Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Samuel Coleridge.
Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.

Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.
Poema de Robert Browning.


17 grandes oraciones de apertura de la literatura


Toda selección es, en definitiva, un ejercicio de subjetividad. Y la literatura, al margen de algunas injusticias que puedan cometerse, por capricho o ignorancia, nos permite incurrir en el delictivo hábito de seleccionarlo todo, incluso las mejores primeras oraciones de las grandes novelas clásicas.

A continuación compartimos con ustedes las que a mi juicio son las oraciones de apertura más conocidas de la literatura; aunque no necesariamente las más prestigiosas y significativas.

El orden de la siguiente lista de mejores oraciones de apertura de la literatura simplemente tiene que ver con su fecha de publicación, no con el valor de la obra.



17 grandes oraciones de apertura de la literatura.


1813: Orgullo y prejuicio (Pride and Prejudice, Jane Austen)

"Es una verdad universalmente conocida que un hombre soltero poseedor de una gran fortuna necesita una esposa."
(It is a truth universally acknowledged, that a single man in possession of a good fortune, must be in want of a wife)


1847: Jane Eyre (Jane Eyre, Charlotte Brontë)

"No había posibilidad de dar un paseo ese día".
(There was no possibility of taking a walk that day)


1851: Moby Dick (Moby Dick, Herman Melville)

"Dime Ishmael."
(Call me Ishmael)


1859: Historia de dos ciudades (A Tale of Two Cities, Charles Dickens)

"Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada."
(It was the best of times, it was the worst of times, it was the age of wisdom, it was the age of foolishness, it was the epoch of belief, it was the epoch of incredulity, it was the season of Light, it was the season of Darkness, it was the spring of hope, it was the winter of despair, we had everything before us, we had nothing before us)


1871: Middlemarch (Middlemarch, Mary Ann Evans)

"La señorita Brooke poseía esa clase de belleza, que parece resaltar con la sencillez del vestido".
(Miss Brooke had that kind of beauty which seems to be thrown into relief by poor dress)


1878: Anna Karenina (Anna Karénina, León Tolstói)

"Todas las familias felices son iguales; pero cada familia desdichada es infeliz a su propia manera".


1880: El retrato de una dama (The Portrait of a Lady, Henry James)

"Bajo ciertas circunstancias hay unas pocas horas en la vida más agradables que las dedicadas a esa ceremonia conocida como el té de las cinco".
(Under certain circumstance there are few hours in life more agreeable than the hour dedicated to the ceremony known as afternoon tea)


1911: Peter Pan (Peter Pan, J.M. Barrie)

"Todos los niños crecen, excepto uno".
(All children, except one, grow up)


1915: La metamorfosis (Metamorphosis, Franz Kafka)

"Cuando Gregor Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto".


1925: El gran Gatsby (The Great Gatsby, F. Scott Fitzgerald)

"En mis años más jóvenes y vulnerables mi padre me dio un consejo que desde entonces no ha dejado de darme vueltas en la cabeza: cuando sientas deseos de criticar a alguien —fueron sus palabras— recuerda que no todo el mundo ha tenido las mismas oportunidades que tú."
(In my younger and more vulnerable years my father gave me some advice that I’ve been turning over in my mind ever since. Whenever you feel like criticising any one, he told me, just remember that all the people in this world haven’t had the advantages that you’ve had)


1937: El Hobbit (The Hobbit, J.R.R. Tolkien)

"En un agujero en el suelo vivía un hobbit".
('In a hole in the ground there lived a hobbit)


1938: Murphy (Murphy, Samuel Beckett)

"El sol brilló, sin otra alternativa, sobre lo nada nuevo".
(The sun shone, having no alternative, on the nothing new)


1946: El extranjero (L'Étranger, Albert Camus)

"Hoy murió madre. O tal vez ayer, no puedo estar seguro".
(Aujourd'hui, maman est morte. Ou peut-être hier, je ne sais pas)


1952: El viejo y el mar (The Old Man and the Sea, Ernest Hemingway)

"Era un viejo que pescaba solo en un bote en el Gulf Stream y hacía ochenta y cuatro días que no atrapaba un pez".
(He was an old man who fished alone in a skiff in the Gulf Stream and he had gone eighty-four days now without taking a fish)

1953: El mensajero (The Go-Between, L.P. Hartley)

"El pasado es un país extraño: allí hacen las cosas diferente".
(The past is a foreign country: they do things differently there)


1955: Lolita (Lolita, Vladimir Nabokov)

"Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-lita: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo.Li.Ta".
(Lolita, light of my life, fire of my loins. My sin, my soul. Lo-lee-ta: the tip of the tongue taking a trip of three steps down the palate to tap, at three, on the teeth. Lo. Lee. Ta)


1985: El amor en los tiempos del cólera (Gabriel García Márquez)
"Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados".




Autores con historia. I Antologías.


Más literatura gótica:
El artículo: 17 grandes oraciones de apertura de la literatura fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

2 comentarios:

Maika Duvnj'ack dijo...

Permitaseme aportar una frase de apertura que, si bien no es "un clasico", al menos es ampliamente reconocida entre los que somos adeptos a S. King: (The Dark Tower I, The Gunslinge, 1978)
"El hombre de negro huía a través del desierto, y el pistolero iba en pos de él.El desierto era inmenso, la apoteosis de todos los desiertos, y se extendía bajo el firmamento en
todas direcciones, como una eternidad. Blanco, cegador, reseco, desprovisto de cualquier rasgo
distintivo salvo por la tenue silueta brumosa de las montañas recortadas en el horizonte y por la hierba del diablo, que producía dulces sueños, pesadillas y muerte. Alguna que otra lápida señalaba el camino, pues el borroso sendero que serpenteaba sobre la gruesa corteza alcalina otrora había sido una carretera. Por allí habían pasado diligencias y bigas. Desde entonces, el mundo se había movido. El mundo se había vaciado".
Aparentemente, S, King baso su historia en el poema de Robert Brownin: Childe Roland to the Dark Tower Came.

Sebastián Beringheli dijo...

Todo parece indicar que así es, Maika, que Stephen King se apoyó en el Childe de Robert Browning, como tantos otros. ¡Excelente apertura!