«Endymion»: John Keats; poema y análisis


«Endymion»: John Keats; poema y análisis.




Endymion (Endymion) —también publicado como: Endymion: un romance poético (Endymion: A Poetic Romance)— es un poema del romanticismo del escritor inglés John Keats (1795-1821), publicado en 1818.

Endymion, probablemente el mejor poema de John Keats, se basa en el mito griego de Endymion, un joven pastor de Asia que logró enamorar a Selene, la diosa de la luna.

Endymion, cuyo nombre significa «sumergido» —en, «dentro», y duein, «sumergir»— era un muchacho tan atractivo que incluso Selene se enamoró de él. La diosa le rogó a Zeus que le concediese al joven la vida eterna. El Señor del Olimpo aceptó, aunque con ciertas reservas. Según el mito, Endymion vivió en una insufrible eternidad onírica, durmiendo para siempre sin la posibilidad de despertar. Esto no impidió que Selene siguiera amándolo.

Por cuestiones de espacio sólo hemos traducido al español la primera parte de Endymion, ya que el poema completo consta cuatro libros en esforzados pentámetros yámbicos.




Endymion.
Endymion, John Keats (1795-1821)

Una cosa bella es un goce eterno:
Su hermosura va creciendo
Y jamás caerá en la nada;
Antes conservará para nosotros
Un plácido retiro,
Un sueño lleno de dulces sueños,
La salud, un relajado alentar.
Así, cada mañana trenzamos una
Guirnalda de flores que nos ata a la tierra,
A pesar del desaliento, a la inhumana
Falta de naturalezas nobles,
A los días nublados,
A todos los caminos insanos y lóbregos
Abiertos a nuestra búsqueda:
Si, pese a todo, alguna bella forma
Alza el paño mortuorio
De nuestro espíritu ensombrecido.
Como el sol, la luna, los árboles ancianos y los nuevos
Tendiendo su sombra cálida sobre los rebaños;
Como también los narcisos
Y el universo verde en el que moran,
Y los claros arroyos que fluyendo
Frescos hacia el estío,
Y el claro en medio del bosque
Manchado de rosas silvestres;
Y así el sublime destino
Que imaginamos para los grandes muertos;
Todos los deliciosos cuentos que oímos o leímos:
Fuente eterna de una linfa inmortal
Que cae sobre nosotros desde la orilla del cielo.


A thing of beauty is a joy for ever:
Its loveliness increases; it will never
Pass into nothingness; but still will keep
A bower quiet for us, and a sleep
Full of sweet dreams, and health, and quiet breathing.
Therefore, on every morrow, are we wreathing
A flowery band to bind us to the earth,
Spite of despondence, of the inhuman dearth
Of noble natures, of the gloomy days,
Of all the unhealthy and o'er-darkened ways
Made for our searching: yes, in spite of all,
Some shape of beauty moves away the pall
From our dark spirits. Such the sun, the moon,
Trees old and young, sprouting a shady boon
For simple sheep; and such are daffodils
With the green world they live in; and clear rills
That for themselves a cooling covert make
Against the hot season; the mid forest brake,
Rich with a sprinkling of fair musk-rose blooms:
And such too is the grandeur of the dooms
We have imagined for the mighty dead;
All lovely tales that we have heard or read:
An endless fountain of immortal drink,
Pouring unto us from the heaven's brink.


John Keats (1795-1821)




Poemas góticos. I Poemas de John Keats.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de John Keats: Endymion (Endymion), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias por darle otra cara a tan hermosa historia!!

Diego Márquez Robledo dijo...

gracias hermoso poema



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Sara Teasdale.
Relato de Katherine Mansfield.
Poemas de Thomas Campbell.

Mitología.
Poemas de Campoamor.
Ensayo de Virginia Woolf.