«Cuando Chaugnar despierte»: Frank Belknap Long; poema y análisis


«Cuando Chaugnar despierte»: Frank Belknap Long; poema y análisis.




Cuando Chaugnar despierte (When Chaugnar Wakes) es un poema de horror cósmico del escritor norteamericano Frank Belknap Long (1901-1994), publicado originalmente en la edición de septiembre de 1932 de la revista Weird Tales, y luego reeditado en la antología de 1896: La torre de los duendes (The Goblin Tower).

Cuando Chaugnar despierte, posiblemente uno de los poemas de Frank Belknap Long menos conocidos, pertenece a los Mitos de Cthulhu de H.P. Lovecraft. Es un poema profético, dentro del esquema de los Mitos, que anuncia la llegada de Chaugnar Faugn, un Primigenio.

Chaugnar Faugn fue desarrollado por Frank Belknap Long en el relato: El horror de las colinas (The Horror from the Hills), pero ya había sido mencionado por H.P. Lovecraft y Hazel Heald en Horror en el museo (The Horror in the Museum). Esto es lo que sabemos sobre él:

Chaugnar Faugn, decíamos, es un Primigenio, una criatura hiperdimensional que se asemeja ligeramente a un ser humano pero con cabeza de elefante, orejas palmeadas y un gran disco al final de su trompa (ver: Seres Interdimensionales en los Mitos de Cthulhu). Pasa la mayor parte del tiempo inmóvil y solo cambia su volumen cuando se alimenta, normalmente de una víctima sacrificada. Cuando Chaugnar vino a la tierra, las formas de vida más avanzadas eran los anfibios; de manera tal que, deseando tener una raza de servidores, usó tejido anfibio para crear a los Miri Nigri [El nombre Miri Nigri le llegó a Lovecraft en un sueño, y son mencionados en el relato: La antigua raza (The Very Old Folk)]. Durante eones estos seres adoraron a Chaugnar, hasta que engendraron una raza híbrida al cruzarse con los primeros humanos, los Tcho-tcho.

En tiempos de los romanos, Chaugnar Faugn ya había engendrado a sus hermanos, seres que parecen versiones más pequeñas de sí mismo que habitan bajo los Pirineos, en el norte de España; sin embargo, sus principales servidores seguían siendo los Miri Nigri, quienes vivían en las colinas y secuestraban aldeanos para sacrificarlos a su dios. Finalmente, los gobernadores romanos enviaron una expedición para poner fin a estas depredaciones. Aunque los Miri Nigri destruyeron esta avanzada, Chaugnar supo que esto no pondría fin a la amenaza romana. Podría ser capaz de destruir a sus enemigos él mismo, pero aún no había llegado su momento. En cambio, viajó a Oriente para esperar la edad de su grandeza. Cuando sus hermanos se negaron a hacer el viaje, Chaugnar los maldijo y prometió devorarlos después de su resurgimiento.

Los romanos no mencionaban el nombre de Chaugnar. Se referían a él con el epíteto Magnum Innominandum, que podemos traducir como El Gran Sin Nombre [extrañamente, este también es uno de los epítetos de Hastur]. Bajo este nombre aparece en el encantamiento para invocar al Vampiro Estelar en el De Vermis Mysteriis [ver: Reconstruyendo el «De Vermis Mysteriis»] dentro del cuento de Robert Bloch: El vampiro estelar (The Shambler from the Stars) [ver: De Vermis Misteriis, el Vampiro Estelar y la biología extradimensional de los Mitos de Cthulhu].

Actualmente, Chaugnar Faugn es adorado en una caverna en la Meseta de Tsang [región de Asia, según algunos, idéntica a la Meseta de Leng; quizás Tsang sea un punto donde Leng se superpone con nuestra propia dimensión]; y sus ritos parecen explicar las curiosas similitudes físicas entre Chaugnar y Ganesha, el dios elefante de la India, aunque otros afirman que Chaugnar es simplemente un epíteto de Tsathoggua. Su antiguo sumo sacerdote, Mu Sang, profetizó que un día el Acólito Blanco vendría del Oeste y llevaría a Chaugnar a una nueva tierra para cuidarlo hasta que se vuelva tan poderoso que ya no lo necesite. En esta tierra, el dios elefante se despertará y se alimentará hasta devorar el universo. Chaugnar de hecho fue llevado a Occidente y exhibido en el Museo Metropolitano, pero afortunadamente fue enviado al pasado a través de un misterioso dispositivo (ver: H.P. Lovecraft y los viajes en el tiempo).

Ahora bien, en Cuando Chaugnar despierte de Frank Belknap Long nos sitúa en una época anterior al advenimiento del dios a nuestro mundo, cuando aún dormía en los confines del universo, soñando con su despertar.




Cuando Chaugnar despierte.
When Chaugnar Wakes, Frank Belknap Long (1901-1994)

(Traducido al español por Sebastián Beringheli para El Espejo Gótico)


Un billón de millas más allá de los soles
que doran el filo del espacio,
el Gran Chaugnar sueña,
y hay odio y furia en su rostro.

Más allá del universo de estrellas
donde las lunas rojas menguan y nadan,
el Gran Chaugnar se agita y arroja
su masa sobre el borde de un cráter.

Sus brazos viscosos descienden para succionar
el oscuro alimento de las profundidades,
de los pozos de lava dentro de un cono
que brilla mientras Chaugnar duerme.

Exploradores de las estrellas exteriores
han vislumbrado ese cono brillante;
han vislumbrado la vasta y silenciosa
forma dormida en su trono.

Exploradores del mundo que conocemos
han visto esa forma en sueños;
han visto su sombra caer y extenderse
en corrientes oscuras y familiares.

Cuando Chaugnar despierte, su odio sin sentido
lo enviará lejos;
puede dejar a Sirio a la deriva
o buscar una estrella más humilde.

Una estrella más humilde con satélites,
pequeños planetas en su curso:
y por eso me arrodillo, me postro
ante el templo del Gran Chaugnar.


A billion miles beyond the suns
Which gild the edge of space,
Great Chaugnar dreams, and there is hate
And fury on its face.

Beyond the universe of stars
Where red moons wane and swim,
Great Chaugnar stirs, and heaves its bulk
Upon a crater's rim.

Its ropy arms descend to suck
Dark nurture from the deeps
Of lava-pools within a cone
That shines whilst Chaugnar sleeps.

Explorers from the outer stars
Have glimpsed that glowing cone;
Have glimpsed the vast and silent shape
Asleep upon its throne.

Explorers from the world we know
Have seen that shape in dreams;
Have watched its shadow fall and spread
On dim, familiar streams.

When Chaugnar wakes, its mindless hate
Will send it voyaging far;
It may set Sirius adrift,
Or seek a humbler star.

A humbler star with satellites,
Small planets in its train:
And that is why I kneel and kneel
Before Great Chaugnar's fane.


Frank Belknap Long
(1901-1994)

(Traducido al español por Sebastián Beringheli para El Espejo Gótico)




Poemas góticos. I Poemas de Frank Belknap Long.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de Frank Belknap Long: Cuando Chaugnar despierte (When Chaugnar Wakes), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Artículo.
Relato de Charles R. Tanner.
Etimologías y curiosidades.

Relato de Amelia Reynolds Long.
Artículo.
Poema de Louise Bogan.