Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Libro prohibido.
Poema de Robert Browning.
Relato de W.H. Hodgson.

Poema de John Keats.
Wallpapers del romanticismo.
Poemas de William Wordsworth.


Hechizo para hacer que alguien te busque

Hechizo para hacer que alguien te busque.
Por Atenea Helenaus.


Personalmente no recomiendo realizar ningún hechizo para que alguien te busque, es decir, hechizos que de alguna manera desvían el curso natural de los encuentros y desencuentros de la vida; no tanto por que sean peligrosos en sí mismos, sino porque requieren mucho tiempo y dedicación, además de absorber una gran cantidad de energía.

Pero si pensamos en el bien de la otra persona, o sea, de la persona que quieres que te busque, entonces es posible realizar un hechizo simple que nos permita inducirlo a la búsqueda sin perjudicar a nadie.

El lado positivo de los hechizos que se dirigen sobre alguien que no es parte de nuestra vida es que, en el peor de los casos, no ponen en riesgo ninguna relación. 

Lo peor que podría pasar es que el hechizo no funcione, simplemente eso, mientras que los hechizos para enamorar amigos, compañeros de trabajo, etc, generan la posibilidad de alterar para siempre esas relaciones.

  • Una rosa.
  • Un cuenco de cerámica.
  • Un puñado de arena.
  • Papel blanco.
  • Tinta roja.
  • Bolsita de tela roja.


Este hechizo para hacer que alguien te busque es una adaptación realizada por Dion Fortune sobre un hechizo que aparece en uno de los grandes libros prohibidos de nuestra biblioteca esotérica: La llave menor de Salomón (Lemegeton Clavicula Salomonis), de tal forma que podemos confiar en su efectividad.

El primer viernes con la luna en cuarto creciente, a las 23 horas, te sentarás en el piso en algún rincón oscuro de tu casa con el cuenco de cerámica entre las piernas.

Con las manos irás desmenuzando los pétalos de la rosa dentro del cuenco, lentamente, mientras pronuncias las siguientes palabras:

Secunda Salomonis Sunt, clamo te.
(nombre de la persona que quieres que te busque)


Repite 6 veces las mismas palabras.

Cuando termines de pronunciar las palabras mágicas, vuelca la arena dentro del cuenco, sobre los pétalos, mientras recitas:

Vivans intra et eidolon tuum, vade mecum.
(nombre de la persona que quieres que te busque)


De nuevo, repite 6 veces las palabras mágicas mientras mezclas la arena con los pétalos de la rosa.

Ahora toma la hoja de papel y escribe con tinta roja tu nombre (encima) y el de la persona que deseas que te busque (debajo). 

Quema el papel sobre la arena y los pétalos de la rosa.

Cuidado. Buscamos hacer que alguien te busque, no que resultes lastimado en el proceso.

Último paso:

Cuando el papel se haya reducido a cenizas, vuelve a mezclar todo dentro del cuenco: mientras recitas:

(nombre de la persona que quieres que te busque)
Comparenscens in mecum dux, mea aeternitas.


Ahora coloca todos los restos del cuenco dentro de la bolsa de tela roja.

Por cierto, no necesitas que sea grande. De hecho, la bolsa debe ser lo más pequeña posible.

Déjala debajo de tu almohada durante siete días consecutivos.

Al viernes siguiente puedes retirarla y ocultarla en algún lugar de tu habitación, preferentemente donde no le de la luz.

¿Qué acabamos de hacer? 

En principio, inducir a que alguien en particular a que piense en ti, te recuerde, te extrañe y, en consecuencia, sienta el deseo de buscarte.

Cuando una persona deja de ser parte de nuestra vida, por la razón que sea, ese vínculo nunca se corta; de hecho, se perpetuará en otras vidas y otras circunstancias. 

Nadie olvida a nadie realmente, aunque eso parezca. 

Cada relación que establecemos es consecuencia de una serie de correspondencias que solo puede rastrearse en los astros. Cuando el vínculo se corta, y dos personas se alejan mutuamente, o a veces unilateralmente, es posible restablecer la correspondencia que los unió al principio, y de eso se trata este hechizo para que alguien te busque.

No debes realizar este hechizo para que alguien te busque sobre una persona que actualmente es parte de tu vida, o sea, una persona con la que estás en contacto, aunque sea de vez en cuando. 

Solo debes hacerlo sobre alguien que decididamente está fuera de tu vida.

Durante los siete días que llevarás la bolsita debajo de tu almohada se produce la incubación del pensamiento que hemos fijado. En algunos casos te buscará inmediatamente, en otros, puede tardar varias semanas. 

Es muy importante que no pierdas la calma y estés atento a las señales.







Más Hechizoteca: todos los hechizos:

El artículo: Hechizo para hacer que alguien te busque fue realizado por Atenea Helenaus para El Espejo Gótico. Si tienes alguna duda o consulta escríbeme a ateneahelenaus@gmail.com