«Cada día tiene su noche»: Alfred Tennyson; poema y análisis


«Cada día tiene su noche»: Alfred Tennyson; poema y análisis.




Cada día tiene su noche (Every Day Hath its Night) es un poema victoriano del escritor inglés Alfred Tennyson (1802-1892), publicado en la antología de 1830: Poemas principalmente líricos (Poems, Chiefly Lyrical).

Cada día tiene su noche, sin lugar a dudas uno de los grandes poemas de Alfred Tennyson, nos sitúa en el vértice del delicado equilibrio de la naturaleza, donde la luz y la oscuridad luchan mutuamente, ganando la luz y la sombra, venciendo y siendo derrotadas una y otra vez.

En esa eterna batalla, el corazón de la humanidad oscila en la misma sincronía: esperanza y desazón, amor y odio, alegría y pesar, hasta que allá lejos, bien lejos, tal como lo afirma Alfred Tennyson, no haya diferencias entre la luz y la oscuridad.




Cada día tiene su noche.
Every Day Hath its Night, Alfred Tennyson (1802-1892)

Cada día tiene su noche,
Cada noche su mañana:
Resplandecientes y oscuras,
las horas aladas son llevadas
bien, bien lejos.

Las estaciones florecen y decaen;
La dorada calma y la tormenta,
Día a día, se frecuentan.
No hay una sola brillante forma
Que no arroje sombra,
Bien, bien lejos.

Cuando reímos, y nuestra alegría
Simula la veta feliz de la piedra,
Somos tan parecidos a la tierra
Como al dolor del padre,
Bien, bien lejos.

La locura se ríe a carcajadas,
La risa trae lágrimas,
Los ojos se desgastan,
Hasta que los miedos
Llegan con la mortaja,
Bien, bien lejos.

Todo es cambio,
Aflicción o riqueza,
La alegría es hermana de la tristeza;
La pena y el regocijo
Se roban los símbolos;
Bien, bien lejos.

Las alondras en el paraíso cantan,
Las palomas se lamentan
Día a día, sin tardanza;
Pero no te desanimes;
Lloremos juntos en la esperanza.
Bien, bien lejos.


Every day hath its night:
Every night its morn:
Thorough dark and bright
Wingèd hours are borne;
Ah! welaway!

Seasons flower and fade;
Golden calm and storm
Mingle day by day.
There is no bright form
Doth not cast a shade ­
Ah! welaway!

When we laugh, and our mirth
Apes the happy vein,
We're so kin to earth,
Pleasaunce fathers pain ­
Ah! welaway!

Madness laugheth loud:
Laughter bringeth tears:
Eyes are worn away
Till the end of fears
Cometh in the shroud,
Ah! welaway!

All is change, woe or weal;
Joy is Sorrow's brother;
Grief and gladness steal
Symbols of each other;
Ah! welaway!

Larks in heaven's cope
Sing: the culvers mourn
All the livelong day.
Be not all forlorn;
Let us weep, in hope ­
Ah! welaway!


Alfred Tennyson
(1802-1892)




Poemas góticos. I Poemas de Alfred Tennyson.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de Alfred Tennyson: Cada día tiene su noche (Every Day Hath its Night), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Es hermoso



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Phil Robinson.
Poema de Edwin Arlington Robinson.
Análisis del «Caso Valdemar» de E.A. Poe.

Relato de Ralph Adams Cram.
Poema de Clark Ashton Smith.
Análisis de «Informe sobre ciegos» de E. Sábato.