Relatos náuticos de Edgar Allan Poe


Relatos náuticos de Edgar Allan Poe.




Edgar Allan Poe es ampliamente reconocido tanto por sus relatos góticos como por sus cuentos de detectives; sin embargo, una tercera faceta, acaso la menos conocida, conforma uno de los motivos principales de su producción literaria. Nos referimos a sus relatos náuticos.

E.A. Poe utilizó el folklore náutico en muchas ocasiones. Él mismo cruzó el Atlántico en dos ocasiones, y navegó bajo diferentes climas y en diversos tipos de embarcaciones. Más allá de sus experiencias personales, buena parte de los relatos náuticos de Edgar Allan Poe cuentan con elementos extraídos de: Narración de cuatro viajes (Narrative of Four Voyages), de Benjamin Morrell, y las obras de Jeremiah Reynolds, donde se narran las crónicas de varios desastres marítimos, así también como las costumbres y actividades de los marineros.

Si bien el mar está presente en muchos cuentos de E.A. Poe, sus relatos náuticos por excelencia son tres: Mensaje encontrado en una botella (MS. Found in a Bottle), La narración de Arthur Gordon Pym (The Narrative of Arthur Gordon Pym of Nantucket) y Un descenso al Maelström (A Descent into the Maelström).

En los tres casos se relata la historia de un narrador que sobrevive milagrosamente a un desastre náutico, y dentro de un contexto marítimo sumamente realista.

Las historias de mar también están presentes de forma indirecta en muchos otros relatos de E.A. Poe; por ejemplo, en La caja oblonga (The Oblong Box), cuya historia transcurre a bordo de un barco costero y narra uno de los naufragios más espectaculares de la literatura.

Si bien el mar no es un elemento central en El escarabajo de oro (The Gold Bug), se percibe su presencia ominosa en las cosas de la Isla Sullivan, donde transcurre la historia. Algo similar sucede en El entierro prematuro (The Premature Burial), el cual culmina con un sueño espeluznante en el camarote del protagonista.

Incluso cuando E.A. Poe no sitúa en plena urbe, los marineros frecuentemente aparecen en sus historias —Rey Peste (King Pest), Los crímenes de la rue Morgue (The Murders in the Rue Morgue), William Wilson (William Wilson), El hombre de la multitud (The Man of the Crowd)—. De hecho, los escenarios urbanos rara vez prescinden de alguna alusión al mar.

En este sentido, también los poemas de Edgar Allan Poe se ocupan especialmente del mar, y más específicamente de lo náutico.

La muerte gobierna en La ciudad en el mar (The City in the Sea). Annabel Lee (Annabel Lee) insiste una y otra vez sobre aquella misteriosa tumba junto al mar. Al Aaraaf (Al Aaraaf) realiza una hermosa descripción de la fragancia del océano. Para Elena (To Helen) cuenta con una gran cantidad de referencias al mar. Y Para F. (To F–) narra con inquietante sutileza aquellos mares interminables, sin costas, a los que el poeta aspiraba como símbolo de eternidad.

También vale la pena destacar que la última obra escrita antes de la muerte de Edgar Allan Poe, por cierto, inconclusa, se titula: El faro (The Lighthouse).




4 relatos náuticos de Edgar Allan Poe.




Antologías. I Relatos de E.A. Poe.


El artículo: Relatos náuticos de Edgar Allan Poe fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Taller literario.
Antología de Horacio Quiroga.
Relato de Prosper Mérimée.

Poema de Mary Shelley.
Antología de Théophile Gautier.
Relato de O. Henry.