Mormo; o cómo saber si te mordió un vampiro


Mormo, o cómo saber si te mordió un vampiro.




Mormo es el último de nuestro repaso por distintas razas de vampiros griegos, entre los cuales cabe destacar a la pérfida Empusa, las aborrecibles Lamias, Brucolaco de Tesalia, el suicida Varcolaco, Vrycolaca y el obeso Vrycolatio, seres tan repulsivos como peligrosamente similares.

Mormo es un fiel acólito y sirviente de la terrible diosa Hécate. Al parecer, se trataba de una pequeña criatura fantástica de aspecto repulsivo que practicaba pequeñas incisiones en la piel de los durmientes, y luego se alimentaba de la sangre que manaba de las heridas.

Los ataques de Mormo eran extremadamente cautelosos, a tal punto que podía alimentarse tranquilamente hasta la llegada del amanecer sin despertar sospechas (ni ardores) en sus víctimas.

Según comentan las leyendas, la única forma de ahuyentar a un Mormo que se ha instalado cómodamente en una habitación, es persiguiéndolo hasta lograr pisarle la sombra.

Pero las leyendas de Mormo a menudo se confunden con las tradición católica posterior, haciéndolo vulnerable a casi todos los dispositivos sagrados, en especial la cruz.

En este sentido, el pobre Mormo casi siempre actúa como catalizador de historias moralizantes e insulsas acerca de los enojosos imprevistos de acostarse desnudo.

Como vampiro el Mormo deja mucho que desear. Su apetito se sacia lentamente, aunque con dosis muy pequeñas de sangre, lo cual lo lleva a entablar relaciones entrañables con sus víctimas, que a menudo lo acompañan durante toda la vida sin siquiera advertirlo.

Muchas personas han sido mordidas por el vampiro Mormo, sin que las cicatrices de sus ataques despierten el más mínimo sobresalto. Para saber si una determinada herida es producto de haber sido mordido por este vampiro, los griegos del siglo II d.C. recomendaban cubrirse fuertemente la herida con una tela blanca. Si la venda era removida discretamente durante la noche, se aconseja la presencia de un gato en la estancia, como todos saben, enemigos acérrimos de los pequeños seres que se nutren de nuestras pesadillas.




Más diccionario de razas y clanes de vampiros. I Mitos griegos: mitología griega.


Más literatura gótica:
El artículo: Mormo, o como saber si te mordió un vampiro fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Robert Frost.
Relato de Jean Lorrain.
Relatos de O. Henry.

Antología de Jean Lorrain.
Relatos de William Faulkner.
Relato de M.R. James.