«Una casa muerta»: Clarence Edwin Flynn; poema y análisis


«Una casa muerta»: Clarence Edwin Flynn; poema y análisis.




Una casa muerta (A Dead House) es un poema gótico del escritor norteamericano Clarence Edwin Flynn (1886- ¿?), publicado originalmente en la edición de diciembre de 1933 de la revista Weird Tales.

Una casa muerta, posiblemente uno de los mejores poemas de Clarence Edwin Flynn, explora un motivo recurrente en la literatura gótica: la idea de que una casa puede morir, es decir, la noción de que una casa puede ser, además de materia inerte, una entidad consciente donde quedan registradas las alegrías y desdichas de sus ocupantes (ver: La Casa como entidad orgánica y consciente en el Gótico)

En efecto, Una casa muerta de Clarence Edwin Flynn retrata este lento e irreversible proceso de descomposición de una casa, como si se tratara de un cadáver. En este sentido, sus antiguos habitantes, ya fallecidos, son como el alma de la casa. Al abandonarla, esta se consume como un cadáver en su tumba (ver: La Casa como metáfora de la psique en el Horror).




Una casa muerta.
A Dead House, Clarence Edwin Flynn (1886- ¿?)

Ah sí, una casa puede morir. ¿No has visto lugares
donde el Amor y la Risa han estado por mucho tiempo,
donde las luces brillantes alegraron las ventanas,
que se vuelven oscuros, muertos y silenciosos en un día?
Las persianas se cierran. Pasos suaves a través de la penumbra
atraviesan cada habitación fría e insensible.
Sin embargo, en todos esos espacios silenciosos, una y otra vez,
resuena el eco de la felicidad pasada.

Alguien cuyo espíritu otorgó su gracia
en un extraño y transformador poder ha desaparecido.
Manos que la vida diaria había bendecido
están dobladas en eterno descanso.
Labios que rieron y cantaron
están cerrados en una quietud perpetua.
Solo queda un cascarón vacío, su espíritu huyó.
Su corazón ha dejado de latir. La casa estaba muerta.


Ah yes, a house can die. Have you not seen
Places where Love and Laughter long have been,
Where gleaming lights have made the windows gay,
Go dark, and dead, and silent in a day?
The blinds were drawn. Soft footsteps through the gloom
Traversed each cold and unresponsive room.
Yet all those silent spaces o'er and o'er,
Echoed with happiness not long before.

Some one whose spirit had bestowed its grace
In strange, transforming power upon the pace
Had gone. Hands that the daily life had blessed
Were folded to the everlasting rest.
Lips that had laughed and sung in happiness
Were closed in unresponding quietness.
An empty shell remained, its spirit fled.
Its heart had ceased to beat. The house was dead.


Clarence Edwin Flynn
(1793-1864)




Poemas góticos. I Poemas de Clarence Edwin Flynn.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de Clarence Edwin Flynn: Una casa muerta (A Dead House), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Artículo.
Relato de C.M. Kornbluth.
Artículo.

Artículo.
Relato de Charles R. Tanner.
Etimologías y curiosidades.