Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

El caso de Sven Andersson.
Relato de Jean Lorrain.
Novelas góticas de Thomas Peckett Prest.

Parapsicología.
Relato de Thomas Preskett Prest.
Las brujas más poderosas de la historia.


«Una dama a su espejo»: Ella Wheeler Wilcox; poema y análisis


«Una dama a su espejo»: Ella Wheeler Wilcox; poema y análisis.




Una dama a su espejo (A Maiden to Her Mirror) es un poema victoriano de la escritora norteamericana Ella Wheeler Wilcox (1850-1919), publicado en la antología de 1896: Custer y otros poemas (Custer and Other Poems).

Ella Wheeler Wilcox expresa en Una dama a su espejo el infausto destino de la belleza: la decrepitud.

Lo fantástico de este poema es la absoluta falta de vanidad de su protagonista, todo lo contrario a lo que ocurre con Maléfica (Maleficent), la villana de Blancanieves; o Narciso, trágico personaje de los mitos griegos, ambos insidiosos admiradores de sus reflejos.

La protagonista de Una dama a su espejo no se lamenta por la belleza que irremediablemente perderá, sino que sufre por el impacto que esa pérdida pueda causarle a su amado.

Nos hubiese gustado observar el diálogo interno de aquella dama, no porque la crueldad y la malicia no sean un hábito que en más de una ocasión hemos demostrado; sino porque creemos que la belleza no sólo se agita en los efímeros instantes en los que existe. También habita en la memoria, incluso de los espejos; de manera que siempre es deseable que la decrepitud nos encuentre frente a un reflejo que haya conocido nuestros mejores días.



Una dama a su espejo.
A Maiden to her Mirror, Ella Wheeler Wilcox (1850-1919)

Ha dicho que me ama! Luego llamó a mis cabellos
hilos de seda, donde Cupido tensa su arco;
a mi mejilla, una rosa que cae sobre la nieve fresca;
y juró solemne, que mi cuello era la desesperación
de Psique, la envidia de Venus.

El Tiempo y el cuidado
desvanecerán estas ternuras.
El Dios Alegre, lo sé,
no usa cuerdas en su arco.
Cómo podría hacerlo, cuando yo, decrépita,
suplique por un beso en la mejilla?
La helada nieve de mi piel se derretirá,
La rosa que cae morirá,
y sobre su tumba cetrina yacerán
las huellas profundas de la vida,
y las garras del descarnado cuervo.

Cuando este altivo cuello se desgarre,
cuando su tersura se pierda en infinitos pliegues,
como una fruta madura expulsada del árbol,
o como un cansado y abandonado acordeón,
cuya última melodía ha exhalado...
el Amor... también se volverá helado?


He said he loved me! Then he called my hair
Silk threads wherewith sly Cupid strings his bow,
My cheek a rose leaf fallen on new snow;
And swore my round, full throat would bring despair
To Venus or to Psyche.

Time and care
Will fade these locks; the merry god, I trow,
Uses no grizzled cords upon his bow.
How will it be when I, no longer fair,
Plead for his kiss with cheeks whence long ago
The early snowflakes melted quite away,
The rose leaf died—and in whose sallow clay
Lie the deep sunken tracks of life's gaunt crow?

When this full throat shall wattle fold on fold,
Like some ripe peach left drying on a wall,
Or like a spent accordion, when all
Its music has exhaled—will love grow cold?


Ella Wheeler Wilcox (1850-1919)




Más poemas góticos. I Poemas de Ella Wheeler Wilcox.


Más literatura gótica:
El análisis, resumen y traducción al español del poema de Ella Wheeler Wilcox:Una dama a su espejo (A Maiden to Her Mirror), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a: elespejogotico@gmail.com

0 comentarios: