"Todas las cosas moriran": Alfred Tennyson; poema y análisis


Todas las cosas morirán (All Things Will Die) es un poema del escritor inglés Alfred Tennyson (1809-1892), publicado en la antología de 1830: Poemas, principalmente líricos (Poems, Chiefly Lyrical).

A pesar de ser uno de sus poemas más tempranos (Alfred Tennyson tenía apenas veintiún años cuando lo compuso), Todas las cosas morirán refleja una de sus mayores obsesiones: la muerte.

Tal como lo sugiere su título, Todas las cosas morirán es un poema sobre la muerte, o mejor dicho, sobre el irreversible acto de morir. Sus versos se oponen a otro magnífico poema de su cosecha: Nada morirá (Nothing Will Die), que también apela a las mismas imágenes y texturas pero con un sentido inverso, es decir, erigiéndose como negación de la muerte.

En cualquier caso, Todas las cosas morirán es un poema sobre el miedo que nos producen los cambios, siendo la muerte el último e irrevocable cambio que experimentaremos en la vida.

Lejos de la aspereza diagnosticada por sus biógrafos, lord Alfred Tennyson consigue transformar su obsesión por la muerte en un verdadero deleite.

El pesimismo que se le atribuye no es, en mi opinión, algo que se desprenda directamente de Todas las cosas morirán. De hecho, podríamos arriesgar una lectura contraria: cualquiera que sea capaz de evocar a la muerte con tanta claridad y belleza está más vivo de lo que muchos optimistas podrían jactarse.




Todas las cosas morirán.
All Things Will Die, lord Alfred Tennyson (1809-1892)

Todas las cosas morirán,
El río azul claramente derrama su corriente
bajo mi ojo.
Cálido y amplio, el viento del sur
arrasa los cielos;
Una tras otra, las blancas nubes son derretidas.
Cada corazón que esta mañana late con pasión,
lleno de precaria alegría,
algún día, sin embargo, morirá.

La corriente dejará de fluir,
La brisa cesará su canto,
Las nubes no flotarán,
El corazón ardiente callará,
pues todas las cosas morirán.

Todas las cosas morirán.
La primavera será tempestad;
Oh, vanidad!
La muerte aguarda en el umbral.
Mira! todos nuestros amigos
abandonan el vino y la alegría...
Nos llaman, debemos ir.

Yace abajo, bien abajo.
El la Oscuridad debemos reposar.
Las risas alegres permanecen graves;
y el canto de las aves,
o el viento sobre la colina,
no volverán a ser oídos.
¡Oh Miseria!
¡Escuchen todos! la Muerte nos llama
mientras derramo mis versos.

La mandíbula cae,
La mejilla cálida empalidece,
Los fuertes brazos se abaten,
El hielo y la sangre se mezclan,
La mirada se vuelve rígida;
Nueve veces la campana resuena:

Vosotras, almas alegres, adiós.
La vieja Tierra nació,
como los hombres saben,
en años perdidos.
Pero la vieja Tierra morirá.
Dejad entonces que el cielo ruja
y que las azules olas azoten la costa.
Nunca veremos a través de la eternidad,
todas las sutilezas que nacen,
algún día ya no serán,
pues todas las cosas morirán.


Clearly the blue river chimes in its flowing
Under my eye;
Warmly and broadly the south winds are blowing
Over the sky.
One after another the white clouds are fleeting;
Every heart this May morning in joyance is beating
Full merrily;
Yet all things must die.
The stream will cease to flow;
The wind will cease to blow;
The clouds will cease to fleet;
The heart will cease to beat;
For all things must die.

All things must die.
Spring will come never more.
Oh! vanity!
Death waits at the door.
See! our friends are all forsaking
The wine and the merrymaking.
We are called ­ we must go.
Laid low, very low,
In the dark we must lie.
The merry glees are still;
The voice of the bird
Shall no more be heard,
Nor the wind on the hill.
Oh! misery!
Hark! death is calling
While I speak to ye,
The jaw is falling,
The red cheek paling,
The strong limbs failing;
Ice with the warm blood mixing;
The eyeballs fixing.
Nine times goes the passing bell:
Ye merry souls, farewell.
The old earth
Had a birth,
As all men know,
Long ago.
And the old earth must die.
So let the warm winds range,
And the blue wave beat the shore;
For even and morn
Ye will never see
Through eternity.
All things were born.
Ye will come never more,
For all things must die.

Lord Alfred Tennyson (1809-1892)



Todas las cosas morirán: Alfred Tennyson (lectura en inglés)




Más poemas góticos. I Poemas de la muerte. I Poemas de lord Alfred Tennyson.


Más literatura gótica:
El análisis, resumen y traducción al español del poema de Alfred Tennyson: Todas las cosas morirán (All Thins Will Die), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a: elespejogotico@gmail.com

3 comentarios:

Jimena dijo...

me gusta mucho la poesía sobre la muerte o la dolorosa vida, enviare a su correo algunos poemas mios, espero les gusten y sean publicados
me gusto mucho el sitio

gatoreloaded dijo...

Escuché que la vida es un camino lento hacia la muerte, esto a algunos no les gusta y buscan tomar un atajo x_x

Buen blog!

TammyTF dijo...

El que cae desde una dicha bien cumplida, poco le importa cuán hondo sea el abismo.

Saludos muy bueno el blog!!XD


Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Terminando con otro mito tendencioso.
Las novelas más empalagosas de la historia.
Algunos de los más extraños misterios de la historia.

Clásicos más perturbadores de la literatura.
Hermosas sirenas de la mitología nórdica.
¿La infidelidad puede curarse con la magia?