«Fragmento de una balada»: Elizabeth Siddal; poema y análisis


«Fragmento de una balada»: Elizabeth Siddal; poema y análisis.




Fragmento de una balada (Fragment of a Ballad) es un poema de amor de la modelo prerrafaelita y escritora inglesa Elizabeth Siddal (1829-1862), compuesto en 1854.

Fragmento de una balada, uno de los mejores poemas de amor de Elizabeth Siddal, continúa el mismo tema que se observa en obras como Al final (At Last) y Amor y odio (Love and Hate), es decir, la mujer que advierte demasiado tarde la falsedad del hombre.

Algunos acusan a Elizabeth Siddal de forzar la poesía medieval; sin embargo, sus poemas nada tienen que ver con el tema central de las baladas medievales: el retorno del amante; sino más bien con la transición de la doncella jóven y apasionada hacia la experiencia de frustración de la mujer madura que aún aguarda a su caballero, sabiendo que esa espera y ese hombre constituyen una idealización que le ha sido impuesta por la sociedad a través de rígidos roles de género.

Al contrario de lo que ocurre en muchos poemas del romanticismo, donde la mujer que espera el regreso de su amante lo hace con angustia, ternura y pasión, la narradora de Fragmento de una balada está exhausta, devastada, a tal punto que cuando su caballero finalmente retorna ella ya no manifiesta ningún interés en él.




Fragmento de una balada.
Fragment of a Ballad, Elizabeth Siddal (1829-1862)

Muchas millas sobre el campo y el mar
Hasta que mi amor pudo retornar,
De sus palabras no tengo recuerdos,
Sólo el de los árboles y el gemido del viento.

Y arribó listo para tomar sin daño
La cruz que he cargado por años,
Pero las palabras llegaron lentas
De aquellos fríos y mudos labios.

¿Cómo sonaban mis palabras lentas y plenas,
En aquel gran corazón que me amó en la pena,
Venido a salvarme del odio y el dolor
Y a confortarme con su delicado amor?

Sentí al viento golpeando frío, gélido,
Y a la bruma roja acariciar la puerta;
Sentí que el hechizo que sostenía mi aliento
Se quebraba, viviendo siempre muerta.


Many a mile over land and sea
Unsummoned my love returned to me;
I remember not the words he said
But only the trees moaning overhead.

And he came ready to take and bear
The cross I had carried for many a year,
But words came slowly one by one
From frozen lips shut still and dumb.

How sounded my words so still and slow
To the great strong heart that loved me so,
Who came to save me from pain and wrong
And to comfort me with his love so strong?

I felt the wind strike chill and cold
And vapours rise from the red-brown mould;
I felt the spell that held my breath
Bending me down to a living death.


Elizabeth Siddal (1829-1862)




Poemas góticos. I Poemas de Elizabeth Siddal.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de Elizabeth Siddal: Fragmento de una balada (Fragment of a Ballad), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

MARIKO dijo...

Completamente de acuerdo, y el poema es bellísimo. Un saludo



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Seres y criaturas del Plano Astral.
Relato de Prosper Mérimée.
Relatos de terror de Rubén Darío.

Mitología.
Cuentos de Alphonse Daudet.
Novela de Edith Wharton.