"Proverbios del infierno": William Blake; poema y análisis


"Proverbios del infierno": William Blake; poema y análisis.




Proverbios del infierno (Proverbs of Hell) es un fragmento de la colección de poemas del ilustrador y poeta inglés William Blake: El matrimonio del cielo y el infierno (The Marriage of Heaven and Hell), compuestos en los últimos años del siglo XVIII.

El título de esta obra, por cierto, uno de los más destacados poemas de William Blake, hace referencia al trabajo teológico de Emanuel Swedenborg: El cielo y el infierno (De Caelo et Ejus Mirabilibus et de inferno, ex Auditis et Visis), donde el místico asegura haber sido invitado a recorrer las maravillas del cielo y las tremendas desdichas y tormentos del infierno.

La estructura propuesta por Swedenborg contradice la visión cósmica del pensamiento de William Blake, poco inclinado a aceptar las estructuras convencionales de la moral reinante.

Contrario a las visiones de John MiltonEl paraíso perdido (Paradise Lost)— y DanteLa divina comedia—, la concepción del infierno de William Blake no apunta hacia un siniestro lugar de castigo, sino a una fuente arcana de fuerzas primordiales, de energías en estado puro, en cierta forma, dionisíacas, opuestas a la autoridad represiva del Cielo.

Esa es la naturaleza de los Proverbios del infierno: una manifestación de sabiduría que objeta y rechaza el autoritarismo regulador de Dios bajo la forma de extraordinarios y provocativos proverbios.



Proverbios del infierno.
Proverbs of Hell, William Blake (1757-1827)

La cólera del león es la sabiduría de Dios.

La desnudez de la mujer es obra de Dios.

El exceso de pena ríe; el exceso de dicha llora.

El rugir de los leones, el aullido de los lobos, el oleaje furioso del mar huracanado y la espada destructora son porciones de la eternidad demasiado grandes para que las aprecie el ojo humano.

El zorro condena a la trampa, no a sí mismo.

El júbilo impregna; las penas procrean.

Que el hombre vista la melena del león y la mujer el vellón de la oveja.

Para el pájaro el nido, para la araña su tela, para el hombre la amistad.

El egoísta y sonriente necio y el necio que frunce malhumorado el ceño han de considerarse sabios, que podrían ser cetros.

Lo que hoy está probado, en su momento era sólo algo imaginado.

La rata, el ratón, el zorro y el conejo vigilan las raíces; el león, el tigre, el caballo y el elefante vigilan los frutos.

La cisterna contiene; el manantial rebosa.

Un pensamiento llena la inmensidad.

Presto has de estar para decir lo que piensas que así el ruin te evitará.

Todo lo que es posible creerse es imagen de la verdad.

Nunca el águila malgastó tanto su tiempo como cuando se avino a aprender del cuervo.

El zorro provee para sí mismo; pero Dios provee para el león.

Piensa por la mañana, actúa a mediodía, come al anochecer y duerme por la noche.

Quien ha sufrido tus imposiciones, te conoce.

Como el arado sigue a las palabras, Dios recompensa las plegarias.

Los tigres de la ira son más razonables que los caballos de la instrucción.

Del agua estancada espera veneno.

No sabrás lo que es bastante hasta saber lo que es más que suficiente.

¡Escucha los reproches de los tontos! ¡Forman un título regio! Los ojos del fuego, las narices del aire, la boca del agua las barbas de la tierra.

El débil en coraje es fuerte en astucia.

El manzano nunca pregunta al haya cómo ha de crecer tal como el león no interroga al caballo sobre cómo atrapar la presa.

Quien recibe agradecido da copiosas cosechas.

Si otros no hubiesen sido tontos, tendríamos que serlo nosotros.

El alma de la dulce delicia no puede mancillarse. ver un águila ves una porción de genio. ¡Alza la cabeza!

Tal como la oruga elige las hojas mejores para depositar en ellas sus huevos, el sacerdote reserva su anatema para las mejores dichas.

Crear una florecilla es labor de eras.

La condena estimula, la bendición relaja.

El mejor vino es el más añejo; la mejor agua, la más nueva.

¡Las oraciones no aran!

¡Los elogios no cosechan!

La cabeza es lo Sublime; el corazón, lo patético; los genitales, la Belleza; manos y pies son la Proporción.

Como el aire es al ave o el mar al pez es el desdén para el despreciable.

El cuervo quisiera que todo fuese negro; el buho, que todo fuese blanco.

La exuberancia es belleza.

Si el león recibiese consejos del zorro, sería astuto.

El perfeccionamiento traza caminos rectos; pero los torcidos y sin perfeccionar son los caminos del genio.

Mejor matar a un niño en su cuna que alimentar deseos que no se llevan a la práctica.

Donde no está el hombre, la naturaleza es estéril.

La verdad nunca puede decirse de modo que sea comprendida sin ser creída.

¡Basta! o demasiado.

Los antiguos poetas animaban todos los objetos sensibles con dioses o genios. Les prestaban nombres de bosques, ríos, montañas, lagos ciudades, naciones y de todo lo que sus dilatados y numerosos sentidos podían percibir, y en particular estudiaban el genio de cada ciudad o país y los colocaban bajo el patrocinio de su divinidad mental. Hasta que se formó un sistema del cual algunos se aprovecharon para esclavizar al vulgo pretendiendo comprender o abstraer las divinidades mentales de sus objetos. Así comenzó el sacerdocio. Que escogió formas de culto tomándolas de cuentos poéticos. Hasta que por fin sentenciaron que eran los dioses quienes habían ordenado aquello. Así los hombres olvidaron que todas las deidades residen en el pecho humano.




Más poemas de William Blake. I Poemas góticos.


Más poesía gótica:
El resumen del libro de William Blake: Proverbios del infierno (Proverbs of Hell) fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

3 comentarios:

Eliana dijo...

Muy buena entrada, hasta ahora había leído los proverbios de Blake, pero creo que eran versiones mas cortas...

Francisco dijo...

Bueno recorriendo el ciber espacio vine a dar con esta interesante página.
Bueno yo personalmente conocí a blake atreves de una banda noruega llamada Ulver " The Marriage Of Heaven And Hell" (blake) Además en sus liricas mencionan a John Milton (paraíso perdido).
Menciono esto porque deberían tratar de escuchar esta interesante banda noruega que atreves de su música logro mezclar los proverbios del infierno de una manera exquisita.

El romántico suicida dijo...

Joder, son buenísimas *_*



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Elizabeth Stuart Phelps.
Relato de E.T.A. Hoffmann.
Relato de Katherine Mansfield.

Poema de Sara Teasdale.
Relato de Katherine Mansfield.
Poemas de Thomas Campbell.