Varcolaco: el vampiro de los suicidas


Varcolaco, el vampiro de los suicidas.




El Varcolaco pertenece a una extraña raza de vampiros cuyo origen son las almas de los suicidas y de aquellos infortunados que mueren sin ser bautizados.

El Varcolaco suele adquirir el aspecto de un perro, una rana, un gato o una elusiva araña. Son especialmente peligrosos durante las noches de de San Andrés y San Jorge. Ningún especialista ha logrado echar luz sobre estas fechas.

Se cree que los Varcolacos pueden morder sin dejar marcas visibles sobre la piel de sus víctimas, lo cual resulta una ventaja estratégica, tanto para el vampiro como para su huésped, ya que de ese modo no deberá ofrecer explicaciones acerca de mordidas y moretones en regiones geográficas cuyo acceso está limitado a los amantes.

Para matar al vampiro Varcolaco se debe quitarle el corazón y partirlo en dos, luego ensartarle un clavo ardiente en la frente y poner una cucharada de cal debajo de su lengua.

A la luz de estas operaciones más bien dificultosas, muchos investigadores aconsejan dejar en paz a los Varcolacos, ya que matarlos resulta más enojoso que lidiar con las consecuencias de sus ataques.

Para evitar que alguien se convierta en este vampiro se recomienda una rápida acción preventiva.

Antes del entierro se debe untar grasa de cerdo (sacrificado en el día de San Ignacio) sobre el cadáver del suicida. En cambio, si el réprobo es una mujer se recomienda clavarle una cruz de hierro sobre el pecho izquierdo y a continuación enterrarla boca abajo.

Estas operaciones previenen el advenimiento del Varcolaco, aunque pueden resultar notablemente difíciles de explicar ante un juez escéptico.




Más razas de vampiros. I Leyendas de vampiros.

Más sobre vampiros:
El artículo: Varcolaco: ¿qué pasa con el alma de los suicidas? fue redactado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

5 comentarios:

Anónimo dijo...

bue muy buena la pagina jajaja

Anónimo dijo...

yo me indentifico con el
lokaso...!!!

Luli Galletita dijo...

Como siempre una página que merece ser leida. Gracias por publicar datos tan interesantes, hace bastante que leo tu blog y siempre encuentro algo para sorprenderme.
Seguí así.

Anónimo dijo...

Buenas a todos, mi nombre bueno mas bien mi pseudonimo es kazam, soy un vampiro hibrido, me alimento de energia vital y de sangre. He de decir que un vampiro no se hace, mas bien se nace y obvio es que nosotros los vampiros no somos demoniacos ni nada parecido! Eso es una ofensa para nosotros! Nosotros pertenecemos a este mundo y lo que dicen que estamos entre las sombras, se refiere a que estamos ocultos de las personas o mundanos como les llamamos, enserio me entran ataques de risa cuando alguien dice ser vampiro y pertenecer a un clan demoniaco, bueno eso puede ser ya que cada vampiro tiene sus creencias, bueno he venido a decir que quiero formar un clan aqui en España, no un clan para ir matando a todo el mundo, si no, un clan para compartir experiencias y convivir con otherkins y mas razas en amor y paz. La guerra no sirve para nada, bueno lo que hiba diciendo, el que quiera formar parte de este nuevo clan, solo contestenme por aqui, quiero a vampiros REALES, no a draculas ni crepusculeros, bueno un gran saludo a todos,
PS: Kazam.

Joana Martinez dijo...

Em Hola yo no soy una vampiresa pero me gustaría hablar con vos si no tenes problemas. Saludos Kazam (raro y excelente nombre)



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Y la historia del Espíritu Guardián de los cementerios.
Primer relato de exorcismos de la historia.
Obras completas de A.C. Doyle.

Poema de Mary Frye.
Novela de Ann Radcliffe.
Obras completas de A.K. Tolstói.