«La parte inmortal»: A.E. Housman; poema y análisis


«La parte inmortal»: A.E. Housman; poema y análisis.




La parte inmortal (The Immortal Part) es un poema metafísico del escritor inglés A.E. Housman (1859-1936), publicado en la antología de 1896: Un muchacho de Shropshire (A Shropshire Lad).

La parte inmortal, uno de los mejores poemas de A.E. Housman, nos presenta un diálogo entre lo que el autor considera su «parte inmortal», su esencia más íntima e invisible, en este caso, representada por sus huesos, y el «hombre de carne», es decir, su Yo superficial, su ser visible a través de la personalidad.

Lo interesante es que el Yo le concede la victoria a la «parte inmortal», pero asegura que su dominio solo será posible cuando el fuego del pensamiento se consuma. Recién entonces, cuando no quede absolutamente nada del ser que hemos forjado a lo largo de la vida, lo inmortal prevalecerá.




La parte inmortal.
The Immortal Part; A.E. Housman (1859-1936)

Cuando me encuentro con la aurora,
O acostado espero la noche para soñar,
He oído dentro a mis huesos balbucear:
Otro día, otra noche, otra hora.

Cuando estos sentidos se deshagan
Estos pensamientos de polvo descansarán,
El hombre de carne y espíritu morirá,
Y el hombre de los huesos persistirá.

Esta lengua que habla, estos pulmones que gritan,
Esta vitalidad que nos apresura y desea,
Este cerebro que llena el cráneo con ideas,
Silbando tranquilo en su colmena de sueños,

Estos hoy que tan orgullosos poseemos,
Pequeños señores de un ínfimo ahora:
Los huesos inmortales tomarán el control
De la carne muerta y la muerta hora.

Hasta que la víspera y el ocaso se hayan ido:
Lenta baja la interminable noche,
Y el nuevo nacimiento cae sin reproche,
Que durará tanto tiempo como la tierra.

Vagabundos del este, peregrinos inquietos,
¿Saben por qué no pueden descansar?
Es que cada hijo de su madre terrenal
Viaja con su propio esqueleto.

Acuéstate en tu lecho de polvo;
Saborea la fruta que debes soportar,
Trae la semilla eterna hacia la luz,
Y tus albas serán iguales a la noche.

Descansa de la pena y la maldad,
Ya no le temas al calor o al sol,
Ni a la nieve del invierno salvaje,
Tu nueva labor es en soledad.

Buque vacío, mortaja desgarrada,
Nuestra caja y vestidos no son eternos,
—Otro día, otra noche, otra hora—
Así balbucean dentro mis huesos.

Por lo tanto harán mi voluntad,
Hoy, que aún soy el señor de un día,
La vida y la carne aún son mías,
Y el aliento hosco es mi esclavo.

Antes de que el fuego del sentido decaiga,
Este humo del pensamiento golpeará la distancia,
Flotando en la antigua noche sin besos
Como un ejército de inmortales huesos.


When I meet the morning beam,
Or lay me down at night to dream,
I hear my bones within me say,
'Another night, another day.

'When shall this slough of sense be cast,
This dust of thoughts be laid at last,
The man of flesh and soul be slain
And the man of bone remain?

'This tongue that talks, these lungs that shout
These thews that hustle us about,
This brain that fills the skull with schemes,
And its humming hive of dreams,---

'These to-day are proud in power
And lord it in their little hour:
The immortal bones obey control
Of dying flesh and dying soul.

''Tis long till eve and morn are gone:
Slow the endless night comes on,
And late to fulness grows the birth
That shall last as long as earth.

'Wanderers eastward, wanderers west,
Know you why you cannot rest?
'Tis that every mother's son
Travails with a skeleton.

Lie down in the bed of dust;
Bear the fruit that bear you must;
Bring the eternal seed to light,
And morn is all the same as night.

'Rest you so from trouble sore,
Fear the heat o' the sun no more,
Nor the snowing winter wild,
Now you labour not with child.

'Empty vessel, garment cast,
We that wore you long shall last.
---Another night, another day.'
So my bones within me say.

Therefore they shall do my will
To-day while I am master still,
And flesh and soul, now both are strong,
Shall hale the sullen slaves along,

Before this fire of sense decay,
This smoke of thought blow clean away,
And leave with ancient night alone
The stedfast and enduring bone.


A.E. Housman (1859-1936)




Poemas góticos. I Poemas de A.E. Housman.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de A.E. Housman: La parte inmortal (The Immortal Part), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Artículo.
Libros de James Churchward.
Relato de Daniel Defoe.

Libros de Marie-Louise von Franz.
Índice.
Índice.