«Hombre lobo»: Julian Hawthorne; poema y análisis


«Hombre lobo»: Julian Hawthorne; poema y análisis.




Hombre lobo (Were-Wolf) es un poema gótico del escritor norteamericano Julian Hawthorne (1846-1934), publicado originalmente en la edición del 1 de mayo de 1895 de la revista Chap-Book, y luego reeditado en la antología de 1900: Una antología americana (An American Anthology).

Hombre lobo, sin lugar a dudas uno de los mejores poemas de Julian Hawthorne —hijo de Nathaniel Hawthorne y autor de prestigio por derecho propio—, versifica la visión de un hombre de una escalofriante criatura que corre por el páramo: un hombre lobo (ver: Razas y clanes de hombres lobo)

Hombre lobo de Julian Hawthorne posee una fuerza singular. Ciertamente es el mejor poema de hombres lobo, lo cual es un mérito extraordinario para un novelista como Julian Hawthorne. De hecho, no parece el poema ocasional de un prosista, sino el esfuerzo cúlmine de un poeta de toda la vida.

Julian Hawthorne aborda la leyenda del hombre lobo con sumo respeto, y eso implica hacerlo en un contexto de absoluto espanto, sin matices románticos (ver: El Hombre Lobo y la Mujer Loba: algunas diferencias de género). Esta criatura no solo corre por los campos metamorfoseada en lobo, sino que además parece llevar una pequeña víctima en sus fauces, un bebé, tal vez, saqueado de alguna incursión en una aldea. Esto refleja con macabra minuciosidad las leyendas medievales de hombres lobo (ver: Hombres lobo: el significado de la leyenda).

Hombre lobo de Julian Hawthorne es un poema aterrador que va perfilando la forma de esta criatura extraña, imprecisa al principio, que finalmente se va volviendo más y más definida para el observador. El resultado de esta visión es la suma de todos los horrores que subyacen en los cuentos de hadas (ver: La psicología del hombre lobo)




Hombre lobo.
Were-Wolf, Julian Hawthorne (1846-1934)

(Traducido al español por Sebastián Beringheli para El Espejo Gótico)


Corre el viento en los páramos,
corren las nubes a través de la luna,
sombras espantosas corren
a toda prisa en las dunas nevadas.
Sombras azules sobre el blanco espectral
que brilla en la noche.
Pero hay algo más horroroso, más espectral aún,
¿qué cosa espantosa avanza allí,
corriendo, corriendo, corriendo
más rápido que las nubes o el viento?
¿Qué presagio de una enfermedad sin nombre,
de dónde viene, yendo a toda velocidad,
corriendo, corriendo, corriendo,
dejando todo atrás excepto el miedo?

Inclinado en la carrera,
aliento agudo por las fosas nasales tensas,
ojos caídos en un rostro despiadado,
¿qué duende de malevolencia
corre por la noche helada
en vuelo sobrehumano?
¡Véalo correr, correr, correr,
superando las sombras que vuelan!
¡Escuche el corazón del demonio,
latir, latir, latir, latir en su pecho!
Corriendo, corriendo, corriendo
bajo el cielo helado,
veloz, tan espantosamente veloz,
sin detenerse nunca para descansar.

¿Qué sujeta con tanta fuerza
en sus delgadas y frías manos mientras acelera?
¿Algo suave, algo blanco,
algo humano, que sangra?
¿Es la cabeza rizada de un bebé
y las extremidades inocentes, roídas y rojas?
Más y más rápido se inclina,
se inclina y corre;
salpicados de sangre están sus horribles labios,
sonriendo con horrible regocijo.
Los lobos que lo siguen con pies apresurados,
oliendo ese hedor a duende,
se dispersan de inmediato, aterrorizados,
mientras se aleja hacia la orilla del mar helado.

¡Lejos! ¿Es hombre? ¿Es mujer,
aquello que se alimenta de carne?
¡Lejos! ¿Es una bestia? ¿Es humano?
¿O es realmente un demonio?
¡Demonio de entrañas humanas engendrado,
inspirado por el infierno, olvidado por Dios!
Ahora llega la hora de la medianoche:
la forma humana que ningún demonio puede asumir,
ni siquiera en esa hora mística.
Más abajo, más abajo, se dobla.
¡Ha llegado la medianoche, ha llegado y se ha ido!
¡En cuatro patas, véalo zambullirse y saltar!
¡Termina un grito humano con el aullido de un lobo!
¿Qué cosa gris y demacrada galopa sobre el mundo?


Runs the wind along the waste,
Run the clouds across the moon,
Ghastly shadows run in haste
From snowy dune to dune—
Blue shadows o’er the ghastly white
Spectral gleaming in the night.
But ghastlier, more spectral still,
What fearful thing speeds hither,
Running, running, running
Swifter than cloud or wind?
What omen of nameless ill,
Whence coming, speeding whither,
Running, running, running,
Leaves all save fear behind?
Leaning, leaning in the race,
Breath keen-drawn through nostrils tense,
Fell eyes in ruthless face,
What goblin of malevolence
Runs through the frozen night
In superhuman flight?
See it run, run, run,
Outstripping the shadows that fly!
Hear the fiend’s heart beat, beat,
Beat, beat, beat in its breast!
Running, running, running on
Under the frozen sky,
Fleet, so fearfully fleet,
Pausing never to rest.

Clutched—what is clutched so tight
In its lean, cold hands as it speeds?
Something soft, something white,
Something human, that bleeds?
Is it an infant’s curly head,
And innocent limbs, gnawed and red?
Fleeter and yet more fleet
It leans, leans and runs;
Dabbled with blood are its awful lips,
Grinning in horrible glee.
The wolves that follow with scurrying feet,
Sniffing that goblin scent, at once
Scatter in terror, while it slips
Away, to the shore of the frozen sea.

Away! is it man? is it woman,
On such dread meat to feed?
Away! is it beast? is it human?
Or is it a fiend indeed?
Fiend from human loins begotten,
Hell-inspired, God-forgotten!
Now the midnight hour draws on:
Human form no fiend may keep
Or ever that mystic hour is told.
Lower, lower, lower it bends.
Midnight is come—is come and gone!
Down on all fours see it plunge and leap!
A human yell in a wolf’s howl ends! …
What gaunt, gray thing gallops on o’er the world?


Julian Hawthorne
(1846-1934)

(Traducido al español por Sebastián Beringheli para El Espejo Gótico)




Poemas góticos. I Poemas de Julian Hawthorne.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de Julian Hawthorne: Hombre lobo (Were-Wolf), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Zenna Henderson.
Poema de Mark Francis.
Artículo.

Poema de E.A. Poe.
Relato de Allison V. Harding.
Artículo.