«El horroroso fantasma»: anónimo; poema y análisis


«El horroroso fantasma»: anónimo; poema y análisis.




El horroroso fantasma (The Dreadful Ghost) es un poema gótico del siglo XVIII, cuyo autor, probablemente irlandés, no se conoce. En cierta forma nos recuerda a las viejas baladas medievales, y más precisamente a los poemas de fantasmas cantados por los bardos de sangre celta.

El horroroso fantasma relata la historia de una muchacha que, tras ser vilmente abandonada por el hombre que ama, se quita la vida colgándose de un árbol. Esa decisión no es caprichosa. La muchacha toma la precaución de dejar una nota pidiendo que su cuerpo no sea enterrado. De esta forma, su espíritu podrá vengarse.

Por otro lado, el hombre que la ha abandonado se embarca creyendo que así podrá evitar al espíritu vengativo; pero ella lo sigue, incansablemente, hasta dar con él y de ese modo aliviar la pena de su corazón desbordado por la desilusión.




El horroroso fantasma.
The Dreadful Ghost, anónimo.

Es un marinero sobre quien escribo.
En los mares su placer supo flotar;
A dos doncellas consideró justo engañar,
Y de ellas dos hijos surgieron altivos.

Una de ellos, abatida por la vergüenza,
Hacia la agradable arboleda se dirigió
Y puso fin a todas las molestias,
Allí se cortó el hilo de la vida.

Ella se colgó de un árbol,
Donde dos cazadores la vieron,
Con un filo cortaron la soga,
Y sobre su pecho encontraron la nota.

Estaba escrita en letras largas:
No me enterréis, os lo ruego,
Sobre la tierra dejádme reposar.
Las doncellas deben verme al pasar.


Dejad que mi destino las advierta,
Que abandonen la locura eterna
.
Y mientras en la tierra su cuerpo descansó,
Hacia los amplios mares su alma huyó.

Una mañana, sobre el alto mástil,
Un pequeño bote alcanzó a vislumbrar,
Un pequeño bote lleno de hombres
Y el espectro de una mujer adelante.

A la cubierta, bajo la cubierta este hombre joven va,
A saludar al capitán con sus galas vespertinas,
Y dice: Capitán, capitán, perdone mis suspiros,
Pero veo acercarse una nave comandada por un espíritu.


Sombrío el capitán emerge a cubierta,
Y allí observa al terrible fantasma.
Ella dice: Capitán, capitán, responded sin vacilación
¿Este hombre navega con vuestra tripulación?


Fue en San Tallians que este hombre joven murió,
Y en San Tallians su cuerpo descansó.

Ella dice: Capitán, capitán, sin mentiras ni marcos,
Pues el infame navega en vuestro barco
.

Y si no lo traéis ante mí,
Una tormenta yacerá ante tí.
Y tú y tus galantes hombres habrán de lamentar,
Encontrando la tumba en el profundo mar
.

A la cubierta, bajo la cubierta el capitán va,
Trayendo al hombre joven de los pies.
Y cuando ella fijó su mirada sombría sobre él,
El joven tembló en cada extremidad.

Oh, no recuerdas cuando era doncella,
Tu eres la causa de la sangre en mi corazón,
Ahora soy espíritu y vengo por tu dolor;
Me has rechazado una vez, pero nunca más.


Hacia el bote ella lo llevó,
Hacia el bote ella lo forzó,
Y mientras lo hacía iluminó nuestras armas,
Pues el bote se sumergió en llamas.

Cuando se hundió Ella se elevó de nuevo
Y nos atormentó con su encantamiento:
Todos ustedes, marineros que matan por placer,
Jamás provoquen la ira de una joven mujer
.


Its of a sailor of whom I write.
Unto the seas he took great delight.
Two maidens fair he did beguile,
And those two maidens he had with child.

Oh, one of them for public shame
Unto some handsome grove she came,
And there at length for to end all strife,
She cut it there, the thread of life.

She hung herself down from a tree,
Where two men a-hunting, did her see.
They got a knife and cut her down;
And on her bosom a note was found.

And this was writ in letters large:
"Don't bury me, I do you charge.
But on the ground there let me lie,
That maids may see me as they pass by."

"Let them take warning by my fate,
And quit this folly before its too late."
And while on land she plagued him so,
To the seas at length he was forced to go.

One morning on the topmast high,
A little boat he chanced to spy.
A little boat with a large crew of men
And a female ghost who stood up then.

Down decks, down decks this young man goes,
To greet the captain in his morning clothes.
He says: "Captain, captain stand my defense,
For I see a spirit coming hence."

So up on deck this captain goes,
And there he spies this dreadful ghost.
She says: "Captain, captain, tell me true;
Does such a man sail among your crew?"

"It was in St. Tallians this young man died,
And in Saint Tallians his body lies."
She says: "Captain, captain don't tell me so,
For he's sailing down in your ship below."

"And if you don't bring him up to me,
A mighty storm you soon shall see.
Which will cause both you and your gallant men to weep,
And leave you slumbering in the deep."

Down decks, down decks this captain goes,
And brings this young man up to his foes.
And when she fixed her grim eyes on him,
It made him tremble in every limb.

Oh don't you remember when I was a maid,
You caused my poor trembling heart to bleed.
Now I'm a sprit and I come for thou;
You balked me once, but I've got you now.

Down in her boat she forc-ed him.
Down in her boat he was forced for to go.
And as he did, we all did admire,
For the boat went down in a flame of fire.

And as she sank, she rose again;
And, aye, she sang this mournful strain:
"You sailors all, who runeth behind,
Never prove false to young womankind."




Poemas del romanticismo. I Poemas de odio.


Más literatura gótica:
El análisis y resumen del poema anónimo: El horroroso fantasma (The Dreadful Ghost), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué buen poema! Una lástima que sea anónimo



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Lovecraft y «la emoción más antigua de la humanidad».
Taller gótico.
Poema de Lord Byron.

Relato de Mary Elizabeth Counselman.
Análisis del poema de Dylan Thomas.
Sobre ruidos paranormales intensos.