La energía negativa en mi casa se manifestó


La energía negativa en mi casa se manifestó.




Otro viernes de experiencias en el Consultorio Paranormal de El Espejo Gótico, en esta ocasión relacionadas con energías negativas y una manifestación muy inquietante (ver: Espíritus y «ambientes cargados»)

***

Esto es algo muy reciente. Creo que el primer fenómeno de energías negativas ocurrió hace un par de semanas (ver: Parásitos astrales y las «malas energías»)

Antes de empezar a contar mi experiencia con estas energías negativas quiero plantear una posible explicación racional, que no creo, pero que de algún modo necesito poner sobre la mesa antes de entrar en detalles.

¿Has estado en cuarentena? Yo sí, y siento que desde que estoy aislada estoy conociendo más mi casa, quiero decir, realmente conociéndola, a pesar de que vivo aquí con mi pareja desde hace años. Tal vez esté viendo sombras naturales que estaban allí anteriormente, en horarios en los que normalmente estaría trabajando, y que por eso nunca antes las había notado (ver: Las sombras del plano astral que habitan en tu casa)

En fin, suena bastante tonto, pero me parecía justo plantearlo antes de comenzar.

La primera vez que sucedió algo extraño, mi pareja y yo estábamos mirando una película en el sillón, a la tarde. Estaba bastante cansada, aunque definitivamente no estaba dormida, solo tenía los ojos cerrados cuando sentí que había alguien más en la habitación (ver: Sentir «presencias» cuando estás solo); quiero decir, sentí como si hubiera una tercera persona cerca, sentada en una silla junto al sillón.

Era una presencia densa, que irradiaba esta energía negativa, pesada, pero no hostil. No sé cómo explicarlo adecuadamente. No sentí que quisiera hacerme daño, pero al mismo tiempo era como si su esencia definitivamente fuese negativa (ver: Infección Astral: casas tomadas por los espíritus).

Abrí los ojos y no había nada, desde luego (ver: Experiencia aparicional: cuando sentimos que no estamos solos)

La segunda experiencia sucedió durante la noche. Mi pareja estaba en la cama y yo estaba sola en el sillón. Uno de mis gatos de repente se acerca corriendo, salta sobre el respaldo del sillón y mira con los ojos muy abiertos, casi desencajados, hacia el pequeño pasillo que da a la cocina. Estaba muy asustado (ver: ¿Los gatos pueden ver a los espíritus?)

Me tomó uno o dos segundos darme cuenta. Cuando por fin lo hago miro en la misma dirección que él y veo una sombra que sale de la cocina y camina por el pasillo. Calculo que mediría unos dos metros de alto (ver: Figuras humanas que caminan por tu casa de noche)

Luego verifiqué de dónde podría haber venido esa sombra. Necesariamente tuvo que haber sido proyectada por la luz del techo de la cocina, pero eso no explicaba su forma humana, delgada, y el hecho de que caminara, literalmente, a lo largo del pasillo (Gente Sombra: la verdad detrás del mito)

De algún modo logré controlar mis nervios diciéndome que probablemente se trataba de una ilusión óptica o algo así.

A la mañana siguiente, durante el desayuno, decidí decirle a mi pareja que algo extraño estaba pasando en el departamento. Le hablé del primer incidente, y me comentó que unos días atrás él también había experimentado algo extraño.

Se había levantado para ir al baño pasada la medianoche. Dijo que mientras estaba orinando escuchó a nuestro otro gato maullar como lo hace cuando reconoce que hay alguien al otro lado de la puerta de entrada, solo que ahora lo estaba haciendo en el pasillo. Se asomó por la puerta del baño y dijo haber visto una sombra proyectada en la pared del pasillo, pero supuso que era yo jugando con el gato, y volvió a la cama para encontrarme allí, dormida (ver: Mis gatos en modo «guardaespaldas paranormales»).

No tengo idea de lo que está pasando, pero en las últimas semanas los dos, mi pareja y yo, hemos estado viendo a esta sombra con forma humana en distintos lugares de la casa. A veces la vemos pasar rápidamente de una habitación a la otra, a veces formándose lentamente en un rincón. Cada vez que está a punto de suceder algo los gatos se ponen muy nerviosos (ver: Me siento observada en mi casa).

Estuve leyendo bastante sobre el tema, sobre todo en El Espejo Gótico, y decidí que no iba a dejarme intimidar por esta entidad. Así que traté de alegrar la casa. Puse música alegre, abrí las ventanas y dejé entrar un poco más de sol del habitual, miramos algunas películas de mierda con mi pareja, ya saben, esas películas tontas en las que no puedes evitar reír. En fin, traté de apagar la energía negativa que se estaba manifestando, pero el resultado fue peor.

Dejamos de ver sombras caminando por la casa, pero en cambio empezamos a sentir este peso sobre nosotros, esta presencia densa, pesada, que nos oprimía. La sensación no era constante, pero se prolongaba durante varios minutos al día (ver: Entidades astrales que se alimentan de pensamientos negativos)

De todos modos, no abandonamos. La energía negativa que estábamos sintiendo probablemente era efecto residual de la entidad sintiéndose incómoda ante nuestro ataque. De manera tal que seguimos descomprimiendo, forzando un cambio de humor en el departamento. Era absurdo pensar que esto podía lograrse en un par de días.

Pero, una noche, mi pareja y yo estábamos charlando en la cama, antes de dormir. Él me planteó algo que yo no había considerado. Los gatos estaban asustados, es cierto, pero no agresivos; digamos que se mostraban más bien curiosos que amenazados. Entonces, ¿por qué habíamos dado por sentado que ese espíritu o entidad era negativa? ¿No estaría simplemente reaccionando ante nuestro comportamiento agresivo?

Cuando veíamos estas sombras caminando por la casa tampoco habíamos tenido sentimientos negativos, sino cierta incomodidad, como cuando estás en una habitación pequeña con mucha gente. De algún modo, la presencia ocupaba mucho espacio, y lo que nosotros percibíamos como algo incómodo no era en realidad agresivo, sino simplemente la presencia estando allí (ver: Siento que hay alguien detrás mío).

Así que cambiamos el enfoque de nuestra estrategia.

Volvimos a nuestra rutina de cuarentena, sin tanta música alegre, sin tanto sol entrando por las ventanas. ¿Por qué nos sentíamos obligados a buscar una solución? ¿Por qué tratar de expulsar a algo que no había hecho ningún daño? Después de todo, ¿qué culpa tiene la entidad si su propia presencia de alguna forma ocupa el espacio, o absorbe de él parte de su energía, generándonos cierta sensación de incomodidad?

Desde que asumimos esta nueva postura las cosas se han calmado mucho, hasta cesar casi por completo, salvo por alguna que otra visita ocasional.

Creo que hicimos lo correcto.

Ahora tenemos una historia de fantasmas para contar en las reuniones, una historia inconclusa, probablemente, pero ninguno de los dos tiene ganas de darle un cierre con velas y sacerdotes pronunciando oraciones en latín. Preferimos dejar que piensen que estamos un poco locos, y convivir con nuestro extraño compañero.

***




Consultorio Paranormal. I Fenómenos paranormales.


Más Consultorio Paranormal:
El artículo: La energía negativa en mi casa se manifestó fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción, enviar consultas o compartir tu experiencia, escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Zenna Henderson.
Poema de Mark Francis.
Artículo.

Poema de E.A. Poe.
Relato de Allison V. Harding.
Artículo.