¿Cómo se pronuncia «CTHULHU» en realidad?


¿Cómo se pronuncia «CTHULHU» en realidad?




El Multiverso de Lovecraft está poblado por criaturas muy extrañas. Una de las más paradigmáticas —no la más importante— es Cthulhu, aquella entidad colosal que dormita en la ciudad sumergida de R´lyeh, y que hizo su aparición en el relato: La llamada de Cthulhu (The Call of Cthulhu), publicado en la edición de febrero de 1928 de la revista Weird Tales, y luego reeditado en la antología de 1939: El extraño y otros (The Outsider and Others).

H.P. Lovecraft se refiere a muchas entidades y elementos de los Mitos de Cthulhu a través de epítetos que aluden a una imposibilidad de nombrarlos directamente, es decir, a lo indescriptible. Constantemente encontramos términos como innombrable, o unaussprechlichen; y esos adjetivos no son exagerados. Pronunciar correctamente nombres como Yog-Sothoth, Nyarlathotep, y el propio CTHULHU puede ser un desafío incluso para los individuos mejor articulados (ver: ¿La palabra «CTHULHU» es un código secreto?).

¿Cómo se pronuncia CTHULHU? El propio Lovecraft parece no haber utilizado una sola pronunciación de forma consistente, pero aclara lo siguiente, en una de sus cartas:


Se supone que la palabra (CTHULHU) representa un torpe intento humano por captar la fonética de una palabra absolutamente no humana. Las sílabas fueron determinadas por un equipamiento fisiológico completamente diferente al nuestro, por lo tanto, nunca podría ser pronunciada perfectamente por gargantas humanas.

(The word is supposed to represent a fumbling human attempt to catch the phonetics of an absolutely non-human word. The syllables were determined by a physiological equipment wholly unlike ours, hence could never be uttered perfectly by human throats)


Es decir que la palabra «CTHULHU» es una simplificación humana, más o menos aproximada, de una palabra forjada y hablada por seres con una constitución física, y vocal, completamente distinta de la nuestra.

En otra de sus cartas, Lovecraft explica lo siguiente a su amigo y miembro del Círculo de Lovecraft, Duane W. Rimel:


El sonido real, lo más parecido a como los órganos humanos podrían imitarlo, o las letras humanas registrarlo, puede tomarse algo así como KHLUL-HLOO, con la primera sílaba pronunciada de manera muy gutural, muy espesa.

(The actual sound —as nearly as human organs could imitate it or human letters record it— may be taken as something like Khlul-hloo, with the first syllable pronounnced very gutturally and very thickly)


Una recomendación similar puede encontrarse en una carta a Willis Conover:


La mejor aproximación que se puede hacer es gruñir, ladrar o toser las sílabas imperfectamente formadas CLUH-LHU con la punta de la lengua firmemente fijada al techo del boca.

(The best approximation one can make is to grunt, bark, or cough the imperfectly formed syllables Cluh-Lhu with the tip of the tongue firmly affixed to the roof of the mouth)


El desconcierto acerca de cómo se pronuncia CTHULHU también incluye a varios personajes de Lovecraft, quienes muchas veces deben escribir ese nombre —casi todos los relatos de Lovecraft son en primera persona— tal como lo han escuchado a otros decirlo, generando de este modo variaciones bastante asombrosas.

Por ejemplo, en El rastro de Medusa (Medusa’s Coil), escrito en colaboración con Zealia Bishop, se escucha a una anciana africana invocar a CLOOLOO; en Muerte alada (Winged Death), escrito junto a Hazel Heald, se hace referencia a un tal CLULU; mientras que en El montículo (The Mound), se habla de un dios con cabeza de pulpo llamado simplemente TULU.

En todos estos casos, indudablemente, se está hablando de CTHULHU, y las distintas variaciones del nombre responden a las diferentes maneras en las que cada personaje pudo interpretar esos sonidos ásperos y guturales. Después de todo, si existen discrepancias sobre cómo se pronuncia CTHULHU entre dos lectores, ¿cómo no habrían de existir entre dos o más personajes? Este simple detalle prueba una coherencia estremecedora en los Mitos.

El asunto no parece encontrar una solución ni siquiera gracias a las memorias sobre Lovecraft escritas por personas que lo conocieron, quienes lo representan pronunciando CTHULHU de varias maneras diferentes. Robert Barlow, por ejemplo, sostuvo que el maestro de Providence pronunciaba CTHULHU como KOOT-U-LEW, y que a veces se refería a él como KOOTHUMLU, término que, por otro lado, resulta similar a los KOOT-HUMI, según la teosofía, maestros ancestrales del Tíbet, quienes además sirvieron de modelo para los líderes eternos del Culto de Cthulhu en China, según se explica en La llamada de Cthulhu.

Otro amigo cercano de Lovecraft, W. Paul Cook, recordó que éste negaba cualquier fuente o sistema derivado o fonético para la combinación de letras que conforman la palabra CTHULHU. El lector debe pronunciarla a su gusto, dijo; sin embargo, y a contramano de aquello, también sugirió que se lo pronuncie THULHU, con ambas U largas y profundas.

Por otra parte, Donald Wandrei comenta la siguiente anécdota en relación a cómo Lovecraft pronunciaba CTHULHU:


Me referí a este cuento [La llamada de Cthulhu] cierto día, pronunciando la extraña palabra como si se deletreara K-THOOL-HOO. Lovecraft se quedó asombrado por un instante, luego me corrigió firmemente, informándome que debía ser pronunciada K-LUTL-LUTL. Me sorprendió, y le pregunté por qué no lo escribió así si esa era la pronunciación correcta. Respondió con toda seriedad que la palabra había sido originada por los los personajes de ese relato en particular, y que él solo había registrado aquella forma de deletrearla.


En otras palabras, el narrador de La llamada de Cthulhu escribe la palabra CTHULHU porque esa fue su interpretación de los sonidos guturales que la conforman. Otra persona habría oído, quizás, KATULU, o, como dice el maestro de Providence, K-THOOL-HOO. Ninguna variación es correcta, y ninguna es exactamente equivocada. Lovecraft simplemente respeta la forma en la que el nombre fue interpretado por el narrador del cuento, aunque él mismo tuviese una opinión diferente sobre cómo escribirlo y pronunciarlo.

Recordemos que Lovecraft le había escrito a Conover que se debe mantener la punta de la lengua fija en el paladar mientras se enuncian las sílabas guturalmente. Teniendo esto en mente, la transcripción de Wandrei (K-THOOL-HOO) coincide bastante bien con lo que podríamos esperar de una pronunciación recomendada por Lovecraft.

Otra pista interesante, aunque apunte en otra dirección, proviene de Julius Schwartz. Nelson Bridwell escribe lo siguiente:


En agosto de 1947, en Famous Fantastic Mysteries apareció un breve texto sobre Lovecraft que describe a Cthulhu como una palabra que solo él podía silbar correctamente. Una vez le pregunté a Julie Schwartz sobre esto, y él confirmó haber escuchado a Lovecraft hacer exactamente eso, y dijo que mi propio silbido era bastante cercano al suyo.


¿Es decir que CTHULHU se pronuncia K-THOOL-HOO, con la punta de la lengua firmemente fijada al techo del boca, guturalmente, y además silbando los sonidos?

Probablemente, más aún si tenemos en cuenta una última recomendación del maestro de Providence:


El tipo de ruido hecho de esta manera no es realmente como hablar, sino más bien el sonido que hace un hombre cuando trata de imitar un silbido de vapor.


Entonces, ¿cómo se pronuncia CTHULHU en realidad?

Posiblemente no exista una forma correcta, al menos para los humanos. Nuestro sistema orofacial nos permite ciertas funciones de succión, respiración, deglución, habla y fonación, pero hasta la persona mejor articulada carece del equipamiento necesario para pronunciar correctamente una palabra forjada por una biología extraterrestre. Conclusión elegante, si se nos permite el elogio, que nos evita responder algo que no tiene respuesta realmente.




H.P. Lovecraft. I Mitos de Cthulhu.


Más literatura gótica:
El artículo: ¿Cómo se pronuncia «Cthulhu» en realidad? fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

2 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Un ser cuya pronunciación está más allá de lo humano. Inquietante recurso.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Si los nombres son imposibles de pronunciar, ¿cual efectivos serán los conjuros de quienes leen el Necronomicón?



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Artículo.
Análisis de «Del más allá» de Lovecraft.
Relato de Bertram Russell.

Poema de Frank Belknap Long.
Relato de Algernon Blackwood.
Artículo.