El misterio de las catedrales: Fulcanelli


El misterio de las catedrales (Le Mystère des Cathédrales) es un libro esotérico de Fulcanelli, seudónimo de un alquimista desconocido, escrito en 1922 y publicado en 1926.

Sobre Fulcanelli poco hay para aportar. Su nombre verdadero permanece en el más absoluto misterio. Se cree que pudo haber sido el seudónimo de varios alquimistas y magos franceses trabajando en conjunto, aunque esto, desde ya, pertenece al terreno de las hipótesis.

Por el contrario, sobre El misterio de las catedrales si podemos aportar, someramente, algunas cuestiones que sin dudas serán de interés para el amante del ocultismo.

El libro, tan misterioso como su autor, es un estudio minucioso sobre las catrales góticas de Francia y, sobre todo, un análisis detallado del esoterismo incrustado en la arquitectura de esas moles magníficas y terribles.

El misterio de las catedrales apunta a una doble interpretación del arte de las catedrales. Por un lado tenemos las imágenes, esculturas y proporciones, cuya lectura literal servían al pueblo, normalmente poco ilustrado, para captar algo del mensaje cristiano; y, por el otro, un manuscrito de roca y mosaicos, de ángulos, oropeles, vitrales y chapiteles, que resumen de un modo indeleble la sabiduría de la alquimia y el esoterismo.

Visto de un modo práctico, no es descabellado pensar que entre un libro y una catedral, existen mayores probabilidades de que la segunda sobreviva al primero, y que ese saber, terrible y majestuoso, permanecerá intacto en el arte y no tanto en las efímeras páginas de un libro.


El misterio de las catedrales
es una obra impenetrable, un libro pensado y escrito para iniciados. Fulcanelli no brinda ninguna clase de concesión al profano. Su lectura superficial sólo ofrece algunas menciones de interés sobre el origen de las gárgolas y otros ornamentos, algún apunte sobre arquitectura y arte, y poco más. Su intención, justamente, es desentrañar el misterio de las catedrales, "traducir" aquello que duerme el sueño oscuro de la roca y los vitrales, llevándolo nuevamente al laboratorio del alquimista, o, en su defecto, a la mesa de estudio del lector sagaz.

Por cierto, la idea de Fulcanelli no es nueva. Victor Hugo, entre otros, ya habían estudiado el conocimiento hermético de las catedrales, pero ninguno vio en ellas la magnífica ironía captada por Fulcanelli. En un resumen brutal de su concepto, podríamos decir que las catedrales son, entre otras cosas, una botella arrojada al mar.;una secuencia de conocimentos encriptados y codificados en el arte, ubicados bajo las mismas narices de quienes perseguían tales prácticas.

Las catedrales más importantes mencionadas por Fulcanelli, ya que también repara en otras, son: la catedral de Amiens y la catedral de Notre Dame; ambas imponentes y majestuosas; incluso despojadas de todo atisbo esotérico resultan inquietantes.

Para cerrar esta introducción a El misterio de las catedrales, vale mencionar que Jacques Bergier, uno de los autores de El retorno de los brujos (Le Matin des Magiciens), asegura haber conocido a Fulcanelli años después de su supuesta muerte, encuentro en el cual señaló sus verdaderas intenciones, y profetizó, además, la llegada de un libro con la llave a todas las puertas de la alquimia: el Finis Gloriae Mundi.



El misterio de las catedrales.

Le Mystère des Cathédrales, Fulcanelli.
Copia y pega el link en tu navegador para leer online o descargar El misterio de las catedrales, de Fulcanelli.
  • http://www.bibliotecapleyades.net/cienciareal/misteriocatedral/mistcated.htm

El misterio de las catedrales: documental:




El resumen del libro de Fulcanelli: El misterio de las catedrales (Le Mystère des Cathédrales) fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com