Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Samuel Coleridge.
Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.

Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.
Poema de Robert Browning.


Los diarios wicca de Dorothy Clutterbuck

Los diarios wicca de Dorothy Clutterbuck.


Dorothy Clutterbuck (1880-1951) fue una importante miembro de la aristocracia inglesa, que simultáneamente se inició en el movimiento wicca de la mano de Gerald Gardner, autor de Brujería Hoy (Witchcraft Today), El libro de las sombras (The Book of Shadows) y El significado de la brujería (The Meaning of Witchcraft).

Debido a su posición de influencia en el parlamento, Dorothy Clutterbuck se convirtió rápidamente en una figura de enorme importancia para el movimiento wicca, aunque de una forma que podríamos denominar como "subterránea", ella misma nunca afirmó abiertamente su participación en la orden, salvo a través de algunos diarios personales que sobrevivieron al fuego, en cuyas páginas pueden advertirse las creencias poco convencionales que se debatían en su interior.

Si repasamos la historia de Dorothy Clutterbuck nada parece prefigurar su interés por la wicca. Nació en las Indias británicas. Fue hija de un oficial del ejército llamado Thomas St. Quentin Clutterbuck, quien la instruyó en los ejercicios espirituales de la inglesia anglicana. Su familia regresó a Inglaterra y se instaló en una gran casona de New Forest. Allí vivió, tras la muerte de su padre, en perfecta soledad; hasta que a los cincuenta y cinco años contrajo matrimonio con un tal Rupert Fordham, un juez de paz local y miembro reconocido del Ejército de salvación. 

Fordham murió en mayo de 1939 en un accidente automovilístico.

Dorothy Clutterbuck continuó su vida como una persona intachable para su comunidad; donando grandes sumas de dinero a la iglesia y, sobre todo, al partido conservador. Sin embargo, algunos rumores comenzaron a correr en torno a su pasado. Se dijo que su antiguo marido, el fallecido Rupert Fordham, ya estaba casado con una mujer recluida en un psiquiátrico al momento de contraer matrimonio con ella. Algunos sostienen que aquel episodio la desequilibró profundamente.

Tras su muerte en 1951, Dorothy Clutterbuck fue identificada por Gerald Gardner como una activa participante del coven de New Forest, es decir, un grupo de reunión de brujas wicca. Su unión se produjo el mismo año de la muerte de su marido, 1939.

Gerald Gardner se refiere afectuosamente a ella como Old Dorothy, un detalle que para su discípula Doreen Valiente indica que fue, de hecho, Dorothy Clutterbuck quien inició a Gerald Gardner en la wicca.

No existe ninguna declaración formal de Dorothy Clutterbuck acerca de su participación en el movimiento wicca. Sin embargo, sus diarios personales revelan una faceta insospechada de su personalidad.

Dorothy Clutterbuck dejó tres gruesos volúmenes personales, llenos de notas, observaciones, poemas e ilustraciones. Estos diarios se ubicaban en las habitaciones de huéspedes de la casona, con la intención de ofrecerle al visitante un breve repaso de la historia de sus dueños. No obstante, los poemas de Dorothy Clutterbuck parecen revelar algo más: una poderosa conexión con el paganismo y el ocultismo.

Las únicas evidencias que existen para apoyar esta conjetura son los propios diarios de Dorothy Clutterbuck. Allí no hay una sola mención del cristianismo, y, en cambio, la experiencia espiritual parece surgir directamente de la naturaleza, de su jardín y las extraordinarias y conmovedoras notas de aquellos delicadísimos mecanismos que los wiccanos intuyen detrás de los procesos naturales.

Los poemas de Dorothy Clutterbuck no son realmente buenos. A lo sumo podríamos calificarlos de sinceras manifestaciones de un sentimiento poético, pero sin la técnica ni el compromiso que otorga el verdadero talento. Sin embargo, esa honestidad ofrece momentos muy interesantes; por ejemplo, cuando Dorothy Clutterbuck intenta asignarle a la naturaleza un rol maternal, acaso a través de la figura de la Reina de las Hadas, un paradigma formidable de los mitos celtas; cuyo reinado ha dejado de ser real para convertirse en un gobierno del corazón.

Sé que has tenido una visión,
la más adorable que se pueda tener,
pero sé también que eres Real,
y de mi corazón, la Reina.

(I knew you were a vision
The loveliest ever seen
But I also knew that you were Real
And of my heart, the Queen)



Más misterios miserables. I Historias trágicas de amor.


Más misterios miserables:
El artículo: Los diarios wiccanos de Dorothy Clutterbuck fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Giuliana Salazar dijo...

Como descargo un libro de acá?