Espíritus que no abandonan su antigua casa


Espíritus que no abandonan su antigua casa.




Un nuevo viernes en el Consultorio Paranormal de El Espejo Gótico, esta vez, con una historia inquietante sobre dos espíritus que no quieren abandonar su antigua casa.

Este caso podría explicarse como una aparición residual (ver: ¿Los fantasmas son «grabaciones» impresas en la realidad?). Las apariciones residuales son simplemente reproducciones de un evento que creó esa fuerte energía en primer lugar. En este contexto, el fenómeno generalmente se desencadena en fechas y horas precisas del día, como parece ser el caso aquí (ver: ¿Qué hacen los fantasmas cuando no están entre nosotros?)


***

Hace unos 3 años mi abuela murió en su casa. Murió de cáncer, pero puedo decir que fue una muerte pacífica. Unos meses después, mi abuelo también murió en la casa. Esto fue un poco más inesperado y traumático. Él había caído en una profunda depresión después del fallecimiento de mi abuela, y casi dejó de hablar por completo. Al parecer, en su estado dejó de tomar sus medicamentos, lo cual resultó ser fatal debido a los distintos trastornos de salud que padecía. Lo encontraron muerto en el piso de la sala de estar. Había estado allí durante unos tres días.

Después de la muerte de mis abuelos, mi familia se hizo cargo de la casa.

Hicimos una gran renovación en la casa. En el proceso de reacondicionar nuestras habitaciones, mi madre y yo debimos dormir en la sala de estar, en parte porque no teníamos internet ni cable en ese momento de la obra, de manera tal la única forma de pasar el tiempo era mirar algún DVD en la sala. Cada vez que dormíamos en los sillones, sucedía algo extraño (ver: Sentir que hay un espíritu en casa).

Casi todas las noches, alrededor de las 03:00 de la madrugada, me despertaba aterrorizada, cubierta de sudor, respirando con mucha dificultad, y casi al borde de las lágrimas. En cada una de esas ocasiones supe que acababa de despertarme de una pesadilla, pero nunca las recordaba.

Esto sucedió varias veces, muchas, y continuó aun después de que mi cuarto fuese refaccionado y pudiese dormir allí. Todas las noches me despertaba aproximadamente a la misma hora con estas horribles sensaciones a flor de piel.

Las pesadillas continuaron. Constantemente me perseguían. Siempre he tenido pesadillas, y algunas de ellas las recuerdo con claridad debido a lo espantosas que fueron, pero nunca sucedieron con tanta frecuencia como cuando me mudé a la casa de mis abuelos (ver: La energía negativa en mi casa se manifestó).

Una noche en la que mi mamá no estaba trabajando (lo hace en una guardia veterinaria) me preguntó si quería ver una película con ella en la sala de estar. Era bastante tarde, y sabía que probablemente me quedaría dormida, así que dije que no. Cuando me preguntó por qué, se lo expliqué, y ella se mostró bastante sorprendida. Dijo que había estado experimentando lo mismo, pero durante el día.

En su caso, las pesadillas se producían a eso de las 03.00 de la tarde (a esa hora ella suele dormir una siesta antes del trabajo). En cierto modo nos sentimos aliviadas de que ambas hubiéramos estado experimentando esto, pero también un poco asustadas porque no teníamos idea de lo que estaba pasando (ver: Señales de que hay un espíritu en tu casa).

Una tarde, mientras mi mamá dormía en la sala, sintió que alguien la golpeaba en el costado, a la altura de las costillas (ver: Cuando algo invisible te toca). Ella se levantó y vio que no había nadie allí. Caminó por toda la casa y no encontró a nadie. No tenemos perros, ni mascotas, y yo y mi padre nunca estamos en casa a esa hora.

Básicamente, mi mamá decidió lo mismo que yo: no volver a dormir en la sala de estar (ver: Entidades que se obsesionan con los vivos).

Ha pasado mucho tiempo desde entonces. Nunca más dormimos en la sala de estar durante ese período, y nada realmente nos molestó de nuevo, excepto las pesadillas.

Pero, hace aproximadamente un mes, mi padre llegó a casa con un enorme televisor 4K. Mi madre y yo somos grandes cinéfilas, así que comenzamos a quedarnos hasta tarde en la sala de estar viendo películas y series. Cuando hacemos alguna maratón, generalmente me quedo despierta hasta después de las 03:00 de la madrugada, por si acaso. Nunca pasó nada extraño, excepto la otra noche, exactamente a las 03:00. (ver: Infección Astral: casas tomadas por los espíritus)

Yo estaba despierta. Mi madre se había quedado dormida unos minutos antes. De repente empecé a escuchar como un quejido. Fue completamente desagradable. Sonaba como el silbido de alguien a quien le cuesta mucho trabajo respirar (ver: Escuchar fantasmas en la casa). Por alguna razón, visualicé a mi abuelo, tirado en el suelo de la sala de estar, muriendo lentamente y sin nadie cerca que pudiera ayudarlo.

Empecé a llorar y mi madre se despertó. Dijo que estaba en medio de una pesadilla donde el abuelo estaba tratando de gritar pidiendo ayuda, pero no podía más que emitir un débil quejido.

Han ocurrido otras cosas, algunas de las cuales no me atrevo a hablar.

Mi padre también afirma haber experimentado algunas cosas raras, como sentir que alguien lo está observando (ver: Sentirse observado: ¿paranoia o fenómeno paranormal?). En realidad, todos hemos experimentado cosas extrañas, por ejemplo, objetos que se mueven por sí solos (ver: ¿Por qué las cosas se pierden en tu casa?), y cosas que aparecen rotas sin ninguna razón aparente. Todos los aparatos electrónicos se encienden y apagan solos aleatoriamente en la sala de estar, sin que nadie los toque (ver: Juguetes que se encienden solos en medio de la noche).

Mi mamá generalmente huele este olor a jabón que usaba mi abuela, mientras que yo siento olores más rancios, muy desagradable (Entidades que se manifiestan a través del olor). Mi papá es menos poético, y siempre huele algo que él describe directamente como «mierda». Los olores son espontáneos, y solo una persona puede olerlos (ver: El olor de los ángeles, demonios, espíritus y fantasmas).

Esto ha ido progresando lentamente en el transcurso de los años. No estoy realmente segura de qué pasando. Por momentos creo que mi abuelo no está contento de que estemos aquí. Yo misma he sentido en varias ocasiones como si una mano me tocara la cara (ver. ¿De qué están hechos los espíritus?).

Leyendo en El Espejo Gótico he encontrado que este tipo de fenómenos paranormales, cuando son repetitivos en el tiempo, en general se deben a la energía residual que queda impregnada en el lugar. No se me ocurre otra cosa peor que la explosión de energía que posiblemente despidió mi abuelo durante su agonía de tres días en el suelo de la sala de estar. Esa energía seguramente quedó impregnada en el lugar (ver: Espíritus y «ambientes cargados»).

En cierto modo, esto me tranquiliza. No es mi abuelo el que está manifestándose, sino el dolor que dejó atrás.

Con mi familia hemos realizado una limpieza (¡Gracias a El Espejo Gótico por sus consejos al respecto!) y no hemos vuelto a experimentar nada extraño.

***




Consultorio Paranormal. I Fenómenos paranormales.


Más Consultorio Paranormal:
El artículo: Espíritus que no abandonan su vieja casa fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción, enviar consultas o compartir tu experiencia, escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Análisis de «En la cripta» de Lovecraft.
Relato de David H. Keller.
Análisis de «El Templo» de Lovecraft.

Consultorio paranormal.
Tierra Media.
Relato de Henry Hasse.