«Un sueño»: William Allingham; poema y análisis


«Un sueño»: William Allingham; poema y análisis.




Un sueño (A Dream) es un poema gótico del escritor irlandés William Allingham (1824-1889), publicado en la antología de 1850: Poemas (Poems).

Un sueño, uno de los grandes poemas de William Allingham, desarrolla exactamente eso, un sueño, protagonizado por un narrador que observa por la ventana una larga procesión de muertos. No son muertos anónimos para él. De hecho, son los espíritus de los muertos de todas las personas que conoció.

Compañeros de juegos de la infancia, conocidos, viejos y jóvenes, hombres y mujeres, incluso la madre del narrador, todos marchan silenciosamente en la noche.

Un sueño de William Allingham expresa un profundo dolor, una sensación de nostalgia abrumadora. Si bien el tono del poema es claramente emocional, también está lleno de misterio, efecto que no se diluye en la descripción meticulosa y el lamento del narrador al recordar estas almas solitarias.

En este contexto, Un sueño de William Allingham es un ejemplo brillante de las principales características del romanticismo, en este caso, vinculadas a la tradición irlandesa del autor, donde los mitos celtas siempre consiguen abrirse paso hacia la superficie. Tal es así que esta silenciosa procesión de muertos se asemeja mucho a la marcha de las hadas en las leyendas de aquella tierra (ver: Cuando las hadas abandonaron nuestro plano de existencia)

Aprochando la confusión y las imágenes difusas de los sueños, William Allingham logra expresar su profunda nostalgia por los muertos y, al mismo tiempo, honrar la mitología de su tierra, particularmente la de su Donegal natal. Evidentemente, hay una búsqueda aquí, tal vez el deseo del autor de invitar a sus lectores a un país mágico. Esa invitación se hace en los términos más refinados, con características nacionales distintivas y un hermoso color local que le dan a Un sueño un antiguo y misterioso sabor irlandés.

Esta fascinación de William Allingham por las hadas se expresa en el uso de figuras etéreas al referirse a los muertos. Los difuntos marchan de noche, en silencio, bajo la luz de la luna, igual que lo hacían las hadas en las leyendas medievales. Es interesante notar que la mayoría de los victorianos que utilizaban a las hadas como motivo poético no creían en ellas, aunque muchos pensaban que sus antepasados ​​sí habían creído, y encontraban fascinantes las condiciones de esta fe.

En resumen: Un sueño de William Allingham abarca los mitos de la antigua Irlanda, las estructuras irlandesas modernas (desde donde el narrador observa la procesión) y las extrañas características del reino de las hadas. Al invocar las estos tres aspectos: lo antiguo, lo moderno y la naturaleza del otro mundo, William Allingham nos sitúa en una realidad, los sueños, donde esos tres planos existen en perfecta armonía.




Un sueño.
A Dream, William Allingham (1884-1889)

(Traducido al español por Sebastián Beringheli para El Espejo Gótico)


Escuché a los perros aullar en la noche de luna;
fui a la ventana para observar la vista;
todos los muertos que había conocido
marchaban uno a uno y de dos en dos.

Así fueron pasando;
vecinos todos, desde el primero hasta el último;
nacidos a la luz de la luna del camino,
apagados nuevamente en la espesa sombra.

Compañeros de escuela, marchando como cuando jugaban
a los soldados, pero ahora más serios;
esos eran los más extraños para mí,
los que se ahogaron, lo sabía, en el terrible mar.

Gente recta y atractiva, encorvada y débil también;
algunos a los que amé, y jadeaba por hablarles;
algunos con solo un día en el cementerio;
algunos desconocidos también estaban muertos.

Una larga, larga muchedumbre, donde cada uno parecía solitario,
pero de todos había una, solo una,
que levantó la cabeza y miró en mi dirección;
se demoró un momento, puede que no se quedara.

¡Cuánto tiempo pasó desde que vi ese rostro pálido!
¡Ah! Madre querida! ¡Ojalá pudiera poner mi cabeza en tu pecho,
solo un momento para descansar,
mientras tu mano recorre mi llorosa mejilla!

Seguían adelante, seguían, un puente móvil
que cruzaba la corriente de la luna, de sombra en sombra,
jóvenes y viejos, mujeres y hombres;
muchos olvidados por mucho tiempo, pero recordados entonces.

Y entonces vino una risa amarga;
un sonido de lágrimas un momento después;
y luego una música alta y alegre.
Esa noche temprana, día a día,
me esfuerzo por recordar si puedo.


I heard the dogs howl in the moonlight night;
I went to the window to see the sight;
All the Dead that ever I knew
Going one by one and two by two.

On they pass'd, and on they pass'd;
Townsfellows all, from first to last;
Born in the moonlight of the lane,
Quench'd in the heavy shadow again.

Schoolmates, marching as when they play'd
At soldiers once - but now more staid;
Those were the strangest sight to me
Who were drown'd, I knew, in the awful sea.

Straight and handsome folk, bent and weak, too;
Some that I loved, and gasp'd to speak to;
Some but a day in their churchyard bed;
Some that I had not known were dead.

A long, long crowd - where each seem'd lonely,
Yet of them all there was one, one only,
Raised a head or look'd my way;
She linger'd a moment - she might not stay.

How long since I saw that fair pale face!
Ah! Mother dear! might I only place
My head on thy breast, a moment to rest,
While thy hand on my tearful cheek were prest!

On, on, a moving bridge they made
Across the moon-stream, from shade to shade,
Young and old, women and men;
Many long-forgot, but remembered then,

And first there came a bitter laughter;
A sound of tears a moment after;
And then a music so lofty and gay,
That eve morning, day by day,
I strive to recall it if I may.


William Allingham
(1884-1889)

(Traducido al español por Sebastián Beringheli para El Espejo Gótico)




Poemas góticos. I Poemas de William Allingham.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de William Allingham: Un sueño (A Dream), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Poky999 dijo...

Hermoso poema. Me he puesto al día con este foro. Grandes relatos, poemas y artículos para pasar el día



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Phil Robinson.
Poema de Edwin Arlington Robinson.
Análisis del «Caso Valdemar» de E.A. Poe.

Relato de Ralph Adams Cram.
Poema de Clark Ashton Smith.
Análisis de «Informe sobre ciegos» de E. Sábato.