidades definitivamente pueden tocarte. La obsesión ocurre cuando una entidad (más comúnmente demonios) se materializa (no necesariamente como un humanoide o una bestia) de manera que pueda interactuar físicamente con nuestro plano. En este contexto, pueden tocarte y, en casos más extremos, lastimarte (ver: ¿Qué siente una persona poseída?)


***

«Tuve una experiencia hace varios años. Estaba casi postrado en cama debido a un dolor crónico cuando fui atacado con fuerza por un ser completamente sólido e invisible. Esta entidad invisible luchó contra mí y podía sentir todo el peso de su cuerpo sobre mí, incluidos los brazos y las piernas, mientras se envolvían a mi alrededor.»

***


Hay muchos tipos de seres espirituales en busca de diferentes tipos de estimulación para sus víctimas. Algunos pueden ser simplemente violentos, pero otros incluso pueden volverse sexuales (ver: Seducción paranormal: encuentros calientes con fantasmas y espíritus)

Los que dan a conocer su presencia de manera física son casi siempre los más maliciosos. En este contexto, el contacto físico es un eslabón más de un ataque escalonado; pero, insistimos, esto no necesariamente tiene que ser así. No todas las interacciones físicas con el mundo espiritual son de índole demoníaca. Las manifestaciones residuales a veces también pueden sentirse físicamente (ver: ¿Los fantasmas son «grabaciones» impresas en la realidad?)

Sería imposible ser justos con todos aquellos que han compartido sus experiencias con El Espejo Gótico, y pedimos disculpas a quienes no hemos citado en este artículo. De todas formas, creo que el objetivo de compartir, siquiera parcialmente, algunas experiencias relacionadas con el contacto físico con entidades espirituales está cumplido. En el futuro seguramente retomaremos este tema.




Consultorio Paranormal. I Fenómenos paranormales.


Más Consultorio Paranormal:
El artículo: ¿Puede un espíritu tocarte? fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción, enviar consultas o compartir tu experiencia, escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Elizabeth Stuart Phelps.
Poema de William Wilfred Campbell.
Análisis de «Los Sauces» de Algernon Blackwood.

Relato de Mary E. Wilkins-Freeman.
Poema de Walter de La Mare.
Análisis de «La Ciudad Sin Nombre» de Lovecraft.