Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poemas de William Wordsworth.
Relato de Lord Dunsany.
Microficción.

Poema de John Keats.
Relato de Charles Nodier.
Poema de W.B. Yeats.


La isla mágica: William Seabrook (la primera novela de zombies)

La isla mágica, de W.B. Seabrook.
La primera novela de zombies de la historia.


La isla mágica (The Magic Island, 1929) es una novela de terror del escritor norteamericano W.B. Seabrook (1884-1965), ocultista, periodista, explorador y caníbal confeso a quien le pertenece la primera novela de zombies de la historia.

William Seabrook siempre se sintió atraído por los misterios de las culturas antiguas, en especial aquellas que continuaban con algunos ritos antiquísimos y tenebrosos. A mediados de 1929 publicó su obra más conocida: La isla mágica (The Magic Island), en donde detalla sus experiencias personales con el vudú haitiano más ortodoxo.

En 1928 William Seabrook y su esposa, Catherine Pauline Edmondson, partieron hacia Haití, por entonces bajo la protección de Estados Unidos. Su interés principal era retratar las costumbres de la cultura haitiana, su sociedad y tradiciones. No obstante, lo que captó violentamente el interés de sus lectores no fue su repaso sociopolítico de Haití, sino su descripción minuciosa del vudú y sus prácticas esotéricas.

Siendo como era un hombre de gran poder de persuación, William Seabrook logró ser iniciado en los secretos de la religión vudú. Algunos sostienen que incluso consiguió que una anciana bruja, llamada Mamá Celie, a quien le dedicó la novela, lo tomase como ahijado y protegido.

Fue esta vieja hechicera la que le permitió acceder a fiestas, bailes, rituales, y prácticas mágicas que luego serian detalladas con una vivacidad no excenta de sensacionalismos.

Recordemos que William Seabrook era, después de todo, un escritor pulp acostumbado a los excesos narrativos.

Sin embargo no todo es amarillismo en La isla mágica. William Seabrook se encarga de diferenciar el vudú de la magia negra, a pesar de que repara obsesivamente en historias macabras de zombies trabajando como esclavos en campos de recolección de caña así como en rituales sensuales que incluyen escenas de bestialismo.

De este modo William Seabrook fue el primer escritor en abordar el tema de los zombies.

Ahora bien. ¿quién fué este explorador de zombies y raras hechicerías haitianas?

William Buehler Seabrook nació en 1886. Tuvo una educación de lujo, tanto en los Estados Unidos como en Europa, más precisamente en Ginebra, Suiza. Siempre se interesó en los fenómenos paranormales y el ocultismo. Durante la Primera Guerra Mundial sintió en carne propia los efectos devastadores del gas mostaza

Su vida cambió al contraer matrimonio con Katie Edmondson, hija de un importante ejecutivo de la gaseosa más famosa del mundo. Desde entonces se convirtió en un hombre de negocios y en un miembro de la alta sociedad. Sin embargo, su espíritu bohemio y errante lo llevó a buscar la atención de otros escritores, entre ellos, Dashiel Hammet, Dorothy Parker y Francis Scott Fitzgerald. Publicó artículos bastante buenos en la revista The Smart Set. Su esposa, acorde con su naturaleza itinerante, decidió abrir un bar temático en Nueva York donde se reunían personalidades destacadas del mundillo pulp así como artistas con poco impacto popular.

Su viaje a Haití en 1928 fue un éxito rotundo. Presentó sus borradores de La isla mágica y rápidamente recibió un adelanto de 15.000 dólares para publicarlo en formato de novela. Inmediatamente se convirtió en un éxito de ventas, lo cual le permitió financiar nuevas expediciones hacia sitios aún más exóticos, aunque sin el impacto cultural que tendría su visión sobre los zombies.

A La isla mágica le debemos el ingreso de los zombies a la cultura popular. Gran parte de las características que actualmente vemos en películas y series de zombies se basan en aquellas descripciones escrupulosas de William Seabrook, cuyos modales persuasivos lograron convencer a los estrechos grupos de hechiceros haitianos a confiarle sus secretos mejor guardados.

Algunos sostienen que La isla mágica traicionó aquella confianza depositada en él, y que de hecho su madrina, Mamá Celine, nunca se lo perdonó.

Crónicas periodísticas de claro tinte amarillista aseguran que en la habitación en la que murió William Seabrook a causa de una sobredosis se halló un muñeco vudú con inquietantes semejanzas faciales con el autor.

Previamente William Seabrook había escrito un cuento de terror con matices premonitorios, llamado La venganza de la bruja (The Witch’s Vengeance).



El artículo: La isla mágica (The Magic Island), de William Seabrook, la primera novela de zombies, fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Discrepo en tu análisis, seguro debés de haber leído Herbert West, Reanimador de lovecraft, fijate que fue escrito y publicado en 1921, cosa que a mi parecer la hace la primera obra que dio origen al zombi moderno, por lo demás te felicito por los cuentos y las reseñas que subís, sos un maestro.

Aelfwine dijo...

Realmente no había considerado ese cuento de Lovecraft, aunque en ese caso habría que discutir cuáles son las características de un zombie. Aqui me refiero a ellos como criaturas "creadas" a partir de ritos haitianos. En este sentido creo que la novela de Seabrook es la primera en abordar la cuestión desde ese ángulo. Abrazo!

Tika dijo...

Buen articulo, bastante interesante. Donde puedo descargar el libro? Lo estuve buscando pero sin éxito!

dormilalsol10 dijo...

Hola, ¿alguien tiene "La isla mágica en versión digital? Gracias!